Crisis financiera internacional

Santander podría aprovechar la crisis para adquirir activos, según los expertos

El Santander podría estar interesado en adquirir algunos de los activos de las entidades que se encuentran en una situación delicada a raíz de la crisis financiera, pero no comprará ninguna en su conjunto, a pesar de que recibe "muchas ofertas" para comprar bancos en crisis, según los expertos consultados.

El presidente de BBVA, Emilio Botín, en la junta de accionistas de la entidad.
El presidente de BBVA, Emilio Botín, en la junta de accionistas de la entidad.

Fuentes oficiales del banco que preside Emilio Botín consultadas no quisieron hacer ningún comentario sobre este tema.

En concreto, expertos de Inversis Banco indicaron que al Santander "le interesa crecer", y aseguraron que "indudablemente estará interesado por algunos de los activos" de las compañías en crisis.

El mercado especula con la posibilidad de que Santander compre activos de Fortis, uno de sus socios en la compra de ABN Amro. El banco belga-holandés anunció hoy que venderá activos enmarcados en la división de banca y en la de seguros por un importe que podría alcanzar los 10.000 millones. De esta forma, pretende hacer frente a las "circunstancias difíciles en el mercado", tras la caída de sus acciones ante los rumores surgidos sobre posibles problemas de liquidez.

SANTANDER 3,82 2,49%

Expertos de Norbolsa explicaron que Fortis tiene una red de banca comercial en Holanda que podría interesar al Santander, aunque subrayaron que "es un mercado que no conoce" y la política de la entidad es entrar en países donde ha realizado "sondeos previos"

Asimismo, se especula con que el Santander podría hacerse con alguno de los activos de Washington Mutual que no ha comprado JP Morgan, que son los activos y pasivos de otras compañías del grupo y las subsidiarias no bancarias.

No habrá compras

En cualquier caso, los experto de Inversis Banco subrayaron que al Santander no le interesa comprar otra entidad, "aunque tiene bastante liquidez" y es "uno de los pocos bancos que está bastante bien".

A su juicio, para acometer una inversión de estas características el banco "tendría que realizar una ampliación de capital", lo que podría repercutir en su fortaleza financiera y tiene que mantener su 'Tier I' por encima del 6%. Además, "no se sabe qué hay detrás de esos activos" y tendría que analizar "si son tóxicos".

Analistas de Norbolsa indicaron a Europa Press que "no es el mejor momento" para que Santander compre una nueva entidad, y tras considerar que sería "complicado que entre en otro país", recordaron que se encuentra inmerso en la integración de Alliance&Leicester y del Banco Real de Brasil.

¿Es el momento de crecer en EE UU?

Respecto a la posibilidad de que invierta en Estados Unidos, donde cuenta con una participación en Sovereign, los profesionales de Norbolsa consideran que "no es el momento de dar ese paso", a pesar de que es un mercado que ya conoce.

Por su parte, analistas de Renta 4 dijeron que, de todas las opciones posibles, Estados Unidos es el mercado que "más interesa" al Santander. A su juicio, el perfil que encajaría con el Santander es el de un banco comercial, con una red amplia, que le de más presencia en ese país y que "encaje con su modelo de negocio con sinergias de costes e ingresos".

"El banco es consciente de las dificultades que implica comprar algo" en un momento como el actual, explicaron los expertos de Inversis, que recordaron que el Santander se podría encontrar en la misma coyuntura que experimentó en el año 1993, cuando tuvo que comprar Banesto.

De hecho, afirmaron que, llegado el caso de que una entidad española tuviera dificultades, "Santander y BBVA son las únicas entidades que podrían lanzar una oferta", en caso de que así se lo pidieran el Banco de España e incluso el propio Gobierno.