_
_
_
_
Inflacción

El FMI sugiere a Trichet que tiene margen para bajar tipos

EL FMI cree que el BCE podrá bajar tipos en los próximos seis meses. El Fondo, que ayer presentó su informe de perspectivas para Europa, cuenta con que la inflación deje de ser un problema cuando se concrete la desaceleración que prevé.

El Fondo considera que aunque en la zona del euro la inflación actual 'se mantiene en un nivel inquietante', la previsión es que ésta se reduzca por debajo del 2% en 2009. En marzo la inflación se elevó al 3,6%, el nivel más alto desde la introducción de la moneda única pero el FMI cree que se rebajará en un escenario 'cada vez más negativo para la actividad económica'.

El informe de esta institución prevé que el ritmo de crecimiento en las economías avanzadas de Europa sea del 1,5% este año y el 1,4% en 2009 frente al 2,8% de 2007. En la zona euro se pasará de 2,6% del año pasado al 1,4% en 2008. El Fondo cuenta con que esta desaceleración permita al banco presidido por Jean Claude Trichet 'la adopción de una política monetaria algo más expansiva'. Hasta ahora, el BCE no ha seguido la estela de la Fed de EE UU que ha mantenido una agresiva política de rebajas de tipos desde agosto.

Michael Deppler, director para Europa del FMI, explicó ayer que no están diciendo al BCE 'que recorte ahora' (están en el 4%), pero en su opinión 'estos sobresaltos de la inflación son transitorios y una vez que se superen las subidas del precio de las materias primas y de la energía, y pasen las negociaciones salariales alemanas, el margen de maniobra aparecerá'.

En una entrevista que concedió a Bloomberg televisión, Deppler concretó que hay 'necesidad de bajar los tipos, no en 2009 sino en los próximos tres a seis meses'. Europa resistió bien la turbulencia financiera en un principio por los fundamentos de su economía, según el Fondo, pero la recesión que se espera en EE UU y los problemas en los mercados financieros van a pasar una factura que hará que el crecimiento esté por debajo del potencial.

El FMI admite que la inflación y el euro fuerte complican más un panorama en el que los riesgos han crecido y que son 'mayores en los países que afrontan una corrección de los precios de la vivienda'. No obstante, y a diferencia de EE UU, 'este factor es menos marcado en Europa por la limitada dependencia de los hogares de los préstamos respaldados por capital inmobiliario'.

La presión en el sistema financiero continúa

Dice el FMI que los sistemas europeos han resistido 'relativamente bien la turbulencia, a pesar de su profundidad y amplitud' y afirma que los protagonistas sistémicos se han mantenido sólidos.No obstante, avisa de que la presión sobre los sistemas financieros europeos 'no ha concluido'. La institución cree algunas instituciones aún deben reconocer pérdidas. 'Aunque algunos bancos europeos han anunciado fuertes pérdidas, la suma agregada, de momento, (80.000 millones de dólares), está lejos de los 123.000 que se estima. Es decir, que el Fondo espera que se afloren pérdidas por 43.000 millones de dólares más si la crisis en EE UU sigue lo previsto.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_