OCM

El Gobierno valora que la eliminación de viñedo se haya reducido a la mitad

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, considera que la propuesta de la Comisión Europea para reformar la organización común del mercado (OCM) del vino supone un "cambio significativo", aunque ha recalcado que la medida "no es obligatoria, sino voluntaria".

En declaraciones en el Congreso, Espinosa ha valorado así la propuesta legislativa de la Comisión Europea para reformar la organización común del mercado (OCM) del vino que contempla el arranque de 200.000 hectáreas de viñedo y la eliminación, desde la entrada en vigor del nuevo sistema, de las ayudas a la destilación.

Para la titular de Agricultura, es importante "saber de dónde partimos, ya que en un estudio inicial se hablaba de 400.000 hectáreas". En este sentido, ha recordado que el Gobierno "siempre" dijo sobre ese tema que "no podía ser el eje de la reforma y que podría causar problemas medioambientales muy fuertes".

Sin embargo, ha precisado que en esta nueva propuesta "ya se habla de 200.000 hectáreas", lo que considera "un cambio significativo", que "no es obligatorio, sino voluntario, y blinda las zonas que medioambientalmente pudieran ser afectadas y para que los estados miembros puedan ahí tomar sus decisiones". Por lo tanto, "la comisaria ha atendido las reivindicaciones que no podía ser el eje de la reforma", ha afirmado.

En cualquier caso, la ministra de Agricultura ha adelantado que el Gobierno seguirá trabajando "para ir mejorando la propuesta en otros ámbitos como mínimo hasta febrero de 2008, que es cuando tendrá el informe el Parlamento Europeo".