Renta variable

Algún fondo de Bolsa sí logra batir a los índices

Hay fondos de renta variable española para todos los gustos. Los hay que invierten en blue chips, los que prefieren pequeñas y medianas compañías, los que dejan la puerta abierta a adentrarse en otros países, los que tratan de seguir al Ibex 35, los que tienen como objetivo primordial las compañías con una alta rentabilidad por dividendo... Se diferencian además por muchas otras singularidades, como el tipo de gestión, la comisiones y los criterios de selección de valores.

Sin embargo, sí hay un atributo que casi todos comparten: la dificultad para superar al mercado. El profesor del IESE Pablo Fernández revela en la segunda parte de su análisis Rentabilidad de los Fondos de Inversión en España. 1991-2006 que la rentabilidad media de estos productos fue inferior en más de un 6% a la del Índice General de la Bolsa de Madrid incluyendo dividendos en los tres, cinco, 10 y 15 últimos años. Sólo 2 de los 99 clasificados en la categoría de renta variable española pura consiguieron batir, de media, a su referencia en los tres últimos ejercicios. Sus nombres son Bestinver Bolsa y Metavalor, dos fondos que han dejado patente su buen hacer, lo que les ha valido numerosos premios a sus gestores.

El primero de ellos, bajo la batuta de Francisco García Paramés y Álvaro Guzmán, fue capaz de comportarse incluso mejor que su principal rival -el Índice General de la Bolsa de Madrid sumando los dividendos- en los últimos 10 ejercicios. Toda una proeza que sólo él entre 43 ha podido llevar a cabo según el estudio del IESE. Ignacio Pedrosa, director comercial de Bestinver, la gestora del fondo, explica que se diferencian de otros gracias a su política de inversión, centrada en buscar oportunidades a largo plazo, sin la necesidad de estar pendiente de la pantalla cada segundo. Con todo, aunque de media se ha comportado un 1,9% mejor que el mercado cada ejercicio desde 1997, no siempre ha sacado matrícula de honor. En 1999, lo hizo un 30,7% peor y dos años antes se quedó atrás nada menos que un 40,1%.

El fondo, que en lo que va de año gana un 12,9% según Morningstar, ha conseguido atraer a un cuantioso número de clientes en los últimos tiempos gracias a sus buenos resultados, lo que le ha permitido convertirse en el mayor fondo de renta variable española según los datos de Inverco, que cifraba su patrimonio a finales de abril en 1.101,36 millones de euros. Además, ha modificado recientemente su ámbito de inversión y ahora incluye también a la Bolsa portuguesa.

Por su parte, el segundo en el ranking, Metavalor, con 253,14 millones de euros bajo gestión y cuya rentabilidad alcanza el 11% en 2007, tendrá que afrontar la marcha de Gonzalo Lardiés, su responsable hasta finales del pasado mes de abril, cuando fichó por la firma internacional Edmond de Rothschild.

El estudio del IESE incluye entre sus conclusiones que menos de un 5% de los fondos de inversión tiene una rentabilidad superior a su referencia, que las comisiones y los gastos tienen mucha influencia y que salir y entrar con frecuencia no mejora la rentabilidad.

El 61% logra la proeza en lo que va de año

¿Cómo es el panorama en lo que llevamos de 2007? La situación es más halagüeña que la mostrada por el estudio del IESE pues, según Morningstar, 81 fondos de los 133 clasificados como de renta variable nacional logran un rendimiento superior al 4,54%, lo que hubiera rentado el Ibex 35 incluyendo los dividendos en lo que va de ejercicio. Esto supone que el 60,9% consigue, de momento, batir al índice. Eso sí, en la clasificación se incluyen fondos que invierten también en Portugal, como el Fidelity Funds Iberia A, que suma un 16,1%, y otros especializados en pequeñas empresas, como el Barclays Small Caps, que suma un 14,1%.