Dalia Grybauskaité

'Por ahora es inviable crear un impuesto europeo'

'Europa tiene una oportunidad histórica para reformar su Presupuesto', asegura la responsable comunitaria de una negociación que aspira a acabar el año que viene con el cheque británico y reducir drásticamente la Política Agrícola Común.

Dalia Grybauskaité (1956) se ha ganado en Bruselas, y con razón, fama de no andarse con rodeos cuando se trata de exponer sus ideas o defender sus objetivos como comisaria europea de Presupuestos. Rodeada de pintura contemporánea de su país, la primera comisaria lituana en la historia de la UE comparte en su despacho con Cinco Días su ambicioso plan para reformar la financiación del club.

El Presupuesto para 2007-2013 se ha limitado al 1% anual de la renta nacional bruta de la UE. ¿Es suficiente?

Sí y no. Si los Estados negocian algunas prioridades y las financian, entonces perfecto. Pero pienso que en el siglo XXI no están atendidas prioridades como I+D, educación o medio ambiente. Estas políticas no tienen financiación suficiente.

'Por primera vez, los países apuestan por reformar el Presupuesto de la UE'

'Pasar de beneficiaria a donante es motivo de orgullo. España debe estar orgullosa'

Y el 40% del Presupuesto se dedica a agricultura.

Si el presupuesto va a seguir siendo limitado y no demasiado abundante, será muy importante revisar las prioridades. ¿Es suficiente tener sólo políticas que reflejan los objetivos de la Europa de las postguerra? Europa estaba entonces hambrienta. Pero, ¿es la política agrícola la más importante en el siglo XXI? No lo creo.

Hay países que para ahorrar quieren reducir el número de funcionarios comunitarios. ¿Son necesarias las 20.000 plazas actuales?

Me opongo a un recorte matemático sin más, sin un análisis de impacto y un debate previo. Gestionamos 110.000 millones de euros al año y a nivel nacional, para un Presupuesto de esa envergadura, suele haber muchos más funcionarios. Aún así, estoy dispuesta, y ya está en marcha, a revisar la distribución de funcionarios y, si hiciera falta, recolocar una parte. Y después de 2008, cuando acabemos la actual ampliación de personal, la CE ya no pedirá más puestos.

El próximo año debe comenzar la revisión del modelo presupuestario. ¿Qué espera de ese proceso?

Dependerá en gran medida del debate institucional y sobre el Tratado de la UE. Sería muy conveniente que esas cuestiones se resolvieran antes, pero ya se sabe que en Europa a menudo hace falta resolver todas las cosas a la vez, de manera que quizá nuestras propuestas coincidan con ese otro debate.

¿Qué tipo de propuestas hará?

Me gustaría que fueran muy políticas y ofrecieran a los Estados la posibilidad de elegir, empezando por las opciones más radicales como la de discutir la necesidad para Europa de sus políticas comunes. Segunda opción, cambios drásticos a las políticas actuales. Y por último, una propuesta de real politik con cambios menores.

Pero en un contexto de parálisis como el actual, la tentación puede ser reducir el Presupuesto a la mínima expresión.

No creo que se trate de una parálisis, sino de una ralentización o especie de fatiga por la ampliación. Ahora el desafío es lograr que la UE siga siendo eficiente, de modo que primero debemos decidir las prioridades y después será más fácil acordar los Presupuestos. El Presupuesto es un instrumento político y sería un error hablar sólo de dinero durante su revisión. Ahora tenemos una oportunidad histórica porque es la primera vez que los Estados apuestan por reformar el Presupuesto. Sería una lástima perder esta oportunidad.

¿Es partidaria de un impuesto europeo para financiar la UE?

Nuestro principal objetivo es tener un sistema de financiación sencillo y transparente, eliminando las excepciones. Para un impuesto genuinamente europeo haría falta un mercado único más integrado, lo cual aún no se ha conseguido. Por ahora es inviable crear un impuesto europeo. Por tanto, a corto plazo no será fácil conseguirlo. Pero tenemos el recurso de la renta nacional bruta, que es muy claro, transparente y fácil de gestionar. Se basa en la prosperidad de cada Estado, lo cual es fácil de medir.

Una de las grandes excepciones actuales es el cheque británico.

Toda excepción que ya no tenga una razón legítima distorsiona el sistema de recursos propios de la UE. En los años 80, cuando la renta del Reino Unido era inferior a la media comunitaria, el cheque estaba legitimado. Pero ahora hay una enorme diferencia entre la prosperidad del Reino Unido y su contribución al Presupuesto. El cheque ha expirado. Y tenemos que abolir cualquier excepción injustificada.

¿Espera que a partir de 2014 no haya cheque?

Digamos que todo el mundo entiende que esa discrepancia debe corregirse. Quizá sea una lenta desaparición o una introducción progresiva de otros recursos. No es fácil porque debe decidirse por unanimidad. Pero encontraremos la solución.

Y si le digo 'España será contribuyente neto a partir de 2014', ¿qué me contesta?

Es muy especulativo, pero diría que muchos países de la UE miran a España con envidia...

¿Por el sol?

No, no, no, no, no risas. España está a la cabeza en cuanto a aprovechamiento de la pertenencia a la Unión. Admiramos ese ejemplo porque ha sido capaz de identificar sus necesidades y utilizar mejor que nadie el apoyo de la UE para crecer muy rápido y convertirse en uno de los países más prósperos. Partir como beneficiario y desarrollarse hasta convertirse en donante es un motivo de orgullo. España debe estar orgullosa.

Pero la convergencia también se ha acelerado estadísticamente como consecuencia de la ampliación.

Lo sé. Pero se ha abordado durante este periodo presupuestario. España no ha perdido toda la ayuda de manera brusca.

'Debemos ser pragmáticos con Rusia'

En el currículum de Dalia Grybauskaité conviven Leningrado, la universidad donde se licenció en Económicas, con la Academia de Ciencias Políticas de Moscú y la universidad estadounidense de Georgetown. Su propio país, Lituania, ha pasado de independizarse de la URSS en 1991 a ser miembro de la UE en 2004.

'La principal diferencia es que en este bloque los miembros vienen voluntariamente mientras que en el anterior estábamos ocupados', señala la comisaria de Presupuestos.

Grybauskaité cree que la opinión pública de los países de Europa del Este sigue siendo muy favorable hacia la UE, aunque reconoce que tras el ingreso han llegado al poder algunos gobiernos con 'actitudes hostiles'. No menciona a Polonia, pero el perfil de los gemelos Kaczynski parece adivinarse tras sus palabras.

La misma sombra planea cuando se abordan las relaciones con Moscú, toda vez que Varsovia ha bloqueado las negociaciones de un nuevo acuerdo UE-Rusia. 'La relación con Rusia debe ser pragmática y la mayoría de los socios lo ven así, aunque haya tropiezos menores influidos por rencillas históricas o personales'. Grybauskaité recuerda que Rusia 'es el principal suministrador energético de Europa y, además, una buena relación ayudará a las dos partes a ser más democráticos y a entenderse mejor'.

Sobre un posible conflicto con el gran vecino afirma tajante: 'No le interesa a Europa ni a nadie'. Al otro lado del Atlántico valora la capacidad de EE UU 'para afrontar los desafíos de la globalización. Europa puede aprender de ellos a implicarse con más decisión en las reformas y a invertir más en el futuro'.