_
_
_
_
_
José Guardiola

'Cumplimos los objetivos y el personal es más feliz en su entorno laboral'

La compañía de telefonía Alcatel-Lucent puso en marcha en 2004 un programa de prueba de teletrabajo. Tres años después, unos 300 empleados trabajan el 40% del tiempo desde casa gracias a estamodalidad. José Guardiola, director de Recursos Humanos de la empresa, se muestra muy satisfecho con los resultados.

¿Cómo surgió el proyecto?

Partimos de la base de varios conceptos de la empresa. Primero, la flexibilidad total de los horarios. Luego, trabajos por objetivos. Y el tercer concepto es que muchos profesionales de esta compañía manifestaban su necesidad de mejorar la conciliación de su vida laboral con su vida familiar. Con estos tres ejes, nos animamos a entrar en el proyecto del teletrabajo y del concepto más genérico del trabajo en red.

¿Por dónde se empieza?

Primero hicimos un ejerció piloto. Partimos de un grupo multidisciplinar de 60 personas. Necesitábamos asegurar que el sistema funcionaba, que la calidad de la comunicación era la adecuada y ese tipo de aspectos técnicos. En ese sentido, partíamos con ventaja, porque tenemos un equipo muy desarrollado y conjuntado.

¿Y la formación?

El grupo de referencia fue sometido a un entrenamiento específico, no sólo dirigido a los participantes en el programa, sino también a sus supervisores y sus compañeros de trabajos para que gestionar el cambio que supone en metodología de organización el no tener a una persona en la oficina constantemente.

¿Y qué aprenden?

Aprenden a emplear el tiempo de manera más efectiva y de planear mucho más su tiempo. El teletrabajo supone cambiar muchos hábitos y eso hay que desarrollarlo. Por eso ofrecemos unos cursos muy completos y según las encuestas que hemos hecho son muy valorados.

¿Todas las personas pueden optar al teletrabajo?

Salvo en el caso de operarios que tengan que estar en un sitio concreto, hay un porcentaje muy alto de la población que puede entrar en el teletrabajo. Es un concepto absolutamente flexible que se puede alternar con otros. Al final, el trabajador podrá organizarse para distribuirse el tiempo. No veo nadie para quien pueda ser un impedimento.

¿También hace mucho uso de la videoconferencia?

Sí, supone un ahorro de tiempo y de costes, sobre todo en viajes. Pero lo más importante es el tiempo que ahorra una persona. Para una reunión de tres horas, puedes perder ocho horas en desplazamientos, entre el tiempo de espera en el aeropuerto, el viaje, etc... Desde punto de vista del balance entre la vida privada y el trabajo y de la conciliación eso es muy valioso.

¿Cómo valora ahora el proyecto?

Hemos hecho una serie de encuestas y los resultados han sidomagníficos. El 95% de los trabajadores considera que ha mejorado su calidad de vida y el 80% que ha tenido un efecto positivo en su entorno familiar. Y sobre todo, algo que preocupaba a mucha gente era el no estar presente y que el jefe se olvidara de alguna manera de él. Pues el 80% considera que no influye en el desarrollo de su carrera.

¿Se puede medir en términos de productividad?

El grupo de seguimiento ha intentado medirla en algunas áreas, pero es difícil. Lo realmente significativo es que tanto los supervisores, como los trabajadores indican en las encuestas que no han notado cambios en la cantidad de trabajo efectuado. Es decir que como mínimo, los resultados son iguales. Lo que sí sabemos es que tenemos objetivos en cada departamento y que se han cumplido.

Entonces, ¿el balance es positivo?

Los empleados indican que sonmás felices en su entorno familiar y en el laboral y al mismo tiempo los resultados se cumplen. La conclusión es que hemos descubierto algo fantástico.

Más información

Archivado En

_
_