Financiación

El reverso del auge del capital riesgo

S&P advierte que la gestión de las firmas de 'private equity' ha erosionado la calidad crediticia europea

Ya no queda casi nadie que pueda considerarse a salvo. La industria de capital riesgo ha conseguido levantar este año en Europa fondos por un valor de al menos 90.000 millones de euros, según cálculos de Standard & Poor's. La cifra supone el doble que en 2005 y, dada la amplia gama de instrumentos de financiación presentes en el mercado, multiplica las posibilidades de financiación hasta extremos inesperados. Sobre el papel ya está el rumor de compra de algún banco británico (Lloyds y Barclays son los candidatos) por un importe de 60.000 millones. Los expertos creen que ver adquisiciones por importes de 100.000 millones es sólo cuestión de tiempo. Todo este auge se financia con deuda y el resultado es un deterioro cada vez más serio de la calidad crediticia.

En los 11 primeros meses del año, un 40% de las rebajas de calificación aplicadas por la agencia S&P tienen que ver con actividades de fusiones y adquisiciones y otro 25% con políticas financieras agresivas, derivadas de estrategias empresariales para evitar ser compradas.

'Una parte importante de la actividad de las empresas de capital riesgo es incrementar al máximo el rendimiento para el accionista y eso perjudica la calidad de la deuda', explica Juan de la Mota director gerente de Standard & Poor's para España y Portugal. 'Hasta ahora, ha sido una práctica muy usual de las firmas de private equity incrementar rápidamente el pago de dividendos para recuperar rápidamente la inversión y terminan dejando las empresas debilitadas y endeudadas', añade De la Mota.

La efervescencia de la actividad corporativa, del que España es un buen ejemplo, está desembocando en una política financiera agresiva a través de aumento de dividendos, recompra de acciones y adquisiciones que buscan el blindaje de las empresas. S&P revela que entre junio de 2005 y junio de 2006, las compañías europeas no financieras han invertido 149.000 millones de euros en operaciones destinadas ha incrementar el valor para los accionistas.

Ha llegado un momento en que todas las empresas con un flujo de caja interesante saben que, o compran, o son compradas y algunas decisiones que están tomando están más orientadas a preservar el sillón de los directivos actuales, que ha generar verdadero valor', advierte Ignacio Casasús, de Abante Asesores.

El empuje del capital riesgo tiene un tercer efecto negativo: 'Las operaciones suelen desembocar en exclusiones de Bolsa. Los accionistas reciben una prima, pero es papel que sale del mercado', explica Jesús Muela, de GVC. Aunque este experto también incide en un matiz importante: 'Que una empresa esté más endeudada, no significa automáticamente que sea una peor empresa'.

Claves. Entender el sector

¿En qué consisten las llamadas operaciones LBO (Leveraged Buyout)?

Son operaciones de compra de empresas financiadas con un elevado volumen de deuda, a través de bonos o préstamos. Habitualmente, los activos de la empresa adquirida se ofrecen como garantía a la hora de obtener los préstamos o emitir los bonos para adquirir la empresa. La razón de ser de las LBO es afrontar grandes compras sin necesidad de comprometer una elevada suma de capital.

¿Cómo ha evolucionado la industria del capital riesgo en los últimos años?

La mejora de las condiciones de financiación y el incremento generalizado de la liquidez ha propiciado un verdadero auge del sector en los últimos dos años. Así, entre los años 2002 a 2004, los fondos captados por la industria europea de capital riesgo se mantuvieron estables en el entorno de 27.000 a 27.500 millones al año. Pero en 2005, el volumen captado ascendió a 71.800 millones. Y este año se ha vuelto a batir un nuevo récord, situándose en al menos 90.000 millones de euros. Este volumen se multiplica gracias a las posibilidades de emitir bonos, productos derivados y deuda titulizada, que son bonos respaldados por derechos de cobro.

¿Cuál es la última operación de gran entidad realizada por una empresa de private equity?

El grupo Blackstone protagonizó en noviembre la mayor operación inmobiliaria de la historia, al adquirir por 28.000 millones la empresa Equity Office Properties.

Hacia un deterioro mayor de los 'ratings'

'Lo mejor ha pasado'. El responsable de Standard & Poor's para España y Portugal, Juan de la Mota, resumía así las expectativas de la compañía sobre la calidad crediticia del sector corporativo europeo. S&P prevé un incremento de las suspensiones de pagos y advierte que las rebajas de ratings superarán a las mejoras de calidad crediticia, en un entorno marcado por la desaceleración económica.

Moody's también pronostica una caída de la calidad crediticia en Europa en el año 2007, si bien recuerda que 'las empresas continúan ofreciendo un crecimiento sólido y una elevada liquidez', que proporciona soporte al mercado. Pero Moody's avisa de tres amenazas potenciales: 'El incremento de los tipos de interés, el elevado precio de determinados activos y la posibilidad de una desaceleración económica más pronunciada de lo esperado'.