Banco Central

Trichet afirma que el BCE seguirá dando "estabilidad" a Europa pese a las dudas sobre la Constitución

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha asegurado esta tarde en Estrasburgo que la institución que lidera continuará dando un marco de "estabilidad y confianza" a Europa, pese a la incertidumbre generada respecto al futuro de la Constitución Europea tras el rechazo al texto de Francia y Países Bajos.

"El proyecto de Constitución no implica ningún cambio en el funcionamiento del BCE ni en la moneda única, que se guía por unas bases muy sólidas otorgadas por el Tratado de Maastrich", ha recordado Trichet ante el pleno del Parlamento Europeo, donde presentó esta tarde el informe anual del BCE.

"Europa puede contar con el BCE y el eurosistema para poder seguir, en cualquier circunstancia, contando con una situación de estabilidad y preservar la confianza", remachó. En la misma línea se pronunció el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, que hizo una encendida defensa de la moneda única frente a los ataques de los que ha sido objeto recientemente.

Almunia puso el acento en que el euro ha reportado estabilidad frente a las turbulencias económicas, estabilidad de precios, bajos tipos de interés y protección frente a determinados riesgos que, según Almunia, no se pueden dar por superados. "Son riesgos que pueden aparecer de nuevo si no preservamos la confianza en la moneda", alertó el responsable económico del Ejecutivo comunitario.

Asimismo, quiso dejar claro que el bajo crecimiento de las economías europeas no es achacable a la moneda única, sino a la falta de reformas estructurales y de dinamismo en una economía globalizada, tesis compartida por el presidente del BCE y reflejada en el informe parlamentario debatido esta tarde en Estrasburgo. "Para acertar en proponer a nuestros ciudadanos políticas adecuadas no podemos acudir a la nostalgia del pasado ni equivocarnos de adversario", prosiguió Almunia.