Turismo

Los expertos no prevén secuelas a largo plazo en el sector tras el 11-M

Los últimos sucesos ocurridos en Madrid y la amenaza de Al Qaeda de nuevos atentados terroristas han encendido la alarma en el sector turístico español, cuyos valores bursátiles han sido de los más castigados últimamente. Sin embargo, los expertos creen que este efecto negativo no va a ser duradero. Así Iberia y Amadeus no estarían afectadas porque las previsiones apuntan a un aumento del tráfico aéreo, según Invertia. Luis Vadillo, analista de Renta 4 dice que 'pasados lo primeros días después de los atentados, 'la normalidad ha vuelto al mismo ritmo de reservas y cancelaciones en los hoteles españoles que antes'.

Además, el tráfico aéreo tampoco refleja retrocesos tras los atentados. British Airways aumentó un 12% la actividad en marzo, mientras que el resto de aerolíneas no experimentaron caídas de tráfico. 'Iberia, no está muy perjudicada porque cubre otros destinos fuera de España', apunta Vadillo.

Aldeasa corre peor suerte. Antonio Castell de Ibersecurities asegura que su mal comportamiento en Bolsa tiene poco que ver con los atentados terroristas. Dice que 'la decisión de Iberia de recurrir la adjudicación de la nueva terminal de Barajas, es de alguna forma, un retraso que no sienta bien a la cotización'.

Pero los más perjudicados por la amenaza terrorista podrían ser los hoteles, dicen los expertos. Aunque la patronal nacional no ha hecho valoración al respecto, algunas agrupaciones como el Patronato de Turismo de la Costa del Sol teme que la ocupación sea menor este verano, y ha detectado 'cierta paralización de las reservas'.

Retirada de destinos

La patronal hotelera Cehat considera que la pérdida de interés que han manifestado algunos touroperadores británicos por determinados destinos españoles 'obedece a una situación coyuntural, como consecuencia del fortalecimiento del euro frente a la libra esterlina'.

Su presidente, José Guillermo Díaz Montañés, respondía así a la decisión de algunos touroperadores británicos que han descartado ofrecer destinos de la Costa Brava, Ibiza o Benidorm en sus paquetes vacacionales para el verano de 2005, informa Efe. Los turistas británicos tiene opciones más baratas de viajar a zonas fuera del área euro, como Turquía, Croacia.