Inflación

La inflación vuelve al 3% por hoteles y los alimentos

El optimismo general desatado por el supuesto control de la inflación en los tres últimos meses se ha esfumado en agosto. El índice de precios subió cinco décimas (aumento no registrado desde abril en un solo mes) y el indicador acumula ya un avance de 1,1 puntos en los ocho primeros meses del año, según los datos proporcionados ayer por Estadística. La subida es mayoritariamente imputable a los precios de los productos más volátiles y, de hecho, la tasa subyacente (la que excluye los elementos coyunturales y volátiles) subió sólo un 0,2%, y la variación en 12 meses es del 2,8%, inferior incluso al mes anterior.

Las subidas más fuertes de los precios en agosto se concentraron en la alimentación no elaborada (1,9%), impulsada especialmente por la carne de pollo (un 7,7% más caro que en julio), la de porcino (un 3,3% más cara que en el mes anterior), la de cordero (un 3,3% más cara) y otras carnes (con un alza del 7,2%). Las frutas y hortalizas frescas también subieron un 1,1%. Entre todos los productos alimenticios que registraron subidas relativamente fuertes (incluido el pan, con un 0,6%) aportaron casi dos décimas de las cinco de alza en agosto (0,182 puntos).

Detrás de estas subidas abultadas puede haber estado el intenso calor que ha podido dañar la producción tanto de productos agrícolas como cárnicos, especialmente la producción avícola, muy sensible a las altas temperaturas. En definitiva, en los últimos 12 meses, los precios de los alimentos frescos han avanzado un 6,5%, valor desconocido desde el mes de enero. Aportación similar a la de la alimentación fresca ha tenido la subida de los servicios relacionados con las vacaciones. Los hoteles y otros alojamientos han subido un 11,9% (la mayor subida en un solo mes en casi año y medio); los viajes organizados, un 9,1% y los precios de los restaurantes, un 0,2%. En total, su aportación a la subida mensual es de 0,22 puntos (dos décimas), si bien es cierto que la tasa anual de la rúbrica de hoteles y cafés y restaurantes es del 4,4%, inferior a la de hace un año.

El tercer grupo de productos con subida importante en agosto fueron los carburantes, con incrementos situados entre el 2% y el 4%, según los tipos, y con una aportación al índice en el mes de agosto de algo más de una décima (0,127 puntos). Con este repunte, los precios de los carburantes y combustibles registran una tasa de inflación anual (en 12 meses) del 0,9%, después de tres meses en deflación.

IPC estructural

La tasa subyacente, que descuenta el comportamiento de los alimentos frescos, la energía y los impuestos, ha aumentado en 12 meses un 2,8%, una décima menos que en julio, y es el único referente positivo del IPC publicado ayer. De hecho, es el mejor nivel del indicador desde octubre de 2000 (hace 34 meses).

Sin embargo, los precios de los servicios, núcleo fundamental de la tasa subyacente, sigue en unos valores muy superiores al 3% (3,7%), y sólo los bienes industriales, aquellos que no encuentran barreras comerciales y donde la competencia internacional es plena, registran tasas inferiores al 2% y cercanas a cero si se trata de los que son de uso duradero.

En agosto sólo hay que destacar entre los descensos el del vestido y el calzado, con una aportación mínima.

Murcia, La Rioja, Cataluña y Navarra, por encima del 3%

Los precios en el mes de agosto subieron en todas las comunidades autónomas, salvo en Baleares y Cantabria, que se mantuvieron estables, y los mayores incrementos se registraron en Aragón, Cataluña y La Rioja, donde subieron un 0,6%. Además de los incrementos de Aragón, Cataluña y La Rioja, el IPC sube lo mismo que la media nacional (0,5%) en Andalucía, Asturias, ambas Castillas, Extremadura, Madrid, Murcia, País Vasco y la ciudad autónoma de Ceuta.

Subieron por debajo de la media en la Comunidad Valenciana (0,4%), Galicia y Navarra (0,3% en ambas), Canarias (0,1%) y en la ciudad autónoma de Melilla.

En tasa anual están por encima de la media Cataluña, Rioja, Murcia y Navarra.

Economía está preocupada y espera un 2,5% a fin de año

El secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, calculó que el índice de precios de consumo (IPC) se situará en torno al 2,5% a finales de año. La previsión oficial sigue siendo, sin embargo, del 2%.

El secretario de Estado de Economía admitió que el dato 'deja un sabor agridulce' por la aceleración de la tasa general. En su opinión, la tendencia de desaceleración de la inflación subyacente, unida al abaratamiento de la energía, la apreciación del euro y la comparación con las subidas de precios de septiembre y octubre del 2002, permitirá que el IPC tome una 'senda de desaceleración', para situarse más próximo al 2,5% 'a finales de otoño, principios de invierno'. Lamentó la quiebra de la tendencia bajista de los hoteles.

El diferencial con la zona euro vuelve a un punto

El índice de precios de consumo armonizado, que sirve de referencia para comparar la inflación con la Unión Europea, registró una subida de cinco décimas en agosto, y la tasa generada en los últimos 12 meses se eleva al 3,1%, frente al 2,9% en julio. Con este repunte de la tasa, y como consecuencia del repunte paralelo de la inflación en la unión monetaria (desde el 1,9% al 2,1%, según los datos provisionales de Eurostat), el diferencial de precios con la zona euro se mantiene en un punto. En el índice subyacente sólo la rúbrica de comunicaciones está en deflación, con un descenso anual del 2,6%.

La inflación en Francia repuntó un 0,2% en agosto y un 1,9% en 12 meses, informó el Instituto de Estadística francés.

El pollo sube un 18% desde enero

La ola de calor de los últimos meses ha condicionado sustancialmente la producción de las granjas avícolas, hasta el punto de que los precios han experimentado una subida del 18% en los ocho meses transcurridos de este año. En los últimos 12 meses han crecido un 15,7%.

La fruta fresca se ha encarecido también un 12,7% en el último año. Otras subidas importantes son las prendas de vestir de niño (4,9%), la reparación de calzado (5,4%) y el pan (5,8%). Los artículos ligados a la educación infantil y primaria también han registrado un alza importante (el 5%).

No hay descensos de precios significativos. Tan sólo las comunicaciones (-2,6%), debido a la rebaja de las tarifas telefónicas.