Cumbre de Cancún

La OMC se amplía a 148 miembros, con la entrada de Camboya y Nepal

Con la adhesión de Camboya y Nepal, pendiente de ratificación por los Parlamentos de los dos países asiáticos, la OMC pasa a tener 148 miembros.

El ministro de Comercio de Camboya, Prasidh Cham, expresó su "reconocimiento y gratitud a los miembros de la OMC por su apoyo y aceptación". Su homólogo nepalí, Hari Bahadur Basnet, manifestó su convencimiento de que el acceso de su país a la OMC impulsará su capacidad comercial "y mejorará el nivel de vida de la población".

Grupo de contacto

A la segunda jornada de la cumbre que celebra la OMC en Cancún desde el pasado miércoles llegó el tema espinoso: la negociación agrícola. El primer encuentro del G-21, el grupo de 21 países en vías de desarrollo [desde anoche G-22, con la entrada de Turquía], con EEUU y la UE sobre las subvenciones agrarias acordó crear un grupo de contacto con los países africanos para incorporar algunas de sus demandas a su propuesta sobre Agricultura.

El nuevo G-22, contrario a las subvenciones agrarias concedidas por los países ricos a su agricultores, siente que se ha convertido en un "actor importante", según declaró el ministro de Agricultura Roberto Rodrigues, a la salida de la reunión de trabajo. Brasil, uno de las principales voces, junto con China, India y Sudáfrica, pide la eliminación rápida y total de las subvenciones a las exportaciones agrarias. Exigen un recorte de las ayudas que los países más desarrollados conceden a sus agricultores, de hasta 300.000 millones de dólares al año.

Una reducción mucho más drástica que la que proponen la UE y EEUU: eliminar sólo las subvenciones de algunos productos de interés particular para los países en vías de desarrollo. Y, desde esos mínimos, nace el diálogo, que aún no ha alcanzado ningún otro avance en concreto.

Política de EEUU

Por otro parte, según una entrevista concedida a EFE por el comisario europeo de Agricultura, Franz Fischler, insta a EEUU a "reformar sus políticas distorsionantes en comercio, tal y como ha hecho la UE con la reforma de su Política Agraria Común".

Fischler ha rechazado de forma manifiesta que la UE se haya plegado a las políticas comerciales estadounidenses, por el hecho de haber presentado una propuesta conjunta en el seno de la OMC.

El comisario de Agricultura, que encabeza la delegación comunitaria junto a su homólogo de Comercio, Pascal Lamy, también se ha referido al malestar que suponen en los países africanos las ayudas al algodón. Fischler rechaza que sean "culpables" de la pobreza en que viven los habitantes de enin, Burkina Faso, Chad y Mali, tal y como indican algunas ONG.