Corea del Sur

El hijo del fundador de Hyundai se suicida en medio de una investigación por corrupción

Chung estaba siendo investigado por su papel en un escándalo en el que, según la fiscalía, Corea del Sur pudo haber transferido ilegalmente cientos de millones de dólares a la comunista Corea del Norte antes de que ambos países celebraran una reunión cumbre en el 2000. Sin embargo, Chung no había sido detenido. Esta mañana, "su cuerpo fue encontrado en la planta baja del edificio de Hyundai", dijo un responsable de la oficina de la policía metropolitana en Seúl a la agencia Reuters, después de lanzarse desde el duodécimo piso de las oficinas centrales de la compañía en la capital surcoreana.

La investigación de la que el fallecido forma parte se centra en una transferencia de 500 millones de dólares a Pyongyang, capital norcoreana, para favorecer la celebración de la cumbre. Hyundai dijo que el dinero estaba destinado a pagos para los derechos de monopolio en el sector turístico y otros proyectos en el país comunista. Pero la investigación encontró que la transferencia incluía 100 millones en pagos directamente relacionados con la celebración de la cumbre, aunque no se llegó a describirlos como soborno.

Proyectos en Corea del Norte

Chung Mong-hun, que había testificado sobre estos pagos hace pocos días, era el cuarto hijo del desaparecido Chung Ju-yung, fundador de lo que en su día fue el mayor conglomerado comercial de Corea del Sur. Chung era el presidente de Hyundai Asan, empresa que no cotiza en la bolsa pero encabezaba los proyectos comerciales surcoreanos en Corea del Norte.

Medios de comunicación estatales y privados dijeron que Chung había dejado un testamento de cuatro páginas para su esposa y Hyundai Asan, además de algunas notas haciendo referencia al suicido, y pidiendo que los proyectos y la colaboración con Corea del Norte no se detuvieran. Sin embargo, Chung no parece haber dejado ningún documento aclarando el porqué de su muerte.

En la sesión bursátil, todas las filiales de Hyundai se depreciaban en los mercados asiáticos. Los expertos señalan que la muerte de Chung puede tener importantes incidencias no sólo en la economía surcoreana, también en la política, que puede afectar a las relaciones entre las dos Coreas, en las que Hyundai es un actor fundamental, con un monopolio virtual en sus intercambios económicos. El presidente Roh Moo-Hyun expresó sus condolencias por la muerte y aseguró que ésta no afectará a la cooperación económica entre ambos países.

Los proyectos de Chung en Corea del Norte, incluidas visitas al centro de descanso Mt Kumgang, eran parte de la antigua "política del sol" del ex presidente de Corea del Sur, Kim Dae-jung, para la reconciliación con su vecino comunista. Kim ganó el premio Nobel de la Paz por su notable reunión con Pyongyang en junio del 2000. Sin embargo, sus proyectos comerciales y otras iniciativas con Corea del Norte se han visto obstaculizados especialmente desde el surgimiento de la crisis en octubre por el programa nuclear norcoreano.