Cajas

La Caixa aboga en un estudio por introducir el copago en sanidad

El sector público debe adoptar sistemas de gestión más eficientes que permitan mantener e incrementar la calidad de los servicios prestados. æpermil;sta es la tesis que sostiene el estudio Los nuevos instrumentos de la gestión pública, que sugiere siete instrumentos alternativos de gestión de los recursos de las Administraciones.

El primero de ellos es la introducción del copago, un sistema que repercute al usuario una parte o la totalidad del coste del servicio que se le presta. Al contrario de lo que se aconseja, López Casasnovas, catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, explicó que España es el único país donde la tasa del copago en sanidad está bajando. El director del estudio citó, como ejemplo de eficacia del sistema que propone, a la mutua de funcionarios Muface. Sus pensionistas pagan un 30% de los medicamentos y el consumo anual de éstos es un 30% inferior al que presentan los pensionistas de la Seguridad Social.

López Casasnovas justificó la introducción del gasto compartido, 'al menos en los medicamentos', por 'la idea errónea' de que los mayores de 65 años reciben pocos recursos de las Administraciones. A su juicio, ocurre todo lo contrario. 'En este momento no se corresponden la atención que se le presta a la tercera edad con su nivel de pobreza'. Según sus datos, la población de la tercera edad supone el 21% del total de habitantes, mientras que su representatividad en las bolsas de pobreza es bastante inferior, concretamente del 14%. Consecuentemente, 'no hay que potenciar las ayudas a este segmento, sino prestar más atención a las familias monoparentales, que no tienen acceso ni al mercado de trabajo ni al inmobiliario'. López Casasnovas reconoció que los mayores de 65 tienen pocas rentas, 'pero tienen más patrimonio y un nivel de gasto menor que el resto de la población'.

A pesar de estas consideraciones, el estudio refleja que en los próximos años el envejecimiento de la población supondrá un aumento del sector público de ocho puntos porcentuales. En la actualidad, el gasto de las Administraciones representa casi la mitad del PIB de las economías desarrolladas.

Según el estudio, en el que han participado los profesores Jaume Puig-Junoy, Juan José Ganuza e Iván Planas Miret, España y Dinamarca son los dos únicos países de Europa Occidental en los que sólo existe el copago en el abono de los medicamentos. En el resto de los países los usuarios deben pagar también en algunos casos durante el primer contacto con el sistema (visita al médico de cabecera) y durante las derivaciones posteriores (visitas a los especialistas).

Otra modalidad alternativa que propone el estudio es la utilización de vales para el consumo privado, como una experiencia del Ayuntamiento de Valencia que proporciona cheques para pagar guarderías. El informe cita también como herramienta de gestión los contratos programa, la contratación externa, los concursos, la creación de mercados de derechos (para recursos como los bancos de pesca y medio ambiente) y la creación de mercados internos donde las empresas públicas puedan competir entre sí. Según un estudio de la UE, España ocupa una posición media-baja en el ranking de eficiencia del sector público.