Ventas

Telefónica facilita su salida de Antena 3 al eliminar el derecho de tanteo de los socios

Antena 3 fue ayer sin duda la gran protagonista de la rueda de prensa del presidente de Telefónica, César Alierta, y del consejero delegado, Fernando Abril-Martorell, previa a la junta general de accionistas que se celebra hoy en Madrid. El futuro de la televisión privada, sin embargo, sigue en suspenso, aunque se han comenzado a dar pasos concretos para la salida a Bolsa.

El consejo de administración de la cadena audiovisual aprobó ayer la convocatoria de la junta llamada a hacer posible la cotización. La reunión de los accionistas de Antena 3 se realizará, previsiblemente, a finales de este mes y en ella se cambiarán los estatutos de la cadena. El objetivo principal es eliminar el derecho de tanteo que tienen los actuales socios -Telefónica, SCH y RTL- sobre las participaciones de los demás. Eso también dejará mayor margen de maniobra a la hora de buscar un socio de referencia.

Alierta reconoció que ha diseñado una operación que le permite cumplir con las exigencias del Gobierno tanto si encuentra un socio institucional que compre una participación significativa como si no lo hace. Y candidatos no faltan. Aunque eludió nombrarlos, el presidente de Telefónica confirmó que ha recibido varias 'manifestaciones de interés', pero que 'están por concretarse'.

TELEFÓNICA 3,80 -0,47%

A la espera de que se concreten o de que se mejoren, la operadora está dispuesta a hacer una oferta pública de venta (OPV) por el 30% del capital, seguida por el reparto del otro 30% que posee como dividendo en especie entre sus accionistas. 'Hoy la situación está así', recalcó Alierta, pero 'dependiendo de lo que veamos haremos una cosa u otra', añadió. Puesto que el reparto del dividendo está fuera de discusión, es la OPV la que puede reducirse si Telefónica llega a un acuerdo con un socio institucional.

Las obligaciones legales -Telefónica tiene que abandonar Antena 3 antes del fin de noviembre por la presencia que tendrá en Sogecable- ponen plazo en cualquier caso a la toma de decisión. La OPV, sea del tamaño que sea, será entre octubre y noviembre, según confirmaron ayer directivos de Telefónica.

Las mismas fuentes manifestaron su deseo de que los actuales accionistas de Antena 3 -SCH y RTL- se sumen a la OPV. En primer lugar, para aumentar su tamaño en caso de que parte se venda a un socio institucional y, en segundo, para compartir los costes.

Alierta negó en todo momento que ellos hayan tenido la iniciativa en la búsqueda de socio -'el interés ha venido de fuera'- y que se hayan entablado conversaciones con alguno de los ofertantes -Planeta, Correo y Recoletos-, pese a que la compañía lleva varios meses en conversaciones con Planeta.

Todas las líneas de actividad serán rentables en 2005

El crecimiento rentable será la estrategia principal que aplicará Telefónica a su evolución entre 2003 y 2006. Para ello, una de las prioridades es sacar de pérdidas a los negocios deficitarios, una meta que Alierta se comprometió ayer a cumplir en 2005.

Terra Lycos, una de las principales tanto por volumen de negocio como por pérdidas, ya ha anunciado que conseguirá beneficio neto en 2005. Además de la filial de Internet, por tanto, la tarea de los gestores se centrará en Telefónica Data, Atento, Emergia y lo que quede de Media. Todas cerraron 2002 con números rojos.

Todo ello tiene como objetivo mantener y elevar la retribución a los accionistas. Las fórmulas de remuneración -dividendo en efectivo, amortización de acciones propias...- se decidirán cada año, pero el fin es elevar la cuantía general. En estos momentos, aumentar el dividendo es 'prioritario' en Telefónica, más que las compras. La política de crecimiento de la operadora será orgánica y las adquisiciones que haya serán selectivas.

Con este escenario, Telefónica se considera capaz de aumentar los ingresos un 50% hasta 2006, lo que implica una tasa del 10,7% anual. Esta cifra, sin embargo, no se conseguirá este año, cuando las previsiones fijan un alza de los ingresos entre el 5% y el 8%, así que el crecimiento de los siguientes ejercicios tendrá que compensarlo.

El aumento de la facturación se logrará intentando conservar los márgenes, sobre todo el del Ebitda, según explicó Alierta, que se mantendrá por encima del 40%. Con estas premisas, Telefónica confía en generar 20.000 millones de flujo de caja libre entre este año y 2006.

Las previsiones son menos optimistas en lo que a clientes se refiere. En la junta del año pasado, Alierta aseguró que contarían con 100 millones de usuarios en 2004. Ayer, este logro se pospuso a 2006, ejercicio en el que también esperan contar con cinco millones de clientes de ADSL.

Vía Digital amplía capital 1.052 millones

La junta de accionistas de Vía Digital aprobó ayer la realización de una ampliación de capital de hasta 1.052 millones de euros. Según la comunicación remitida ayer por Telefónica a la CNMV, esta operación busca dotar a Vía Digital 'de los fondos necesarios para hacer frente a su programa de reducción de deuda con accionistas y entidades financieras'.

La ampliación, adelantada por Cinco Días, se realizará mediante aportaciones dinerarias, a la par, y con un plazo de suscripción preferente de un mes y un posterior plazo de suscripción abierto a otros accionistas o terceros de 3 días hábiles. La operación permitirá a Vía Digital devolver a Telefónica la mayor parte de los créditos que la operadora había comprometido.

La ampliación permitirá que Vía Digital mantenga cuando se realice el canje de sus acciones por las de Sogecable, una deuda no superior a 425 millones.