_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La próxima subasta estrella de Sotheby’s: un bono respaldado por Picasso

La casa de subastas venderá una cartera de préstamos personales garantizados por obras de arte

El subastador Tobias Neyer acepta una de las ofertas por 'Dora Maar con gato', de Pablo Picasso, en una subasta de Sotheby's de 2019.
El subastador Tobias Neyer acepta una de las ofertas por 'Dora Maar con gato', de Pablo Picasso, en una subasta de Sotheby's de 2019.EFE

El Saturno de Francisco Goya devoró a su hijo; Damien Hirst cortó un tiburón en pedazos. A los mercados financieros también les gusta cortar y trocear. Ahora, la casa de subastas Sotheby’s, propiedad del multimillonario francés Patrick Drahi (de la teleco Altice), lleva la creatividad inversora al mundo del arte mediante la parcelación y venta de préstamos garantizados por Picassos y Manets. La vanguardista titulización de 500 millones de dólares podría impulsar los créditos respaldados por obras de arte. Pero hay buenas razones por las que los cuadros se han resistido hasta ahora a tal alquimia.

El día 8, Sotheby’s presentó ante la Comisión de Mercados y Valores de EE UU, la SEC, una solicitud para crear el vehículo de inversión Sotheby’s ArtFi Funding. La casa de subastas utilizará este instrumento para comercializar una cartera titulizada de préstamos personales concedidos por Sotheby’s Financial Services a sus clientes, garantizados por el valor de sus colecciones de obras de arte. Deloitte pronosticó en noviembre que el mercado de créditos garantizados por estos artículos alcanzaría los 34.000 millones de dólares a finales de 2023, al tiempo que preveía un crecimiento del 8% en 2024.

Los ricos gastan mucho en arte: ignorando la pandemia, las ventas anuales han promediado 65.000 millones de dólares desde 2014, según UBS. El índice Mei Moses de Sotheby’s, que rastrea los precios de las ventas repetidas, creció a un ritmo del 8,5% entre 1950 y 2021. Pero coleccionar puede ser un lastre financiero. Según Deloitte, el valor de las obras de arte y objetos de colección de propiedad privada supera los 2 billones de dólares, lo que significa que hay mucho capital colgado en las paredes.

Los coleccionistas pueden desbloquear parte de ese capital utilizando sus cuadros de Rothko como garantía para un préstamo. Las ramas de gestión de patrimonios de los grandes bancos ofrecen créditos, al igual que empresas especializadas como Athena Art Finance o Art Capital Group, o como Sotheby’s y su rival Christie’s.

Los préstamos suelen oscilar entre el 40% y el 60% del valor de una colección, y los prestamistas suelen preferir varias obras de artistas consagrados de los siglos XIX y XX. Los créditos que ofrecen recurso a otros activos del prestatario pueden conllevar un tipo de interés de 3,5 puntos porcentuales más o menos sobre un índice de referencia, mientras que la deuda sin recurso cuesta aproximadamente el doble.

Los bancos con grandes balances y menores costes de financiación dominan este mercado. La titulización podría desbloquear nuevas fuentes de financiación. La división de una cartera de préstamos en tramos de riesgo variable, con calificaciones tan altas como AAA, puede atraer a una amplia gama de compradores a costes atractivos.

Sin embargo, los préstamos sobre obras de arte son distintos de los productos básicos de titulización, como las tarjetas de crédito y las hipotecas. Los controles de tasación solo se hacen una vez al año, y determinar con exactitud el valor de un Mondrian único en su especie es mucho más complicado que tasar una propiedad. Según un experto, los prestamistas sobre obras de arte ya han hecho sus pinitos con la titulización, pero no lograron atraer el suficiente interés de los inversores sin costosas pólizas de seguro.

La oferta de Sotheby’s es mayor, ofrece estrictas protecciones a los inversores y cuenta con los conocimientos de tasación de una de las casas de subastas más importantes del mundo. Aun así, para pasar por alto las complicaciones y apreciar un poco de cubismo financiero, los acartonados compradores de valores respaldados por activos tendrán que confiar en la reputación de los subastadores de Drahi.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_