_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Buffett arroja sombras sobre el negocio de las redes eléctricas de EE UU

Berkshire Hathaway admite que el clima regulatorio hace difícil prever la rentabilidad del sector

El multimillonario Warren Buffett, consejero delegado de  Berkshire Hathaway.
El multimillonario Warren Buffett, consejero delegado de Berkshire Hathaway.Reuters

La bola de cristal del Oráculo de Omaha le ha fallado. Warren Buffett admite en su última carta anual a los accionistas de Berkshire Hathaway, publicada el fin de semana, que cometió un “costoso error” sobre la electricidad, al no anticipar o tener en cuenta la evolución adversa de la regulación de los servicios públicos. El error fue pensar que invertir enormes sumas para suministrarla a los hogares y empresas de EE UU generaría un retorno constante. En lugar de ello, se está convirtiendo en un gigantesco problema.

El conglomerado de 840.000 millones de dólares de Buffett desarrolló una de las mayores empresas de servicios públicos de EE UU, con más de 5 millones de clientes minoristas en varios estados, sobre la base de que sería tan fiable como la venta de crocante o seguros de automóvil. Hace solo unos años, Buffett pregonaba Berkshire Hathaway Energy (BHE), que explota redes de distribución de electricidad y gas, afirmando que sus beneficios se habían multiplicado casi por 30 en unas dos décadas, y que el coste de modernizar la red absorbería los beneficios de la división durante “décadas”.

El pacto histórico con los reguladores ha consistido en que las empresas privadas de servicios públicos invirtieran los fondos necesarios para gestionar y mejorar el sistema con la promesa de una rentabilidad fija sobre el capital. El cambio climático ha aumentado el riesgo de incendios e inundaciones y, al menos según Buffett, las reglas del juego son cada vez más discutibles.

Los incendios forestales han incendiado los beneficios de BHE. La unidad sufrió un golpe de 1.600 millones (balance neto tras las recuperaciones previstas de los seguros) por las conflagraciones en California y Oregón en 2020 y 2022, respectivamente, que provocaron un descenso del 40% en los beneficios el año pasado. Ganó 2.300 millones para su matriz en 2023, frente a los 3.900 millones del año anterior.

El peaje aún puede aumentar por estos sucesos, y los futuros. Buffett señala de forma inquietante que la quiebra ya ha engullido a la mayor empresa de servicios públicos de California y amenaza con hacer lo mismo en Hawái. Pero el clima normativo de algunos estados ha dificultado la proyección de los beneficios y el valor de los activos en “lo que antes se consideraba uno de los sectores más estables de Estados Unidos”, escribió. Si las autoridades y los tribunales deciden que las empresas son responsables de los daños causados por los incendios en otros estados, además de California, los inversores sufrirían grandes pérdidas.

Berkshire dispone de los recursos necesarios, con más de 160.000 millones en efectivo y equivalentes. La empresa estima que los gastos de capital en sus negocios ferroviarios y de servicios públicos combinados ascenderán a unos 14.000 millones este año. Los comentarios de Buffett indican, empero, que se está replanteando toda la premisa. Después de todo, su primera regla de inversión es no perder dinero, y la segunda es no olvidar nunca la primera.

Si Berkshire se pone nerviosa, otras empresas de servicios públicos y sus patrocinadores también podrían hacerlo. Según la consultora Marsh McLennan, el sector necesitará probablemente más de un billón de dólares de aquí a 2050 para reforzar y ampliar la transmisión eléctrica. Si los propietarios privados no quieren desplegarlo, el público tendrá que correr con los gastos. Al fin y al cabo, los datos del Gobierno indican que el sistema ya es cada vez menos fiable, y los apagones suponen un coste tremendo para la sociedad. Todo el mundo quiere una red fiable, pero está cada vez menos claro quién la pagará.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_