_
_
_
_
_

Un crédito para cuidados en casa llegada la vejez, otra forma de capitalizar la vivienda

La firma Pensium adelanta el dinero necesario en situaciones de dependencia a cambio de poner la vivienda en alquiler más adelante y conservando la propiedad en todo momento

Un hombre y una mujer mayores caminan cogidos de la mano en Puerta del Ángel, Madrid.
Un hombre y una mujer mayores caminan cogidos de la mano en Puerta del Ángel, Madrid.Olmo Calvo
Nuria Salobral

El envejecimiento de la población y la necesidad creciente de cuidados por dependencia convierten la vivienda en propiedad en una valiosa fuente de ingresos cuando la pensión no alcanza para cubrir los gastos. Fórmulas como la hipoteca inversa o la nuda propiedad son la opción de muchos ancianos para poder obtener un dinero extra con el que abordar los problemas de una pensión insuficiente o de unos gastos extraordinarios. Pero si no se desea dar aún el paso de capitalizar del todo el valor de la vivienda llegada la vejez, renunciando incluso a su propiedad, existe también la posibilidad de lograr financiación para sufragar el coste de los cuidados a domicilio necesarios en la población de más edad. También con la vivienda como fuente de la que obtener ingresos pero sin acudir a un banco, que difícilmente va a conceder un crédito para esta finalidad.

La firma financiera Pensium, especializada en la tercera edad, ha comenzado a ofrecer un servicio por el que financia el dinero necesario para recibir los cuidados necesarios a domicilio cuando hay una situación de dependencia. La fórmula se basa en adelantar al anciano un dinero que la firma irá recuperando en años posteriores, a través del alquiler de la vivienda una vez se haya ingresado en una residencia o el anciano, por el motivo que sea, ya no resida en su domicilio. Se trata de favorecer de entrada los cuidados necesarios en la propia casa, la opción preferida por la gran mayoría de ancianos dependientes, y de retrasar en lo posible el ingreso en un centro de mayores. Ya sea por el deseo del anciano de permanecer el mayor tiempo posible en su casa o por las largas listas de espera, incluso de años, para obtener una plaza en una residencia de financiación pública.

Pensium propone el adelanto de los importes para cubrir el coste de la atención domiciliaria. Para ello se firmará un contrato ante notario, de igual modo que sucede en un crédito bancario. El contrato es por un plazo de tres años, no prorrogables. “La firma es ante notario y con total garantía de que el anciano seguirá viviendo en su casa al cabo de los tres años si así lo desea”, explica David Igual, director de operaciones de Pensium. El dinero, que se abonará en pagos semestrales, servirá para abordar el coste de los cuidados, y puede alcanzar, según explican en la firma, el equivalente de hasta 1,6 veces el precio del alquiler mensual que se calcule para la vivienda. Por ejemplo, para un alquiler estimado de 900 euros al mes, se podría obtener hasta 1.500 euros mensuales para asumir los gastos de un caso grave de dependencia.

¿En qué términos se devuelve luego esa financiación? El dinero se devuelve no en forma de una cuota mensual, que deba pagar el anciano o su familia, sino en el momento en que la vivienda quede vacía y se ponga en alquiler. Esos ingresos del alquiler servirán para ir saldando la deuda, sin renunciar en ningún momento a la propiedad. La propuesta de Pensium implica, por tanto, que el anciano dependiente dejará su casa en algún momento, ya sea para ir a una residencia o con un familiar, de modo que la vivienda se pondrá en alquiler. “Una vez la vivienda queda vacía, es la propia empresa Pensium la responsable en realizar una pequeña reforma para poner el piso en alquiler a precio de mercado, asegurando la solvencia de los inquilinos y hasta recuperar el importe anticipado”, explican en la compañía.

El dinero anticipado por Pensium tendrá que devolverse a un tipo de interés un punto inferior al tipo medio de los préstamos personales que recoge el Banco de España. Según explican en la compañía, para el crédito a tres años del ejemplo, el interés será del 7,35%.

La financiación para los cuidados en casa es así una opción inicial para mayores dependientes. Pasados los tres años, si son necesarios ingresos extras para pagar una residencia, Pensium ofrece el servicio con el que comenzó su actividad: el alquiler de la vivienda, que servirá para ir saldando la deuda que se contrae.

El alquiler de la vivienda, que Pensium gestiona, se mantendrá hasta que termine de saldarse toda la deuda pendiente por el dinero adelantado, mientras se ha estado pagando una plaza en una residencia privada, en espera de una plaza pública. Y si el propietario falleciera antes de recibir esa plaza, el alquiler seguiría sirviendo igualmente para saldar la deuda. La propiedad se transmitirá a los herederos y la vivienda volverá a quedar libre una vez los ingresos por el alquiler hayan cubierto toda la deuda pendiente.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Nuria Salobral
Es jefa de la sección de Inversión en el fin de semana y redactora especializada en temas financieros y política monetaria. Trabaja en Cinco Días desde 2006, donde ha cubierto la quiebra de Lehman Brothers, el rescate a la banca española o las decisiones del BCE. Nacida en Madrid, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_