_
_
_
_
_

Los nueve pequeños valores que suben un 50% y baten a los ‘blue chips’

Tubos Reunidos y Artificial despuntan con alzas de más del 140%, seguidas por los ascensos de las renovables Opdenergy y Audax

Cotizadas de la Bolsa española que más suben en el año
Carlos Cortinas Cano

Los índices que agrupan a las cotizadas de mayor capitalización son indiscutiblemente los vencedores de este año, un ejercicio en el que la resistencia que sigue mostrando la inflación y las expectativas de tipos altos durante más tiempo marcan el rumbo de los mercados. El mejor comportamiento de los grandes selectivos frente a los que integran a los pequeños y medianos valores es generalizado y la Bolsa española no queda al margen. Pero aunque el Ibex 35 sube un 16,94% en 2023, frente a las ganancias del 5,95% del Small Cap o la caída del 0,2% del Medium, los valores que acumulan las mayores revalorizaciones no son los grandes nombres sino firmas más modestas.

Hasta nueve pequeñas cotizadas baten las ganancias de Sabadell (45,45%) y BBVA (45,86%), los valores más alcistas del Ibex 35 este año, y en el caso de la entidad que preside Carlos Torres superando los máximos de 2007. La medalla de oro es para Tubos Reunidos, que se anota un 142,28%. Es decir, triplica las revalorizaciones de ambas entidades. En vistas del buen desempeño y el potencial que ofrece el mercado mundial de tubos de acero sin soldadura, negocio en el que opera la compañía, Renta 4 inició el 16 de octubre la cobertura del valor con una recomendación de sobreponderar. César Sánchez-Grande, jefe de investigación institucional de la firma, destaca su plan estratégico, que tiene como pilares la descarbonización y transición energética. El experto señala que gracias a la reorganización la compañía ha logrado dejar atrás los problemas y se ha posicionado como jugador clave en la transición energética.

Un escalón por debajo se cuela Airtificial con un alza del 140,19%. La firma resultante de la fusión de Carbures e Inypsa se caracteriza por ser uno de los valores más volátiles sesión a sesión. Gran parte de las subidas registradas en los últimos 11 meses se deben a su plan estratégico, enfocado en el refuerzo de la presencia en Asia, con India en el foco, y la exposición a la movilidad eléctrica. El nuevo consejero delegado, Guillermo Fernández de Peñaranda, espera retornar a las ganancias con el aumento de la cartera de pedidos, el control del gastos y la mayor exposición a la robótica, uno de los negocios de moda.

El podio de valores más alcistas entre los pequeños valores lo cierra eDreams. Aunque el estallido de la guerra en Gaza aceleró la corrección de las turísticas, un mes después del inicio de las tensiones el mercado se ha recuperado. Mientras destinos árabes pasan a un segundo plano, Europa y dentro de esta España recupera el brillo perdido. Una de las señas de identidad de la empresa de tecnológica líder en el sector turístico es la capacidad de adaptación a los hábitos de consumo. Esto unido a la ampliación de la cuota de mercado y al hecho de que las reservas ya superan los niveles previos a la pandemia explican que eDreams se anote un 72,9% en el año.

En el ranking de los valores que más suben no pueden faltar Opdenergy y Applus+, dos de las cotizadas objeto de operaciones corporativas en los últimos meses. El pasado junio, 11 meses después de su salida a Bolsa, el fondo francés de infraestructuras Antin Infraestructure Partners lanzó una opa sobre el 100% de Opdenergy. La noticia ayudó a que la cotizada abandonara la atonía que le suele acompañar y se anotara un 41,5%. En un solo día se consiguió casi todo lo que lleva ganado en el año (50,52%).

Al margen de los resultados que confirman el buen momento operativo que vive Applus, con un crecimiento orgánico de los ingresos del 9% en los nueves primeros meses del año, la cotización de la empresa de certificación e ITV se mueve al son de la guerra de opas lanzadas por Apollo (ofrece 9,5 euros por acción) y el consorcio ISQ Holdings y TDR Capital (9,75 euros por título). Los analistas creen que sigue habiendo posibilidades de que los fondos mejoren sus ofertas finales. Los inversores no han querido dejar pasar la ocasión y han aprovechado las informaciones para incrementar su exposición. El resultado del interés que despierta se ha traducido en una subida del 53,78% en lo que va de año.

Además de notables subidas Audax (62,51%) comparte la característica de la volatilidad propia de los valores pequeños. La escasa liquidez y los bajos precios favorecen las fuertes oscilaciones intradía. No obstante, los analistas consideran que después del castigo sufrido por las renovables la moderación de las expectativas de tipos podría servir de catalizador en el corto plazo. Aunque el incremento del coste de financiación juega en contra de un sector que necesita endeudarse para poner en marcha nuevos proyectos y ampliar su negocio, la posibilidad de que los tipos hayan tocado techo les sirve de balón de oxígeno. Una idea que cobró fuerza ayer con la moderación de la inflación en EE UU. Junto a las tasas, los ascensos de Audax se han visto impulsados por las cuentas y el proyecto de fusión con su filial íntegramente participada Generación Iberia. Hasta septiembre la compañía logró un beneficio de 23 millones, frente a las pérdidas de 1,7 millones registradas en el mismo periodo del año anterior.

La socimi Lar (52,84%), Elecnor (50%)y Amrest (49,28%) completan el club de los valores que más suben en Bolsa. Las ganancias de la socimi se justifican por su expansión y la política de retribución al accionista mientras que en el caso del gestor de servicios energéticos ha jugado un papel destacado la venta de su filial de energías renovables Enerfin.

Los expertos rebajan la euforia

El riesgo de la liquidez. Aunque los pequeños valores ganan la carrera a los grandes, no todo es oro. La reducida liquidez que presentan estos valores son su principal inconveniente. En los momentos de mayor nerviosismo los inversores que quieren deshacer su posición pueden encontrar dificultades. A esto se suma el hecho de que las bajas valoraciones contribuyen a que los pequeños valores experimenten fuertes oscilaciones. 
Cautela. Thomas Planell, gestor de fondos y analista en DNCA, gestora perteneciente a Natixis Investment Managers, advierte del riesgo de apostar por los pequeños y medianos valores. Aunque sus valoraciones resulten muy atractivas (las empresas de mediana capitalización están sufriendo su mayor descuento con respecto a las blue chips en cinco años), el experto considera que la falta de visibilidad a corto plazo “hace imposible saber si las pequeñas y medianas empresas han terminado de comerse su pan negro”. Planell destaca que a diferencia de los grandes nombres, las pequeñas cotizadas no pueden confiar tanto en su rentabilidad por dividendo o en sus potentes programas de recompra de acciones para anclar su cotización en estas delicadas fases del mercado. Asimismo, los expertos destacan los riesgos de refinanciación. Muchas de estas firmas suelen estar en la fase inicial de desarrollo por lo que tienen que acudir al mercado con una mayor intensidad y a día de hoy los tipos se sitúan en máximos de 22 años.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Gema Escribano

Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Normas

Más información

Archivado En

_
_