_
_
_
_
Bolsa

Los grandes valores resisten mejor la corrección y reafirman su liderazgo

El aumento de los costes de financiación y la sensibilidad al ciclo pasan factura a las pequeñas cotizadas

Las grandes cotizadas se imponen sobre las pequeñas
Belén Trincado Aznar
Gema Escribano

Viene siendo una constante a lo largo del año, pero en la reciente corrección que han experimentado las Bolsas ha cobrado un especial protagonismo. Las grandes capitalizadas sacan fuerzas de flaqueza y consiguen aguantar mejor las sacudidas. Inditex, la firma más valiosa del Ibex 35, es el mejor ejemplo. El grupo textil logra sobreponerse a las dudas respecto al ciclo y avanza un 39,1% en el año. A ella se unen grandes bancos como BBVA y Santander, que avanzan un 38,4% y 27,9% y sacan partido de la agresiva subida de tipos.

Esta tendencia es generalizada y explica el mejor desempeño de los grandes índices frente a los que aglutinan a las pequeñas empresas. Es decir, se refleja tanto en el mercado español –el Ibex 35 cede un 3,7% desde los máximos de julio frente al 6,5% que cae el Ibex Small Cap– como a nivel internacional. Al otro lado del Atlántico el Russell 2000 corrige un 13,8% en los tres últimos meses y retrocede un 1,97% en el año, lejos del 13,9% que se anota el S&P 500.

El actual entorno de tipos, el quebradero de cabeza para los inversores en los últimos meses, vuelve a jugar un papel destacado. Juan José Fernández Figares, director de Link Gestión, destaca que los valores de menor capitalización suelen estar financiados a más corto plazo. Con los tipos de interés en máximos de 22 años, es de esperar que aquellas compañías que tengan que refinanciar su deuda experimenten un sustancial incremento de los costes. Muchas de estas firmas suelen estar en la fase inicial de desarrollo por lo que tienen que acudir al mercado con una mayor intensidad. Las grandes firmas, en cambio, tiene más margen para negociar los precios a los que endeudan y siguen contando con amplios colchones de liquidez que reducen las necesidades de apelación al mercado.

El impacto de los tipos no queda ahí. Además de soportar una carga financiera mayor las tasas altas afectan de manera negativa en sus valoraciones de las firmas que ven cómo sus expectativas de resultados empeoran en un escenario de menor crecimiento. Nicolás López, director de análisis de renta variable para Singular Bank, destaca que en general los pequeños valores tienen una mayor sensibilidad al ciclo. “Tienden a tener un mejor comportamiento relativo en fases en las que el mercado confía en una fuerte recuperación económica”, apuntan. Un buen ejemplo de esto fue lo acontecido en el primer trimestre. Hasta el estallido de las turbulencias bancarias en EE UU el Ibex Small Cap batía al índice de referencia de la Bolsa española. El selectivo que aglutina a los pequeños valores subía un 20,7% en los dos primeros meses del año, superior al 15,58% que llegó a anotarse el índice de los grandes valores. Esta fortaleza se vio truncada con la quiebra de Silicon Valley Bank y el rescate a Credit Suisse. Como ha acontecido en la recta final del verano, la corrección que siguió a la sacudida financiera fue mayor en las firmas pequeñas. Entre el 20 de febrero y finales de mayo el Ibex Small bajó un 13,3%. Por su parte, las grandes firmas limitaron los recortes a un par de semanas, periodo en el que se dejaron un 8,3%.

La idea del ciclo es compartida por Sergio Ávila, analista de IG. El experto reconoce que los inversores llevan tiempo decantándose por las acciones de mayor capitalización pues consideran que en vistas del empeoramiento económico, estas están mejor posicionadas. “Las grandes compañías con balances más saneados son las que pueden aguantar mejor en entornos de crisis, de ahí que los inversores se hayan decantado por ellas”, subraya.

A las expectativas del deterioro económico y su impacto en los mercados se une la composición de los índices. Gran parte del buen comportamiento que experimenta el Ibex 35 se debe al tirón de los bancos, uno de los sectores con más peso en el selectivo. Después de muchos años en los que las entidades venían padeciendo las consecuencias de los tipos cero, en el último año y medio han experimentado una mejoría sustancial. El aumento del precio del dinero se ha traducido en incrementos de márgenes de doble dígito y ha dado alas a la remontada en Bolsa.

Junto al financiero, la distribución es uno de los negocios con mejor comportamiento en los últimos meses y que cuenta con dignos representantes en el Ibex 35. Con una subida del 39% en el año, Inditex, es la firma que más puntos aporta al selectivo en 2023. Las ganancias del índice se ven apuntalas por la fortaleza de Iberdrola (el valor con más peso), Endesa y Repsol. El repunte del crudo y la estabilidad que ofrecen las utilities en momentos de mayor incertidumbre ha ayudado a que el Ibex 35 contenga la corrección. Los analistas destacan que mientras que los pequeños y medianos valores están próximos a entrar en tendencia bajista, los de mayor capitalización consiguen aguantar el tipo y cotizan en un amplio rango lateral. Es decir, no experimentan subidas o bajadas de gran intensidad.

La composición también ayuda a explicar el tirón del S&P 500. El grueso de las ganancias del índice recae solo en un puñado de cotizadas, algo que los expertos lo interpretan como una señal de que las cosas no van bien. La concentración del índice en la actualidad es la más acusada desde finales de la década de los 90, coincidiendo con la burbuja de las puntocom.

El FTSE Small cae un 4,7%

Reino Unido.  Las dudas que sigue generando la ecomía británica, que cuenta con la inflación más alta de sus vecinos europeos, explican el pobre desempeño que registra el índice de referencia de la Bolsa británica. Aunque en septiembre, el mes de los bancos centrales, el FTSE logró aguantar mejor el tipo gracias al comportamiento de la libra, en lo que va de año reduce las ganancias al 2,59%, a gran distancia del 20% o el 10,78% que registran el Mib italiano y el Dax alemán. La debilidad del índice de grandes valores británico tiene su réplica en el selectivo que agluta a las firmas de menor capitalización. El FTSE Small cede un 4,56%.
Entra en pérdidas. La tímida recuperación que experimentaron en las últimas jornadas los índices no ha sido suficiente para devolver las ganancias del Russell 2000. El índice estadounidense de pequeñas empresas cede un 1,97% en lo que va de año. Mejor suerte ha corrido el Ibex Medium Cap. La remontada vivida a medida que las rentabilidades hacían un alto en las subidas ha ayudado a que este índice retome las ganancias en el año. Eso sí, las subidas se limitan al 1,56%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Más información

Archivado En

_
_