_
_
_
_
_

Inteligencia artificial en la Bolsa española: no es oro todo lo que reluce

Airtificial es una de las cotizadas que más sube este año, mientras que Substrate AI se ha desplomado un 93% desde que se estrenó en 2022

IA
Belén Trincado Aznar

El incipiente y seductor negocio de la inteligencia artificial (IA) ha llevado a los gigantes tecnológicos estadounidenses a tomar posiciones para hacerse con un trozo del suculento pastel. El mercado global de la IA generará 67.000 millones de dólares en ingresos este año y diez veces más antes de 2030, según las previsiones de Bloomberg Intelligence e IDC. Pero hay que ser cautos a la hora de invertir en este universo, también en España.

El fervor desatado en torno a la IA se está reflejando en la cotización de los valores tecnológicos del mercado estadounidense, disparando al Nasdaq 100 a niveles históricos con una rentabilidad del 40% en lo que va de año.

El momento que marcó el punto de partida de esta tendencia fue el anuncio, en enero, de que Microsoft pagaría 10.000 millones de dólares por hacerse con el control de Open­AI, la empresa responsable del programa ChatGPT, que llevaba meses sorprendiendo al mundo con su capacidad para articular respuestas fundadas, crear canciones y poesías en varios idiomas, e incluso resúmenes de sesudos artículos científicos.

Después del bum vivido en la primera parte del año por los valores tecnológicos por el tirón de la inteligencia artificial, Diego Morín, analista de IG, cree que “hay que ser selectivos a la hora de elegir estos valores, y tratar de no entrar en zonas de máximos ante la posible recogida de beneficios”.

Salvando las distancias y lejos de las capitalizaciones bursátiles de Nvidia, que se ha revalorizado un 200% desde enero, o de C3.ia, que gana un 254%, en la Bolsa española hay dos compañías que también han querido subirse a la ola de la inteligencia artificial. Aunque con resultados muy dispares: la cotización de Substrate AI ha caído un 93% desde que salió a Bolsa el año pasado, mientras que Airtificial ha subido con fuerza este año.

Esta última es una firma de robótica e inteligencia artificial enfocada en el sector del automóvil. Se trata de una pequeña compañía resultado de la fusión entre Carbures e Inypsa en 2018. Su buena evolución ha hecho que sea el tercer mejor valor de la Bolsa española en lo que va de año, con una rentabilidad de tres dígitos, un 114%, por detrás de Tubos Reunidos, que renta un 195% en el mismo periodo, y Berkeley Energía (+140%).

Las revalorizaciones espectaculares registradas en Bolsa en las últimas semanas por las acciones de la firma de robótica e inteligencia artificial responden a la presentación de un plan para reforzar su presencia en Asia, con la India como nuevo hub de Airtificial con el foco puesto en la automoción y la movilidad eléctrica, las piedras angulares para embarcarse en esta nueva aventura asiática.

Es difícil prever cuál será el comportamiento de Airtificial en Bolsa en los próximos 12 meses, teniendo en cuenta que no hay ningún analista que tenga al valor bajo cobertura puesto que es una firma muy pequeña y muy poco líquida, lo que en el argot de la renta variable se conoce como chicharro. Su valor bursátil es de 161 millones de euros.

La compañía, que cerró 2022 con un incremento de sus ingresos del 15,7%, alcanzando los 92 millones de euros, arranca una nueva etapa tras el nombramiento de Eduardo Montes como nuevo presidente de la compañía tras la decisión de Rafael Suñol de no presentarse a la reelección tras tres años de mandato y dos décadas vinculado a la empresa.

Montes resalta que su objetivo es conseguir que Airtificial ocupe en “poco tiempo” el “puesto que le corresponde” dentro de la industria y la tecnología de España.

Entre los proyectos más ambiciosos en los que la compañía se ha embarcado está el Hyperloop, el tren del futuro. La cápsula de este tren se fabricó en las instalaciones que la entonces Carbures y luego Airtificial tiene en El Puerto de Santa María. Aunque este proyecto se volvió a presentar en el Mobile World Congress del pasado marzo, es un proyecto apenas desarrollado y que lleva varios años intentando salir adelante.

Airtificial ha cambiado su orientación en los últimos años para tratar de encontrar un hueco en el ámbito de la inteligencia artificial. Carbures estaba especializada en la construcción de estructuras y figuras de fibra para la industria aeroespacial y estructuras marítimas. Inypsa era una consultora de ingeniería, especializada en obra civil y medio ambiente. Ahora, la unidad de intelligent robots representa el 55% de la facturación de Airtificial.

Cambio de nombre

No solo Carbures cambió de nombre y estrategia para reflejar la apuesta por la inteligencia artificial. También Substrate AI tenía otra denominación antes de salir a Bolsa. La firma controlada por Lorenzo Serratosa se denominaba Zonavalue cuando en 2021 se empezó a plantear dar el salto al mercado de valores.

Por aquel entonces se trataba de “un club de inversores”, una página web en la que se podían contratar fondos de inversión o cursos para aprender a invertir en Bolsa. Incluso compró a un competidor, Intefi, que también ofrece formación bursátil. Su aspiración era llegar a los 200 millones de capitalización.

La mutación comenzó un año antes, cuando Zonavalue compró el 50% de Substrate IA, una firma con sede en Denver (Colorado, EE UU) y controlada por Bren Worth, un ingeniero informático. Al cabo de poco, Zonavalue absorbió por completo Substrate IA (valorada en cinco millones de euros), Worth se incorporó al accionariado del grupo y la entidad cambió su nombre por el de su participada. Justo antes de salir a Bolsa.

En el folleto de emisión se explicaba que los algoritmos desarrollados por Worth igual valían para seleccionar acciones que para detectar plagas en las plantaciones de cannabis.

A pesar de las supuestas bondades del algoritmo, la evolución de Substrate AI no ha acabado de convencer al mercado. La compañía debutó en el BME Growth con un precio por acción de 4,3 euros, pero hoy valen menos de 0,3 euros, un desplome del 93%. Su valoración agregada es de menos de 10 millones de euros. En este caso, la empresa no ha llegado aún a subirse a la ola de la inteligencia artificial.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Archivado En

_
_