_
_
_
_
_

El déficit de petróleo alcanzaría los dos millones de barriles diarios, estima la OPEP

La organización prevé un aumento del 2,33% en la demanda de crudo respecto a 2022

Un pozo petrolero en Karnes City
Bomba de petróleo en Estados Unidos.Eric Gay (AP)
Denisse López

Malas noticias para el mercado mundial del crudo. Los recortes en el suministro de petróleo acordados por Arabia Saudí y otros países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el pasado 2 de abril podrían tener como resultado un déficit de abastecimiento de alrededor de 2 millones de barriles por día en el cuarto trimestre de este año, según estimaciones hechas por la propia organización.

La semana pasada, Arabia Saudí lideró el movimiento con el anuncio de que recortaría su producción en 500.000 barriles diarios a partir de mayo y hasta finales de 2023. El Ministerio de Energía saudí dijo en un comunicado que el recorte voluntario era una medida de precaución para apoyar la estabilidad del mercado petrolero. Los demás miembros de la OPEP dijeron que la medida era necesaria para disuadir a los especuladores de hacer apuestas injustificadas contra el oro negro, pero la Agencia Internacional de Energía advirtió de los riesgos que esto podía desencadenar.

Desde ese entonces, los futuros del petróleo han subido a 87 dólares el barril en la bolsa de Londres. Eso ha reavivado los temores sobre la inflación y el crecimiento económico mundial, al tiempo que ha reforzado los ingresos de los 23 miembros de la coalición. Algunos analistas temen que el petróleo vuelva a superar los 100 dólares el barril, tal como hizo el año pasado tras el estallido de la guerra en Ucrania.

Actualmente, más de una docena de miembros de la OPEP producen unos 300.000 barriles más de los necesarios diariamente. Sin embargo, la previsión es que en la segunda mitad del año los mercados mundiales se contraigan y aumente el déficit. De acuerdo con el último informe de la entidad, publicado este jueves, el consumo aumentará este año en 2,3 millones de barriles por día. Esto supone alcanzar un récord de 101,89 millones diarios, un 2.33% más que en 2022.

El informe ha ajustado a la baja el crecimiento de la demanda de petróleo en los países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) debido a la disminución anticipada de la actividad económica en América y Europa. En cambio, se ha revisado al alza en el resto de países como consecuencia de la recuperación de la economía china tras la suspensión de la política de Covid cero, así como a mejoras adicionales en Medio Oriente, Latinoamérica y otros países europeos.

Los analistas creen que los recortes de la OPEP serán menores de lo que han anunciado, pero incluso si solo los principales estados del grupo cumplieran su palabra, la producción caería a unos 28 millones de barriles por día, aproximadamente 1,6 millones menos de lo que la organización cree que se necesitarán en el tercer trimestre, y al menos 2 millones menos de lo que se requiere en el cuarto.

En esta historia Rusia juega un papel fundamental. Los cálculos de la organización asumen que los suministros rusos se desplomarán en 750.000 barriles por día en promedio este año y sufrirán una fuerte caída este trimestre como consecuencia a los recortes de producción que Putin está llevando a cabo en respuesta a las sanciones impuestas por Occidente. Se trata de una merma mucho mayor de la prometida por Moscú, que es de 500.000 barriles diarios. Queda por ver en qué medida tendrá efecto el embargo de la UE sobre las importaciones de productos petrolíferos rusos, pero según la OPEP, hay indicios de que los proveedores rusos pueden contrarrestar las consecuencias relativamente bien.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Denisse López
Es redactora de la sección de Economía de EL PAÍS y CINCO DÍAS. Escribe habitualmente de macroeconomía y coyuntura. Se incorporó a esta casa en 2022, después de haber trabajado en distintos medios digitales en México. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México, y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Más información

Archivado En

_
_