_
_
_
_

Dunas Capital mantiene su apuesta por los bonos con cupón flotante

La gestora independiente prefiere evitar la deuda soberana a largo plazo

David Angulo, presidente de Dunas Capital.
David Angulo, presidente de Dunas Capital.Juan Lazaro
Miguel Moreno Mendieta

Dunas Capital, una de las gestoras de fondos española con más prestigio, sigue mostrándose muy cauta con la situación del mercado. Sus expertos ven las Bolsas europeas y estadounidenses muy caras, y tampoco creen que vaya a haber muy buenas rentabilidades en la deuda soberana a largo plazo. Por eso, una de las principales apuestas de la firma son los bonos con cupón flotante.

La boutique de inversión creada por David Angulo hace siete años, y que ya está cerca de los 3.700 millones de euros de activos gestionados, se ha especializado en vehículos de inversión con unos niveles de volatilidad muy bajos y unos retornos muy constantes. La preservación del capital es clave para sus gestores.

Cuando analizan la situación de los mercados, su visión es sombría, igual que hace unos meses. Alfonso de Benito, director de inversiones de Dunas, explica que “no somos especialmente positivos con la coyuntura actual, porque vemos que hay riesgos geopolíticos, de valoración o de tipos de interés, que los inversores no están calibrando bien”.

Desde la firma reconocen que tienen una visión diferencial en el mercado. “Sí, somos los raritos, pero también creemos que somos los más prudentes y razonables”, apunta De Benito.

Esta visión ha hecho que la firma esté en un nivel de riesgo en cartera muy bajo en cartera. Entre las principales posiciones en cartera hay bonos ligados a la inflación, con rentabilidades de casi el 4,5% anual. José María Lecube, jefe de renta fija de la firma, considera que es bastante improbable que los bonos soberanos a largo plazo vayan a bajar, y con esa coyuntura “invertir en estos bonos ligados a la inflación, emitidos por bancos con muy buena calidad, como Natwest, Commerzbank o Intesa, nos parece una opción muy buena por su rentabilidad y escasa volatilidad”.

En deuda corporativa y en financiera, Lecube subraya que los bonos están muy caros y que “difícilmente se van a revalorizar más, sobre todo teniendo en cuenta que en deuda soberana vemos que tendrá que pagar más en el futuro”.

La gestora también mantiene en sus fondos deuda pública que sigue pagando retornos cercanos al 4%, con plazos de vencimiento de entre 12 y 18 meses. Además, mantiene la utilización de una serie de derivados financieros que permiten amortiguar la volatilidad de la cartera.

El peso de la inversión en Bolsa de los fondos se mantiene en un nivel relativamente bajo. La firma tiene en cartera un grupo muy concentrado de acciones. En concreto, tiene 10 posiciones que pesan un 55% del total, que incluye valores como SAP, Anima, Santander, Logista, Redeia, Mercedes-Benz, Veralia, Iberdrola, CAF, Redeia.

El fundador de la firma, David Angulo, ha recordado en un encuentro con periodistas, que todos los gestores de la firma tiene la máxima calificación de acuerdo con la firma Citywire. Además, casi todos los fondos gestionados tienen cinco estrellas Morningstar, lo que indica que han conseguido mejor rentabilidad en los últimos tres años que los fondos comparables. Uno de sus mayores logros fue conseguir que en 2022 todos sus fondos lograran rentabilidades positivas, pese a que cayeron todos los activos financieros.

El fondo estrella de la gestora es el Dunas Valor Prudente, que ya tiene casi 1.000 millones de euros, y que ha generado una rentabilidad media anual del 2,3% en los últimos cinco años, con un nivel de volatilidad bajísimo. Además, en los últimos 18 meses ha conseguido revalorizaciones, sin ninguna corrección.

Por tipos de activos, la gestora ha ido incrementando gradualmente su duración de tipos de interés mediante el cierre de coberturas, a medida que los tipos de interés a largo plazo se acercaban a niveles neutrales. En lo referente a crédito, la gestora ha mejorado la calidad crediticia media de la cartera y ajustado su plazo medio con duraciones de entre 18 y 36 meses, tras aumentar sus posiciones en bonos de calidad grado de inversión y bonos flotantes a corto plazo.

En ese sentido, los gestores destacan, además que los bonos ligados a la inflación son una buena inversión a corto plazo. Se trata de una buena alternativa en momentos de incertidumbre al combinar la alta calidad crediticia de los bonos senior de grandes bancos, con liquidez y rentabilidades elevadas y baja volatilidad, cumpliendo así con el objetivo de preservación del capital que caracteriza a la gestora

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_