_
_
_
_
_

Llegan los primeros biomarcadores financiados por la sanidad pública

El Gobierno destinará 90 millones al primer catálogo. En la fase inicial, Sanidad prevé abarcar el área oncológica

Técnicos en un laboratorio de biología molecular.
Técnicos en un laboratorio de biología molecular.

El reumatólogo César Hernández recuerda aún cuando marcaba con dos colores los biomarcadores de una célula en su época en el laboratorio. A mediados de marzo, en una visita a un centro de investigación y ya como director general de Cartera Común de Servi­cios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Farmacia del Ministerio de Sanidad, se encontró no con dos, sino con 40 colores que indicaban que en esa célula en estudio se habían determinado hasta 40 distintos.

Algunos de estos marcadores biológicos serán potenciales candidatos a integrar en el primer catálogo que financiará la sanidad pública española previsiblemente para el segundo trimestre de este año, anunció el propio Hernández hace un mes en el Congreso de los Diputados, durante la presentación del informe Biomarcadores como motor de la medicina de precisión.

Los planes de Sanidad prevén abarcar, en una primera fase, los biomarcadores oncológicos. El cáncer fue en 2021 la segunda causa de muerte en España (con 113.662 defunciones), solo por detrás de las enfermedades cardiovasculares (119.196), según el INE.

No obstante, Hernández afirma que “muchas áreas de la práctica médica” se irán beneficiando de un listado “flexible” sobre el que aún se desconoce cuántos tipos de biomarcadores va a incluir ni cuáles han sido los criterios establecidos por el grupo de expertos conformado para tal fin a la hora de seleccionarlos. Este periódico trató de recabar, sin éxito, dicha información.

Hernández precisó que, desde el momento en que se haya aprobado esta orden en la cartera de servicios, todos los hospitales deberán ofrecer el servicio de determinación del perfil genético a los ciudadanos, “o bien con medios propios o bien entre hospitales de la red [pública]”. Además, aseguró de que ya se han distribuido 40 millones de euros a las comunidades autónomas y se repartirán otros 50 en lo que queda de año. En total, 90 millones para que estas pruebas se implementen de manera “equitativa, homogénea y coherente” en la cartera de servicios.

Ahorro

Determinar los biomarcadores (sustancias que componen una célula y que han sufrido una mutación maligna o benigna) forma parte de la medicina de precisión. Este enfoque se basa en estrategias de prevención y tratamiento determinadas por la genética de cada individuo y los factores ambientales o su estilo de vida. Uno de sus principales objetivos es el de predecir la aparición de la enfermedad, siendo una herramienta coste-efectiva para los sistemas de salud.

La investigación de hoy puede hacer uso de técnicas de secuenciación masiva (NGS, por sus siglas en inglés) para detectar decenas de biomarcadores de una sola vez en un tiempo más reducido que las vías tradicionales. Realizar una de estas determinaciones tiene actualmente un precio de entre 500 y 600 euros, explica Empar Mayordomo, jefa de sección del área de oncología patológica del hospital La Fe (Valencia), que pone en perspectiva ese ahorro si se compara con los 200 euros que puede costar un test para identificar un solo biomarcador.

También haría falta pulir, recoge el documento presentado, la demora provocada por la externalización de estos procedimientos (que ya advirtió la Sociedad Española de Oncología Médica) o el establecimiento de controles de calidad de las pruebas que, en función de las características del tumor y el paciente, presentan entre un 10% y un 20% de falsos positivos y negativos.

Igual acceso

La Fundación Gaspar Casal, responsable del informe presentado el mes pasado con el apoyo de la farmacéutica Janssen, ve en los biomarcadores “un claro ejemplo de innovación” que permitirá “cronificar más el cáncer”. Uno de cada cuatro nuevos casos en el mundo se diagnostica en Europa y es la causa de 1,3 millones de fallecimientos en este continente.

Juan del Llano, director de este think tank centrado en el sector salud, considera que para conseguir “los mejores resultados” el sistema ha de asegurar una “asistencia equitativa” a través de un “igual acceso en la prestación requerida, de calidad y común para todo el territorio”. Según un reciente estudio comparativo a escala europea, España ocupa una posición media-baja a la hora de implementar la medicina de precisión, con un acceso “más limitado” que el de las principales economías de la UE.

Como modelo de referencia se menciona el francés. A través de su Plan France Médecine Génomique 2025, ha elaborado una estrategia nacional para impulsar este enfoque que permita un diagnóstico molecular asistencial financiado por el Estado. Por otra parte, se han centralizado tanto este procedimiento como el uso de NGS en centros especializados, coordinados mediante una red nacional de diagnóstico.

De momento, la realidad en nuestro país es bien distinta, con desigualdades a nivel nacional, autonómico e incluso, dentro de una misma región, entre hospitales. Por eso, el grupo de expertos que elaboró dicho informe consideró prioritario solucionar la infra­financiación, mejorar y centralizar la infraestructura, potenciar la colaboración público-privada o apostar por un liderazgo político que fomente el cambio y la transformación.

Iniciativas en marcha

Cataluña. El Plan de Medicina de Precisión de Cataluña persigue dos objetivos principales: el correcto diagnóstico patológico gracias al estudio de biomarcadores de alta calidad y la equidad social en el acceso de toda la población catalana. Por ello, ya se ha configurado una red de centros; se ha acordado un precio por el coste de cada prueba, y el número mínimo de pacientes para validarla.

Cantabria. Esta comunidad impulsa una estrategia en medicina de precisión, donde destaca el proyecto Cohorte Cantabria, que aspira reunir una muestra de 50.000 voluntarios para hacerles un seguimiento médico continuado e individualizado y que permitiría avanzar en otro aspecto que preocupa a los expertos: saber cómo llevar este enfoque a la práctica asistencial.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Más información

Archivado En

_
_