_
_
_
_

Más autogobierno, control sobre relaciones laborales y transportes, entre las medidas pactadas por PSOE y PNV

El acuerdo que suscriben socialistas y nacionalistas vascos será sólo para la investidura

CINCO DÍAS
El presidente del Gobierno, entonces en funciones, Pedro Sánchez (i), y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar (d), durante la firma del acuerdo por el que los nacionalistas vascos acordaron el voto a favor de la anterior investidura de Sánchez.
El presidente del Gobierno, entonces en funciones, Pedro Sánchez (i), y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar (d), durante la firma del acuerdo por el que los nacionalistas vascos acordaron el voto a favor de la anterior investidura de Sánchez.

El acuerdo entre PSOE y PNV para facilitar la investidura de Pedro Sánchez incluye “grandes avances” en el autogobierno vasco y con un paso más en las relaciones laborales. No hay que olvidar que los nacionalistas vascos siempre han reclamado más capacidad de gestión de la Seguridad Social así como una mejora en las infraestructuras ferroviarias.

Fuentes del PNV han indicado a Efe que se trata exclusivamente de un acuerdo para la investidura de Sánchez, no de legislatura, y han destacado que incluye importantes progresos en las trasferencias del Estado al País Vasco. Concretamente, han precisado, se avanza en el autogobierno presente y futuro, en el marco vasco de relaciones laborales y en el impulso al euskera.

A la espera de conocer en detalle el acuerdo, desde el PNV siempre se ha tenido una referencia clara en cuanto a su lista de reclamaciones en cada negociación con el Gobierno central: las alrededor de 25 competencias pendientes de transferir con las que dar por completado el Estatuto vasco aprobado en 1979. En la veintena de esas materias aún por transferir se incluyen la gestión del litoral, el mercado de productos de la pesca y cultivos, el crédito oficial, los seguros, crédito y banca, el control de los aeropuertos y del Sector Público Estatal, los permisos de circulación y matriculación de vehículos, los puertos de interés general, la inmigración y por supuesto, la gestión de la Seguridad Social, algo que sería posible gracias a que cuentan con su propio departamento de Hacienda y Finanzas y que siempre ha sido la principal aspiración de los jeltzales.

El acuerdo de socialistas y nacionalistas vascos llega un día después del suscrito por el número 3 del PSOE, Santos Cerdá, y el líder de Junts, Carles Puigdemont, en Bruselas.

El PSOE busca ahora también cerrar el apoyo de Coalición Canaria (CC), la única formación que aún no ha decidido el sentido de su voto en la investidura.

Así lo aseguró este martes el presidente de Canarias y líder de CC, Fernando Clavijo, quien adelantó que no respaldarán la ley de amnistía pero buscarán negociar asuntos específicos que afectan a Canarias, como la crisis migratoria, la deuda histórica y la cogestión de infraestructuras.

Su portavoz en el Congreso y única diputada del partido, Cristina Valido, dijo días antes que su partido se mantiene en la abstención y que si el PSOE quería su voto afirmativo tendría que “mover ficha”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_