_
_
_
_
_

Bélgica presiona a Francia y Alemania para que se decidan ya sobre el candidato a la presidencia del BEI

Nadia Calviño se disputa el puesto con la exvicepresidenta de la Comisión Europea Margrethe Vestager y otros tres candidatos

La vicepresidenta primera del Gobierno en funciones, Nadia Calviño.
La vicepresidenta primera del Gobierno en funciones, Nadia Calviño.Rodrigo Jiménez (EFE)

Bélgica, país que lidera el proceso para elegir al nuevo presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), urgió este miércoles a tomar una decisión y llamó de nuevo a Francia y Alemania a aclarar a qué candidato apoyarán para dirimir una carrera a la que concurre la vicepresidenta española Nadia Calviño.

“Los grandes accionistas (del BEI) deberían aclarar su posición. Por el momento no es el caso, pero estoy seguro de que cuando aclaren su postura podremos avanzar rápido”, dijo el ministro de Finanzas belga, Peter Van Peteghem, cuyo país está coordinando el proceso puesto que ejerce la presidencia temporal de la junta de gobernadores del BEI.

En declaraciones a su llegada a la reunión del Eurogrupo en Bruselas, Van Peteghem recordó que para ser elegidos, los candidatos necesitan el apoyo de 18 Estados miembros de la UE que representen al menos el 68 % del capital de BEI, por lo que es “importante” conocer la postura de los grandes países ya que son también los principales accionistas del banco.

“Es urgente lograr una decisión, el tiempo se está acabando para tomarla. El 1 de enero necesitamos un nuevo presidente del BEI”, dijo el ministro belga, subrayando que “iría en detrimento del Banco y de la UE” que los socios no alcancen una decisión.

En este sentido, explicó que en las últimas semanas Bélgica ha llevado a cabo consultas con los países y mañana, durante la reunión de ministros de Economía y Finanzas de toda la UE, informará a los ministros del estado del proceso y “ejercerá también presión” para que tomen una decisión “más pronto que tarde”.

“Dejaré claro que es importante que tomemos una decisión”, dijo Van Peteghem, aclarando que no se espera una decisión formal este jueves.

Por su parte, la vicepresidenta primera en funciones, Nadia Calviño, rehusó pronunciarse sobre la posición del resto de países y el respaldo con que cuenta su candidatura, pero insistió en que es una candidatura “fuerte” y que tiene “fuertes apoyos”.

Insistió asimismo en que su candidatura para dirigir el BEI “no tiene relación” con la candidatura de Madrid para acoger la futura Agencia europea contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo (AMLA, por sus siglas en inglés), que se formalizó ayer.

“Desde el punto de vista del Gobierno de España no tienen que conectarse en absoluto”, dijo Calviño, subrayando que el Ejecutivo central “ha estado desde el primer momento comprometido con la candidatura de Madrid”.

Calviño se disputa la presidencia del BEI con la exvicepresidenta de la Comisión Europea Margrethe Vestager, el exministro de Finanzas italiano Daniele Franco, y dos de los actuales vicepresidentes del BEI: la polaca Teresa Czerwinska y el sueco Thomas Ostros.

En la práctica, para obtener el apoyo del 68 % del accionariado es necesario el apoyo de al menos dos de los tres grandes países: Alemania, Francia o Italia, que tienen cada uno el 18,78 % del capital con lo que copan por sí solos el 56,4 % del mismo. España les sigue con un 11,27 % del capital. De momento solo Portugal ha dado públicamente su apoyo a España.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_