_
_
_
_

La sequía seguirá tensionando el precio de los alimentos en lo que resta de año

Los agricultores aseguran que el periodo “de alimentos baratos” ya se ha acabado. Denuncian la vulnerabilidad en la que se encuentran productores y consumidores finales

Alimentos básicos Gráfico
Belén Trincado Aznar
Samuel Pérez

El aumento del precio del aceite de oliva de las últimas semanas que ha llevado el litro del oro liquido hasta 9 euros, sin que pueda descartase que alcance los 10 euros en breve, no es más que la punta del iceberg de la evolución que pueden experimentar otros alimentos básicos de la cesta de la compra a lo largo de los próximos meses.

La evolución de los alimentos es el mayor motivo de preocupación en la evolución de la cesta de la compra que se refleja en el IPC, si bien todo parece indicar que aún se está lejos de una moderación de los mismos. Las subidas de más del 44% el azúcar, el 38% del aceite de oliva, el 23% de las patatas o el 22% del arroz son guarismos que seguirán manteniéndose de aquí a final de año, lo que cada vez más está lastrando las finanzas de aquellas familias con menor nivel de renta.

La sequía, así como las sucesiva olas de calor que se han padecido en los meses de julio y agosto han provocado un descenso en la producción agrícola. Falta producto en el mercado y el que hay no es de calidad. Según las asociaciones agrarias consultadas por Cinco Días, la producción de aceitunas, la materia prima para la elaboración del aceite de oliva, prácticamente se ha reducido a la mitad, al tiempo que ha bajado la calidad del producto. El cereal de invierno ha tenido pérdidas entre el 70% y el 80% en gran parte de las regiones cerealísticas. La campaña de frutas tropicales, que habían arraigado muy fructíferamente en determinadas áreas, como es el caso del mango o el aguacate, han tenido pérdidas del 85% y 60% respectivamente por falta de agua, junto al deterioro de la viña, que en muchos casos se ha tenido que adelantar la vendimia por falta de agua a riesgo de tener una menor producción y de menor calidad, son solo unos ejemplos de como esta evolución poco a poco se va a ir traduciendo en incrementos de precios.

Esta falta de oferta tirará al alza de los precios, que en algunos casos ya son apreciables en el caso de las frutas frescas, que se mantienen con incrementos de dos dígitos (11,6%). En otros casos, para evitar el desabastecimiento en los lineales de venta se procederá a la importación, para suplir producto nacional a costa de precios mayores pero no tanto como provocaría la escasez de producto. Esta situación se extiende al conjunto del territorio, aunque agricultores indican que el sur, Aragón y la costa mediterránea son los más golpeados por la sequía y las olas de calor.

Esto lleva a agricultores como José Roales, responsable del sindicato COAG y que cosecha cereal, a afirmar que “los alimentos baratos se han acabado ya”. Junto a su mala cosecha, el aumento de costes también tiene un papel fundamental. Roales consigue gasoil, fertilizantes y productos fitosanitarios mucho más caros que hace un año. Las materias primas no paran de crecer, pero los precios a los que vende su producción disminuyen. Sus gastos aumentan, pero sus beneficios bajan y cada vez se hace menos rentable mantener su explotación agrícola.

Débiles

Cristóbal Cano, representante del sindicato agrario UPA, y que cultiva aceituna, tiene claro que, al final, los eslabones de la cadena alimentaria que salen peor parados, son los más débiles: los agricultores y los consumidores.

El aceite de oliva es uno de los alimentos que más se encarece de la cesta de la compra. Esto se explicaría por que España pese a ser el principal país productor de aceite (uno de cada dos litros que se consume en el mundo es español), apenas tiene posibilidades de importar producción de otros países o lo hace en cantidades reducidas, especialmente de Grecia o Italia, lo que no permite reducciones de precios.

El caso contrario lo encontramos con la almendra, la principal materia prima para la elaboración del turrón navideño. Pese a que su producción se ha desplomado a la mitad por la sequía, el precio puede subir aunque en menor proporción a como lo hace el aceite, ya que puede importarse producto de California. Estados Unidos controla más del 80% de la producción mundial de almendra por lo que tiene suficiente producción para poder exportar, en un año en que su campaña ha sido muy buena.

Una queja que se viene repitiendo entre los agricultores y ganaderos consultados, es el problema de la especulación dentro del sector. “Se están realizando importante compras de materias primas para retirarlas del mercado para elevar precios de una manera artificial y volver a introducirlas con precios más elevados”, denuncia Roales.

Otros factores que afectarán al precio de los alimentos

  • Parón del Canal de Panamá.  Otro de los efectos nocivos de la sequía pero en otras latitudes, van a ser las restricciones para el transporte de mercancias que se van a producir en el Canal de Panamá al menos durante un año por la falta de agua en las esclusas, según la subadministradora de la infraestructura centroamericana Ilya Espino en una entrevista en AFP. Pese a que los efectos se reflejarán fundamentalmente en la inflación de EE UU, las últimas experiencias han puesto de relieve que cualquier problema en materia logística ha tenido derivadas en los precios en España, aunque en este caso serán de menor dimensión.
  • Encarecimiento de costes.  Los sucesivos máximos que se vienen registrando en los precios de los carburantes también serán decisivos en la evolución del IPC en los próximos meses. En el caso de los sectores agrícola y ganadero, la subida del gasóleo es otro factor que junto al incremento de los fertilizantes, los piensos, la electricidad o el plastico se encuentran detrás de una subida media del 35%-40% de sus costes de producción, lo que lógicamente volverá nuevamente a trasladarse al precio del producto a lo largo de los próximos meses, principalmente a final de este año, como consecuencia de que en los meses de verano de 2022 y por efecto de la guerra los precios fueron mayores. 


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_