Alimentación

Sovena triplicó pérdidas en España al no trasladar el alza de costes a sus clientes de marca blanca

La filial española del grupo aceitero portugués perdió 12 millones pese a facturar un 21% más

Sovena triplicó pérdidas en España al no trasladar el alza de costes a sus clientes de marca blanca

Sovena España, la filial con la que el grupo aceitero portugués opera en el país, triplicó sus pérdidas hasta los 12 millones de euros en 2021, pese a situar sus ventas por encima de los 600 millones después de dos ejercicios a la baja.

El motivo de los mayores números rojos está en el importante incremento de costes que sufrió la compañía, especialmente los relacionados con las materias primas, y que Sovena no pudo traspasar al precio final de venta, sobre todo entre sus clientes de marca de distribución.

La compañía portuguesa, además de tener sus propias referencias, es uno de los principales fabricantes de aceites de marca blanca del mundo, y en España trabaja en algunas referencias de Mercadona, de la que fue interproveedor exclusivo hasta 2017; o para Alcampo y cadenas regionales.

Así lo reconoce en el informe de gestión que acompaña a sus cuentas anuales, depositadas en el Registro Mercantil. Explica un resultado de explotación de 25 millones "debido a la subida del precio del aceite de oliva a lo largo del ejercicio, efecto difícilmente repercutible a algunos de los clientes, básicamente marca de distribución". También su ebitda fue negativo, por 22,2 millones, lo que contrasta con los 9,3 millones positivos del año pasado.

Solo la compra de materias primas se elevó casi un 48% en el conjunto del año, y el conjunto de los costes vinculados a estas y a otros consumibles alcanzó los 602 millones, prácticamente el 100% de los ingresos generados durante el ejercicio. Sovena habla de una "situación nunca vista en el mercado de oliva", con una buena campaña productiva que no se reflejó en una caída de los precios en origen. Factor al que añade la "concentración y estrangulamiento de oferta por parte de las cooperativas españolas".

El crecimiento de ventas, del 21% anual hasta los 603 millones, vino impulsado por el mercado nacional, que dobló sus ingresos hasta 213,7 millones, sobre todo en aceite de oliva y de girasol. En volumen, el segmento de envasado vendió 228.000 kilolitros de oliva, un 3% más, y 52.000 toneladas a granel, un 10% menos.

A nivel exportador, Sovena mantuvo "su posición como principal exportador de aceite de oliva español". En Francia su cuota en esta categoría es del 30%, "siendo líder en el suministro de marcas de distribución y el principal exportador de aceite de España".

Esquiva la crisis del girasol por la guerra en Ucrania

Sovena España aclara en sus cuentas que su actividad no se ve afectada de forma directa por la guerra en Ucrania, ya que este país “no constituye uno de los orígenes principales del abastecimiento de girasol en el grupo”. También dice no realizar transacciones “significativas” ni con Rusia ni con Ucrania.

Normas
Entra en El País para participar