El IPC repunta en julio hasta el 2,3% por las gasolinas y el turismo tras dos meses a la baja

La inflación subyacente sube tres décimas y se sitúa en el 6,2% anual, según el dato avanzado por el INE

IPC Julio Adelantado Gráfico
Belén Trincado Aznar

Los precios vuelven a subir. El Índice de Precios de Consumo (IPC) repuntó en el mes de julio cuatro décimas en España después de dos meses consecutivos a la baja y se situó en el 2,3% en términos anuales. Es decir, el coste de la vida se encuentra a día de hoy un 2,3% por encima que en el séptimo mes de 2022. La inflación subyacente, que no contabiliza ni alimentos no elaborados ni productos energéticos, avanzó por su parte en 0,3 puntos hasta situarse en el 6,2% anual, según los datos adelantados que ha avanzado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que tendrán que confirmarse en unas semanas.

Este pequeño cambio de tendencia en la moderación que mostraba el indicador desde el mes de mayo muestra que la relajación de los precios todavía no es definitiva y que el problema sigue sin resolverse del todo. Aunque quedan lejos las subidas a doble dígito registradas en lo peor de la crisis inflacionista, lo cierto es que España se enfrenta ahora a los males del efecto base y a las comparativas con los tímidos repuntes que se anotaron en la segunda mitad del pasado ejercicio. Por ello, los expertos prevén que la tendencia de relajación se revierta y el índice registre subidas de hasta el 5% de aquí a final de año.

El repunte de la inflación general se debe principalmente a la subida de los precios de los carburantes y a la comparativa con la bajada que experimentaron en el mismo mes del año anterior. También, añade Estadística, a que el descenso en los productos de vestido y calzado ha sido menor que el del ejercicio pasado. Por último, la otra parte del repunte se explica por que los paquetes turísticos, con un sector ya plenamente recuperado, han subido más que en julio de 2022. En cambio, el INE destaca en sentido contrario el descenso de la electricidad y del gas, frente a la subida registrada hace ahora 12 meses.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos en funciones, Nadia Calviño, ha destacado poco después de conocerse los datos que el repunte “apunta a una progresiva estabilización de los precios, con la inflación en el entorno del 2% y la subyacente en el entorno del 6%”. “Nuestra política económica funciona, como demuestra el fuerte crecimiento, la creación de empleo y la estabilidad de los precios que contrasta con la situación de los países de nuestro entorno en beneficio de las empresas y familias españolas”.

Según Economía, el hecho de que la inflación se haya mantenido por segundo mes consecutivo en el entorno del 2%, “favorece la competitividad de las empresas españolas y la ganancia de poder adquisitivo de los salarios”. Al mismo tiempo, el Ministerio ha destacado que, gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno para contener los precios, la inflación se ha reducido en 8,5 puntos desde los máximos que alcanzó en julio de 2022.

Una de estas medidas es, por ejemplo, la rebaja del IVA en los alimentos básicos, una medida puesta en marcha por el Gobierno el pasado mes de enero para ayudar a contener los precios en un momento en el que los productos de la cesta de la compra tiraban al alza el índice general. La medida seguirá en vigor al menos hasta final de año a no ser que la inflación subyacente baje del 5,5%, una cifra que, a juzgar por el dato adelantado de julio, aún está lejos de lograrse.

Pese a la subida de casi medio punto, la inflación registrada en julio es la segunda más baja desde abril de 2021, cuando se situó en el 2,2%, por lo que ya ha retornado a los niveles previos a la guerra de Ucrania. No sucede lo mismo con la tasa subyacente, que se mantiene elevada y en cifras similares a las de hace justo un año, cuando se situó en el 6,1%.

Asimismo, los precios de consumo registraron en julio un avance del 0,1% respecto al mes de junio, cinco décimas menos que el incremento mensual del mes previo. Por último, en el séptimo mes del año, la tasa de variación anual estimada del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) se situó en el 2,1%, cinco décimas por encima de la registrada el mes anterior. La variación mensual estimada de la inflación armonizada fue del -0,1%. Por ahora, España se encuentra entre los países de la Unión Europea con una tasa de inflación más baja.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Pablo Sempere

Es redactor de la sección de Economía y escribe habitualmente de fiscalidad y mercado inmobiliario, aunque también toca otros temas de índole macroeconómica. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha desarrollado casi toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde el año 2016 tras colaborar con otros medios.

Normas

Más información

Archivado En