_
_
_
_

El IPC baja del 2% y marca el mínimo en más de dos años

La tasa subyacente baja al 5,9% y abre la puerta a que baje del 5,5% en los próximos meses, lo que desactivaría la rebaja del IVA de los alimentos básicos antes del 31 de diciembre

Tasa anual del IPC de junio
Carlos Cortinas Cano
Jesús García

La inflación se suma a las buenas noticias económicas de los últimos días. Si el crecimiento del PIB del 4,2% en el primer trimestre, aleja a la economía española de una recesión técnica y los sucesivos datos que se van conociendo de desempleo y cotizantes avalan una buena evolución del mercado de trabajo, la terna se completa con la evolución de los precios.

Según el dato adelantado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación se ha moderado en junio, mejorando incluso los mejores augurios, hasta una tasa interanual del 1,9%, la más baja desde marzo de 2021 y 1,3 puntos menos que en mayo.

La causa de esta positiva evolución se vuelve a encontrar en las menores subidas en los precios de los carburantes, la electricidad y de los alimentos si se comparan con los registros del año pasado, como consecuencia del denominado efecto escalón. En junio de 2022, en pleno pico de la crisis energética, el IPC superó el 10,2% tras subir un 1,9% sobre el mes anterior a causa de las gasolinas y, sobre todo, del impacto del precio del gas en la tarifa eléctrica.

Este 2023 los precios han subido un 0,6% en términos mensuales, uno de los datos más altos del año, pero la diferencia con el dato de 2022 modera la cifra final de IPC.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los elementos más volátiles como alimentos y combustibles, también experimentó un descenso de dos décimas, hasta fijarse en el 5,9%. Es la tasa más baja en 12 meses para este indicador, que se ha moderado desde el 7,5% que tocó en marzo. De mantenerse esta tendencia, como parece que así será, la prórroga en la bonificación del IVA en determinados alimentos hasta el 31 de diciembre, como aprobó el Ejecutivo y que se publica en el BOE de este jueves, quedará en papel mojado a partir de noviembre.

La medida recoge la prolongación de la bajada del IVA del 10% al 5% en aceites de oliva y de semillas y pastas alimenticias, mientras que se aplicará el tipo cero para determinados alimentos básicos, como el pan, las harinas, leche, quesos, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, patatas y cereales.

En ambos casos el decreto contempla que los tipos volverían a su nivel original a partir del 1 de noviembre si la tasa interanual de la inflación subyacente de septiembre, que se conocerá el 13 de octubre, es inferior al 5,5%.

Para José Manuel Corrales, profesor de la Universidad Europea de Madrid “se puede afirmar que España ha cumplido en su objetivo de control de la inflación al alcanzar una tasa por debajo del 2%”, con lo que no se entiende el mensaje del BCE de que la inflación no se ha controlado.

En su opinión la rebaja de los precios energéticos ha sido muy favorable, situando a España en el primer lugar de las grandes economías de la eurozona con la inflación más baja. De cara a los próximos meses vaticina que seguirá la moderación hasta el punto de que “la tasa subyacente bajará del 5,5% hasta situarse en el entorno del 5% en la fase final del año”.

Sin embargo, destaca que el gran motivo de preocupación seguirá siendo el precios de la cesta de la compra, que pese a la moderación de los precios “impensable hace un año cuando la tasa se encontraba por encima del 10%”. Si se confirma este recorte, no tendrá sentido que se mantengan “estas medidas transitorias de control de la inflación” si esta está controlada.

María Jesús Fernández, economista senior de Funcas, se muestra más moderada al considerar que el denominado efecto escalón tendrá sus efectos en el IPC, lo que llevará su tasa general al 4% al cierre de año. Respecto a la tasa subyacente no cree que baje en los meses de verano del actual 5,5%, aunque podría hacerlo ligeramente en los meses finales del año.

Referencia del BCE

Desde el departamento dirigido por Nadia Calviño, se destaca que España sea el primer país del euro que sitúa su inflación por debajo del nivel de referencia del BCE del 2%. La propia vicepresidenta económica destacó que esta moderación de los precios va a suponer un “alivio importante para el bolsillo de las familias”, si bien reconoció que aún “hay muchas familias que siguen teniendo dificultades” y por ello al aprobación del nuevo paquete de medidas de esta semana.

El IPC armonizado según los criterios europeos, por su parte, está más bajo, en una tasa del 1,6%, reforzando la ventaja de España en la contención del episodio inflacionista. En mayo el IPC europeo estaba en el 6,1% y solamente Luxemburgo (con un 2%), marcaba un nivel interanual de inflación por debajo del 2,9% español (dato idéntico al de Bélgica).

Francia o Italia, no obstante, tienen la inflación por encima del 6% (con datos de mayo) algo que, junto a la persistencia de la inflación subyacente, hace que las subidas de tipos no hayan acabado. El BCE ha reforzado en su cónclave anual de Sintra su compromiso con la contención de precios. Se prevé una subida de tipos en julio y, probablemente, otra en septiembre.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Jesús García
Periodista económico. Responsable de la sección de Economía de Cinco Días. Cuenta con una dilatada carrera profesional en La Gaceta de los Negocios, la agencia norteamericana Knight-Ridder Financial News, Efecom. Ha desarrollado labores profesionales en el mundo de la comunicación, en el ministerio de Hacienda, SEPI o Consejo de Procuradores.

Más información

Archivado En

_
_