_
_
_
_

Cuánto se paga en impuestos al comprar una vivienda en cada capital de provincia

Barcelona es la ciudad con la tasa impositiva más alta, al superar los 30.000 euros de media

vivienda españa
Un hombre tiende ropa en su casa en Barcelona, Cataluña .David Zorrakino (Europa Press)
Denisse López

La compra de una vivienda está rodeada de una serie de gastos adicionales al pago del bien inmobiliario. En el caso de las casas de segunda mano, el más importante es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que depende de cada comunidad autónoma. Barcelona es una de las capitales de provincia con la tasa más elevada, al alcanzar el 10%. Esto supone pagar más de 30.000 euros sobre el precio medio de una vivienda de dos habitaciones, que según Idealista es de 302.164 euros. Los datos publicados este martes por el portal inmobiliario se basan en los precios de compra de mayo de este año.

Existen otras ciudades que también aplican un tipo del 10% sobre viviendas usadas, sin embargo, en términos absolutos la tasa es menor porque las viviendas son de media más baratas. Este es el caso de Girona (18.839 euros), Valencia (18.471 euros), A Coruña (17.136 euros) y Alicante (16.710 euros), donde las casas de segunda mano no alcanzan los 190.000 euros.En total, hay cuatro capitales gallegas y tres valencianas que aplican el mismo ITP que en Cataluña.

San Sebastián es por contra la ciudad con el precio medio más alto por una vivienda de dos habitaciones, al situarse en unos 372.592 euros. No obstante, tiene uno de los tipos más bajos de España, con apenas un 4%. Esto hace que el pago fiscal suponga menos de 15.000 euros. Palma es la segunda capital de provincia más cara, con precios que superan los 355.000 euros; y su gravamen es del 8%. Madrid también se encuentra entre las ciudades más caras (263.746 euros), aunque el impuesto que aplica es del 6%.

Hay 25 capitales en las que el ITP se sitúa por debajo de los 10.000 euros. Jaén, Huelva y Zamora son las que menos cobran en términos absolutos, aunque su tasa se sitúe entre el 7% y 8%. En todos los casos, la cuota a pagar se delimita en función de un porcentaje sobre el precio real del bien adquirido, salvo cuando este es menor al valor catastral.

Según los últimos datos del Ministerio de Hacienda, la recaudación de las regiones cerró el año 2021 con cifras récord en los impuestos sobre transmisiones patrimoniales. En total, las autonomías ingresaron por esta partida unos 7.900 millones de euros. Cataluña fue la que más recaudó: casi 2.000 millones, seguida por Andalucía, Madrid y Valencia.

En 2022 la compraventa de viviendas creció un 14,7% hasta rozar las 650.000 operaciones, por lo que se esperan cifras récord en recaudaciones. No obstante, el auge inmobiliario está empezando a perder fuelle, por lo que para 2023 las cifras se estabilizarán. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística muestran que la compraventa de viviendas se desplomó un 8,1 % en abril frente al mismo mes de 2022, y alcanzó las 43.311 operaciones, la cifra más baja en dos años. El mayor pinchazo lo sufrió la venta de casas usadas, que cayó un 9% interanual. Las regiones con los mayores descensos anuales en el número de compraventas de viviendas en abril fueron País Vasco (23,4%), Baleares (19,6%) y La Rioja (18,6%).

Respecto a los precios, las casas siguen siendo más caras que hace un año, pero el ritmo de subidas se ha moderado. Según el INE, de enero a marzo la vivienda se encareció un 3,5%, dos puntos inferior al repunte experimentado en el último trimestre de 2022.

Otros impuestos a pagar en una vivienda usada

Además del ITP, se debe pagar la tasa por Actos Jurídicos Dcoumentados (AJD). Ambos son impuestos de carácter indirecto que se aplican en España y que gravan las transacciones inmobiliarias y financieras, respectivamente. Su gestión y recaudación están cedidas a las comunidades autónomas, que modulan el gravamen.

El ITP afecta a las transmisiones de bienes y derechos de carácter patrimonial, entre los que se incluyen la compraventa de casas, la constitución de préstamos hipotecarios o la cesión de derechos sobre inmuebles. El AJD, por su parte, grava los documentos notariales y mercantiles, como las escrituras de préstamo hipotecario o las pólizas de seguros. En este caso, los tipos oscilan entre el 0,5% y el 1,5% del valor del documento.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Denisse López
Es redactora de la sección de Economía de EL PAÍS y CINCO DÍAS. Escribe habitualmente de macroeconomía y coyuntura. Se incorporó a esta casa en 2022, después de haber trabajado en distintos medios digitales en México. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México, y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Más información

Archivado En

_
_