_
_
_
_
_

Barrios ricos, pobres en árboles: los distritos con más renta apenas tienen parques

En algunos distritos de Madrid y Barcelona los habitantes tienen menos de tres metros cuadrados de zonas verdes por habitante

tala arboles madrid rio
Manifestantes en la concentración para defender la arboleda de la zona de Madrid Río, el 18 de febrero.Ricardo Rubio (Europa Press)
Denisse López

¿Hace cuánto que no se ve un árbol en la Puerta del Sol? En los distritos más ricos de Madrid y Barcelona se cuentan por decenas las tiendas de diseñador y los restaurantes de lujo, pero no los parques. Por el contrario, son un bien escaso, según se comprueba analizando las cifras de los ayuntamientos. En el distrito madrileño de Chamartín, donde están los hogares con la renta neta media más alta (69.202 euros anuales, según datos del INE), cada persona se reparte 3,8 metros cuadrados de zonas verdes. Algo similar ocurre con las familias que viven en el barrio barcelonés del Ensanche, ubicado en la parte central de la capital catalana. Es el tercer distrito más rico de la ciudad (43.849 euros de renta media anual), pero los que menos superficie verde tienen: apenas dos metros cuadrados por habitante. Los datos corresponden a 2020, el último dato actualizado para ambas localidades.

Salamanca, Chamberí, Retiro y el Centro son los otros distritos madrileños más inundados por el asfalto y el hormigón. Ninguno de ellos supera los tres metros cuadrados de zona verde por habitante y los tres primeros tienen otra cosa en común: su renta neta media por hogar excede los 55.000 euros, es decir, que prácticamente duplica los ingresos de las familias más pobres. En Barcelona el escenario es más heterogéneo, pero aun así tres de los cinco distritos más ricos son también los que menos árboles tienen. Se trata de Ensanche, Sarrià-Sant Gervasi y Gracia.

De acuerdo con Raúl Merino, presidente de la Asociación Áreas Verdes -entidad sin animo de lucro, con 400 voluntarios, que promueven la creación de zonas verdes en toda España-, la notoria escasez de árboles en estas zonas residenciales se debe a dos factores: son distritos antiguos que fueron diseñados sin tomar en cuenta criterios de infraestructura urbana verde y además resulta más rentable construir un piso que un parque, por lo que en general se sigue apostando por el cemento. Al analizar los mapas de Madrid y Barcelona se corrobora esta idea. En ambos casos, la periferia es la que goza de menos densidad de edificios, aunque esto no significa que todo el espacio disponible esté ocupado por árboles, pues a menudo se trata de descampados.

¿Cuántos árboles necesita una ciudad?

La Organización Mundial de la Salud estima que se necesita, al menos, un árbol por cada tres habitantes para que se pueda respirar un mejor aire en las ciudades, y un mínimo de entre 10 y 15 metros cuadrados de zona verde por habitante. Es un mínimo que Barcelona no cumple y que Madrid aprueba con los pelos, con un promedio de 10,2 metros cuadrados en 2020.

Un estudio publicado este mes en The Lancet estima que alrededor de 6.700 muertes prematuras se deben al efecto isla de calor, que es la acumulación de calor por la gran cantidad de hormigón. El informe, que analiza 93 ciudades europeas, asegura que un tercio de estos fallecimientos podría evitarse plantando árboles en un 30% del espacio urbano.

En general, las ciudades con mayores tasas de exceso de mortalidad por calor se encuentran en el sur y este de Europa, siendo estas regiones las que más se beneficiarían de un aumento de las zonas verdes.

Fuera de la M-30

La apuesta por las zonas verdes más allá de la M-30 se ha reforzado en el último año. El Ayuntamiento de Madrid prevé llevar a cabo 7.568 plantaciones en 11 distritos de las afueras, con especial incidencia en áreas que se encuentran desarboladas o con una densidad escasa. Se contempla el arbolado de distintas zonas forestales en Puente de Vallecas, Moncloa-Aravaca, San Blas-Canillejas y Vicálvaro.

Además, se aumentarán las unidades en los siguientes parques: el de la Emperatriz María de Austria, en Carabanchel; los de Butarque y Julio Alguacil Gómez, de Villaverde; el de Arroyo Fontarrón, en Moratalaz; los del Arroyo del Fresno Tomás y Valiente en Fuencarral-El Pardo; el de la Cuña Verde, en Latina; y el Parque Fluvial de Sanchinarro y la Infanta Micaela II, en Hortaleza.

En contraste a esta evidente apuesta por la mejora de los parques en la periferia, el Ayuntamiento ha anunciado sucesivas talas en el centro. El último caso polémico ha sido en Madrid Río, donde se tenía prevista la tala de más de 1.000 ejemplares. Tras una manifestación multitudinaria, la Comunidad finalmente reculó y suspendió la medida, aunque solo de manera temporal. Par que sea definitivo se tiene que modificar el proyecto de construcción de la estación del metro de la línea 11 que sigue vigente.

Más allá de Sants-Montjuïc

Históricamente, Sants-Montjuïc ha sido el distrito con más zonas verdes, con más de 17 metros cuadrados por habitante. Esto se debe a que los núcleos de población se crearon alrededor de la montaña que da nombre al lugar. Más allá de este entorno, la proporción cae abruptamente. Les Corts, que es la segunda zona con más árboles, tiene menos de 10 metros cuadrados para cada barcelonés. Si se analiza el promedio de la ciudad, la cifra cae hasta los siete metros, según los últimos datos actualizados en 2020.

En octubre del año pasado, Barcelona empezó con la plantación de 8.000 árboles en todos los distritos de la ciudad. El objetivo es reducir los casi 9.000 alcorques vacíos que hay, según la revisión hecha en el último trimestre de 2021. La medida se llevará a cabo a lo largo de este año.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Denisse López
Es redactora de la sección de Economía de EL PAÍS y CINCO DÍAS. Escribe habitualmente de macroeconomía y coyuntura. Se incorporó a esta casa en 2022, después de haber trabajado en distintos medios digitales en México. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México, y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Más información

Archivado En

_
_