_
_
_
_

Telefónica y Liberty refinancian más de 2.200 millones de Virgin Media O2, que confirma sus dividendos

Las operaciones llegan tras el saneamiento de final de 2023. Los socios podrán activar una OPV a partir de junio

Santiago Millán
Cartel de Virgin Media O2.
Cartel de Virgin Media O2.

Virgin Media O2, participada al 50% por Telefónica y Liberty Global, ha mantenido una intensa actividad financiera en la primera parte del año. La teleco británica ha completado una refinanciación de su deuda por un importe de 2.400 millones de dólares (unos 2.240 millones de euros) a través de distintas operaciones, con el objetivo de reducir costes financieros y extender los plazos de la deuda.

En abril, Virgin Media O2 realizó dos emisiones de obligaciones senior garantizadas por un importe de 600 millones de euros y 750 millones de dólares (unos 700 millones de euros), con vencimiento en 2032 y un tipo de interés del 5,625% y el 7,75%, respectivamente. La empresa señala que estos recursos se van a destinar a cancelar o repagar otros vencimientos de deuda previstos para 2027, y destaca que esta actividad de refinanciación con divisas extranjeras busca mitigar riesgos.

Con anterioridad, en marzo, Virgin Media O2 y distintos bancos, bajo un préstamo Term Loan X, con vencimiento en 2027, firmaron un nuevo compromiso para un préstamo Term Loan X1, con vencimiento en 2029. El importe principal de este préstamo es de 750 millones de libras (unos 876 millones de euros), que serán utilizados para refinanciar otra deuda.

A final del primer trimestre, los costes de la deuda eran del 5%, y excluyendo la financiación de proveedores, la vida media era de 5,5 años. Al cierre de marzo, los ratios de deuda neta senior y deuda neta total frente a ebitda ajustado era de 3,62 y 3,92 veces, respectivamente, sin incluir la financiación de los proveedores, los arrendamientos y ciertas obligaciones para el cálculo del apalancamiento. Si estas obligaciones se contabilizasen, el ratio de deuda neta frente a ebitda ajustado sería de 5,13 veces.

El retorno de Virgin Media O2 a los mercados de deuda llegaba tras el saneamiento aprobado por la operadora controlada por Telefónica y Liberty Global al cierre de 2023, como consecuencia de la situación macroeconómica en Reino Unido. La operadora registró un deterioro del fondo de comercio de 3.107 millones de libras (cerca de 3.630 millones de euros), lo que llevó a Telefónica a ajustar el valor de su participación en 3.005 millones de euros, para situarlo en 7.774 millones.

En la presentación de las cuentas del primer trimestre, Virgin Media O2 ha reiterado sus previsiones para el conjunto del año que, entre otras estimaciones, establece el pago de dividendos para sus accionistas por un importe de 850 millones de libras (en 2023 fueron superiores a 2.000 millones), con el respaldo de la venta de una participación minoritaria en la división de torres de telecos CTIL. Además, prevé registrar un flujo de caja libre ajustado de 500 millones de libras. La teleco señala que las previsiones están en línea para alcanzar un ratio de apalancamiento entre cuatro y cinco veces a medio plazo.

La compañía se prepara para afrontar una nueva etapa. El 1 de junio concluye el periodo de bloqueo establecido por Telefónica y Liberty Global en su acuerdo de accionistas, para la posible venta de sus títulos en Virgin Media O2. A partir de ese día, en el que se cumplirán tres años desde el inicio oficial de las operaciones de la joint venture, cualquiera de los socios puede activar la OPV. De momento, ninguna de las partes ha comunicado sus intenciones. El mercado está pendiente de la posible decisión de Telefónica que considera a Reino Unido uno de sus mercados estratégicos, junto a España, Brasil y Alemania, donde acaba de completar la OPA sobre su filial con la salida de cotización.

Con respecto a las operaciones, los ingresos de Virgin Media O2 bajaron un 0,5% entre enero y marzo, hasta 2.588 millones de libras, como consecuencia, especialmente, de la caída del 24% de las ventas de terminales de baja gama. Los ingresos por el negocio fijo residencial subieron un 0,1%, con una estabilización de los ingresos por cliente, mientras que el negocio empresarial B2B cayó un 18,7%.

El ebitda ajustado bajó un 1,4%, hasta 935 millones de libras, o un 1,6%, mientras que el margen pasó del 36,5% al 36,1%, como consecuencia de la inversión de nuevos despliegues de fibra óptica en Reino Unido, donde Virgin Media O2 compite con BT.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Santiago Millán
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_