_
_
_
_
_

Uno de cada cuatro accionistas del Santander votan en contra de la remuneración de los consejeros

La junta da un toque de atención a la cúpula con este nivel de rechazo sobre la retribución para 2024, 2025 y 2026

Hugo Gutiérrez
Ana Botín, presidenta del Santander, durante su intervención en la junta general de accionistas de este viernes.
Ana Botín, presidenta del Santander, durante su intervención en la junta general de accionistas de este viernes.

Toque de atención de los accionistas a la cúpula de Banco Santander a cuenta de la política de remuneraciones de los consejeros del grupo. La junta general, celebrada este viernes en Boadilla del Monte (Madrid), ha dado luz verde a todos los puntos consultados. Sin embargo, el apoyo en lo que se refiere a la retribución de los primeros espadas de la entidad ha quedado por debajo de lo habitual. Principalmente, el punto referido a la política de remuneraciones de los consejeros para los ejercicios 2024, 2025 y 2026, donde el apoyo ha sido solo del 74,82%. Esto es, uno de cada cuatro votos han sido en contra. Si se compara con la votación de hace un año, el rechazo ha sido muy superior: entonces suscitó un apoyo del 90,78%.

La otra consulta que ha dejado una oposición mayor ha sido otra vinculada a la remuneración de los consejeros. En este caso se trata de la votación, solo consultiva, del informe anual de remuneraciones de los consejeros por el pasado ejercicio, que ha logrado el sí de un 90,18%. En este caso, el resultado ha sido muy similar al de hace un año (89,22%). De esta forma, ambas iniciativas salen adelante con un apoyo mayoritario, pero bastante por debajo del resto de votaciones, que han recibido más de un 95% de síes en todos los casos.

La entidad explicaba en su informe de gestión que la retribución de la cúpula para el próximo trienio “es conforme con los principios de la política de remuneración de Banco Santander y con el sistema previsto estatutariamente”. Y añadía que la comisión supervisa que la política “esté alineada con la cultura y valores del grupo.

Hace dos semanas, en la antesala del encuentro, ya se mostraron algunas diferencias entre los inversores. De hecho, el proxy ISS, uno de los asesores de voto más influyentes, recomendó votar en contra en su comunicación para los inversores institucionales de la compañía.

En este punto se consultaba sobre la parte fija (que se elevará un 5% en 2024) y la parte variable, que se pagará una parte en efectivo y otra en acciones, se vincula a resultados. Y contempla nuevas revisiones para 2025 y 2026: “El salario anual bruto de los consejeros ejecutivos podrá ser revisado anualmente en función de los criterios aprobados en cada momento por la comisión de retribuciones, siendo el incremento máximo para los ejercicios 2025 y 2026 para cada consejero ejecutivo de un 5% respecto del salario bruto anual del ejercicio anterior”.

Según el último informe de remuneraciones de la entidad, Ana Botín, presidenta del grupo, ganó el año pasado 12,239 millones de euros, un 4,29% más que en 2022, de los que 3,27 millones eran de salario fijo, el que ahora se incrementaría con la propuesta ante la junta. Mientras que Héctor Grisi, consejero delegado, se embolsó por su primer año en el cargo 6,793 millones, de los que 3 millones se correspondía al salario fijo. De esta forma, Botín recibirá por este concepto 3,4 millones de euros y Grisi 3,15 millones en este ejercicio.

El grupo justifica la mejora salarial por el avance de los resultados y lo repartido entre los accionistas. El Santander obtuvo un beneficio de 11.076 millones en 2023, un 15% más, superando por primera vez la barrera de los 10.000 millones de ganancias en un año. Botín, en su intervención en la junta, ha incidido en que la remuneración de los consejeros del grupo está por debajo de los bancos comparables en Estados Unidos y en línea con otras entidades europeas. “Esta política de remuneración está sujeta a una gobernanza muy exigente y se aprueba cada año en la junta”, ha apostillado la presidenta.

El Santander se fija como empresas comparables otros bancos globales como Citi, JPMorgan y HSBC, donde los salarios son más abultados que en el Santander. Pese a ello, fuentes cercanas a los asesores de voto destacan que sus pares deberían ser BNP, Société Générale, Crédit Agricole y UniCredit, entre otros. “No es un banco global, es más un banco grande, multipaís”, sostienen estas fuentes.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez
Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_