_
_
_
_
_

Ana Botín, presidenta del Santander, ganó 12,2 millones en 2023, un 4% más

El mexicano Héctor Grisi, en su primer año como consejero delegado, se embolsó 6,79 millones, un 29% menos que su antecesor en el cargo

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, junto a Héctor Grisi, consejero delegado del grupo, en la pasada presentación de resultados anuales de la entidad, en Boadilla del Monte (Madrid).
Ana Botín, presidenta de Banco Santander, junto a Héctor Grisi, consejero delegado del grupo, en la pasada presentación de resultados anuales de la entidad, en Boadilla del Monte (Madrid).Pablo Monge
Hugo Gutiérrez

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, ganó el año pasado 12,239 millones de euros, un 4,29% más que en 2022, según ha informado este lunes la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Mientras que el mexicano Héctor Grisi, consejero delegado del grupo, se ha embolsado por su primer año en el cargo 6,793 millones, un 29% menos de lo que recibía su antecesor, José Antonio Álvarez. Esto se explica por la ausencia de pluses diferidos de objetivos de años anteriores, ya que no ocupaba entonces esa posición. Eso sí, si me mira solo el salario fijo, Grisi cobró 3 millones, un 18% más.

El sueldo de la presidenta se divide en 7,4 millones de retribución en metálico, 3,19 millones de beneficio bruto de las acciones o instrumentos financieros consolidados, 1,14 millones de aportación al plan de pensiones y 498.000 euros por otros conceptos.

Si se mira de otra forma, recibió 3,27 millones de salario fijo, que sube un 3% respecto a hace dos años, casi 411.000 euros por asistencia a comisiones y dietas, así como otras retribuciones (seguros de vida, salud y otras retribuciones en especie, entre otras) por valor de 1,02 millones de euros. La parte que falta en estos conceptos hasta llegar al total son los importes recibidos por el plan de retribución variable, entre ellos los bonus de ejercicios anteriores y los de 2023, que se cobrarán este año.

La retribución de los consejeros se ve impulsada por los resultados y por la evolución de la cotización en el año. Cabe recordar que las acciones han pasado de valer 3,088 euros a 3,8 euros, un 23% más. Sobre los bonus, Ana Botín se ha pronunciado en diferentes ocasiones a favor de eliminar los límites a la remuneración variable de los altos directivos del sector. De hecho, ha reclamado a la UE que siga el modelo del Reino Unido, donde se han suprimido estos topes. Como norma general, la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) dicta que la retribución variable por consecución de objetivos de los banqueros no puede exceder el 200% de su remuneración fija.

Se puede superar esta ratio, pero para ello se debe someter a votación de los accionistas con un quórum mínimo del 50% y con una mayoría del 66%, que se eleva al 75% si están representados menos del 50% de los derechos de voto de la sociedad. “Es un negocio en el que deberías ser compensado de manera variable, así que creo que son buenas noticias para el sector, tiene mucho sentido”, dijo en un foro financiero organizado en Londres el pasado noviembre.

De vuelta a las retribuciones de 2023, lo abonado por el Santander a Héctor Grisi se divide en 4,56 millones de retribución en metálico, 1,22 millones de beneficio bruto de las acciones o instrumentos financieros consolidados, 966.000 euros de remuneración por sistemas de ahorro y 47.000 euros por otros conceptos. De estas cantidades, el salario fijo ascendió a 3 millones, un 18,1% más que lo cobrado por Álvarez.

Parte de esta remuneración de los máximos ejecutivos del grupo está vinculada también a la consecución de objetivos y a los resultados de 2023, cuando el banco logró los mayores beneficios de su historia. En concreto, ganó 11.076 millones de euros en el ejercicio, superando por primera vez la barrera de los 10.000 millones de ganancias en un año.

El consejo de administración, por su parte, recibió una remuneración de 30,68 millones de euros, un 15% más que un año antes. Este incremento, según fuentes del grupo, se debe a la celebración de una reunión más del consejo, cinco más de las comisiones y a la presencia del ex consejero delegado en la comisión ejecutiva, por lo que recibe una retribución como asesor estratégico.

Fichaje de otro ex Credit Suisse

El Santander continúa así con su política de fichajes de exbanqueros de Credit Suisse. Según han avanzado fuentes próximas a Bloomberg, el grupo ha contratado a Antonio Limones como responsable de mercado de capitales para Europa, que se ha incorporado este lunes al cargo. Reportará directamente a Felipe Portillo, jefe global de mercado de capitales, que también llegó a la entidad desde Credit Suisse.

Limones trabajó en el banco suizo durante casi 21 años, según figura en su perfil de LinkedIn. Esta contratación se une a otras del grupo como la de Francesco Bedina, otro ex Credit Suisse, que llegó al Santander para supervisar las operaciones de energía en Europa. O David Hermer, que se convirtió en jefe de banca corporativa y de inversión en Estados Unidos del Santander. La entidad está aprovechando los despidos que está habiendo en Wall Street para contratar ejecutivos, principalmente de Credit Suisse tras su crisis y absorción por parte de su rival UBS.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez
Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_