_
_
_
_
_

Pablo González Mosqueira (Pérez-Llorca): El abogado aficionado a los ordenadores y al ‘heavy metal’

Este experto en M&A fue una joven promesa desde que con 26 años trabajó en la opa de Endesa

Pablo González Mosqueira, socio de Pérez Llorca.
Pablo González Mosqueira, socio de Pérez Llorca.Pablo Monge
Álvaro Bayón

Pablo González Mosqueira (Madrid, 1980) confiesa que no ha tenido una gran vocación de abogado. Recuerda que en su juventud su mayor afición era la informática. Un hobby que, aunque admite que ya no cultiva, sí apunta a que entender de programación le ha ayudado en su día a día como socio de Corporate de Pérez Llorca a redactar contratos. “Hay que hacer los contratos para que sean todos muy lógicos, muy precisos y que no fallen. En un programa haces definiciones, comandos y funciona lo que le pides a la máquina. Con el contrato es lo mismo. Quieres un contrato que esté bien hecho, que regule lo que tiene que regular y que todo esté bien armado y conectado”, explica.

González Mosqueira llegó de los ordenadores al derecho por el lado familiar, al estudiar E1 en ICADE, en sus palabras “por inercia”. Recuerda que gran parte de su familia se dedica a las leyes, pero todos ellos a través de la función pública. El camino de las oposiciones, sin embargo, no parecía diseñado para él y optó por trabajar para el lado privado. “Como dice mi familia me pasé al lado oscuro”, afirma, mientras sostiene que su vinculación al mundo de las fusiones y adquisiciones fue “por accidente”.

Tras estudiar también un máster en asesoría jurídica en el IE, su primer destino laboral fue el despacho español CMS Albiñana. En aquel entonces cuenta que lo que más le atraía era el derecho penal económico y se veía pleiteando en los tribunales en defensa o en contra de grandes corporaciones. Sin embargo, poco a poco esta idea se fue difuminando y le fue picando el gusanillo de las operaciones corporativas. En 2006 llegó a Pérez-Llorca y allí se zambulló de lleno en el M&A. “Pedro [Pérez-Llorca, socio director del despacho], que es el mejor abogado de España, me acogió bajo su ala y me pegué a él como un velcro”, relata.

González Mosqueira se convirtió en el niño prodigio de las opas en España. Con tan solo 26 años trabajó en el equipo que asesoró a Eon en su opa sobre Endesa, la gran batalla empresarial de la historia económica de España. “Hubo opas competidoras, pleitos en España y en EE UU y todo culminó en un pacto tripartito entre Acciona, Eon y Enel, que recuerdo que se escenificó con una foto en la azotea de nuestra sede de Alcalá. En aquel momento yo pensaba: esto es la leche”, rememora. En 2014, con 33 años, fue nombrado socio y pondera las oportunidades que le da el despacho a sus abogados jóvenes, lo que dice que está en su ADN.

Además de la opa de Endesa, también ayudó a Eon en la venta de sus activos en España y Portugal o en la compra de Eolia por Oaktree. Ha trabajado codo con codo con los fondos de private equity. Por ejemplo, ha asesorado a CVC en la inversión de Abertis, la toma del 20% de Naturgy o la adquisición del fabricante de encimeras Neolith. Otras de sus transacciones cumbre han sido la toma del Popular por el Santander o la adquisición y refinanciación de Dia por Letterone.

La clave del éxito, en sus palabras, no es ser el abogado más agresivo. “Lo importante es ganar las batallas que importan. Centrar el tiro en lo que realmente le importa a tu cliente y conseguirlo. Tienes que ceder en cosas y saber que en una negociación te tienes que poner en los zapatos de tu cliente, pero también en los del contrario”, sostiene.

Describe la profesión del abogado de M&A como la de un psicólogo, con la habilidad de leer entre líneas y desde ahí intentar construir un acuerdo. “Yo soy más de construir puentes que de derribarlos”, afirma.

Cuando sale del despacho y cuelga el traje, González Mosqueira se confiesa como un gran loco de los deportes, entre los que cita el esquí, el pádel y la bicicleta de montaña. Además de sus tres hijos, su gran pasión es la música. Recuerda que en aquella primera etapa compaginaba su trabajo en las grandes opas con tocar la batería en un grupo de rock. “He pasado de ser bastante macarra y escuchar el rock más cañero a ir modulando el nivel de caña. Ahora estoy más en modo Sabina”, remata.

Las operaciones clave

  • Energía. En su trayectoria destaca la opa de Eon sobre Endesa, pero también la venta de los activos de Eon en España o la venta de Eolia a Oaktree.
  • Banca. Destaca particularmente la asesoría a Santander en la toma de Popular en su resolución, así como la venta de Targobank.
  • Capital riesgo. Ha sido el asesor de cabecera de CVC en muchas de sus operaciones en España, como las inversiones en Abertis y Naturgy o la compra de Neolith. También ha trabajado con Freeman en las adquisiciones de Palex, Natural Fruit Company y HT Médica. También participó en la compra de Testa por Blackstone.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_