_
_
_
_
_

Las tecnológicas recortan 33.874 empleos desde enero, pero fichan más talento en IA

La lista de compañías que ha realizado despidos se eleva a 135. A diferencia de los ajustes masivos de 2022 y 2023, los de este año están siendo menores y más específicos

Logos de Facebook, Snapchat y X en la pantalla de un móvil.
Logos de Facebook, Snapchat y X en la pantalla de un móvil.Scott Olson (Getty Images)

La ola de despidos sigue sacudiendo con fuerza la industria tecnológica en 2024. Desde el arranque del año se han anunciado ya recortes que afectan a 33.874 trabajadores, según Layoffs.fyi, una empresa que ha estado siguiendo los despidos en el sector desde la pandemia. La abultada cifra está provocando una inquietante sensación de déjà vu, pues en 2023 los gigantes tecnológicos ya recortaron 262.735 puestos de trabajo, y 165.269 en 2022, con el objetivo de adaptarse a la nueva situación post-Covid y a las incertidumbres macroeconómicas provocadas por la guerra de Ucrania.

Dos de las últimas empresas en anunciar ajustes han sido la red social Snap, que el pasado lunes comunicó que reducía en un 10% su fuerza laboral, lo que afecta a unos 540 empleados, y DocuSign, que ha reducido su plantilla en un 6% (a finales de 2023 tenía 7.336 empleados). Pero la lista de compañías que están aplicando ajustes es muy larga: 135 en total, según la misma fuente. Entre ellas están gigantes como Google, Microsoft, Amazon, Zoom, Meta, Uber, Just Eat, eBay, SAP, Citrix, PayPal, iRobot y Salesforce.

“Las empresas tecnológicas todavía están tratando de corregir su sobrecontratación durante la pandemia, dado que el entorno de altos tipos de interés y la desaceleración tecnológica [tras la pandemia] han durado más de lo esperado inicialmente”, ha asegurado a Bloomberg el fundador de Layoffs.fyi, Roger Lee.

Sin embargo, frente a los despidos generalizados de 2022 y 2023, que pretendían reducir y aplanar las organizaciones que se habían inflado –basta recordar cómo Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Meta, despidió el año pasado a los que llamó “gerentes que administran gerentes”, Lee cree que en esta segunda ola se están aplicando recortes que “suelen ser menores y más específicos”.

Al menos esto estaría ocurriendo en los gigantes tecnológicos, que parecen estar concentrándose en menos proyectos y trasladando recursos a productos clave como la inteligencia artificial. Si bien, también hay nuevas empresas tecnológicas, como Flexport o Brex, algunas bien financiadas, que consideran que su plantilla es excesiva y han hecho recortes más profundos, según The New York Times, para evitar una posible extinción.

Nabeel Hyatt, socio general de la firma de capital riesgo Spark Capital, asegura a este periódico que están viendo tres grupos básicos de despidos: los de los grandes oligopolios tecnológicos, “que buscan más crecimiento y ganancias”, los de las empresas medianas, “que contrataron en exceso durante las épocas de auge”, y los de las compañías emergentes, más pequeñas, “que simplemente están tratando de ganar terreno para sobrevivir”.

Para comparar lo ocurrido en las grandes tecnológicas, Google anunció a principios de 2023 que recortaría 12.000 puestos (el 6% de su fuerza laboral), pero esta vez los recortes se reducen a unos 1.000 y afectan solo a los equipos de ventas que venden publicidad dirigida, algunos empleados de su actividad de hardware (sus móviles Pixel, el termostato Nest o las pulseras Fitbit) y alrededor de un centenar de personas en Youtube.

En Amazon, las bajas anunciadas el pasado enero de varios cientos de personas también quedan muy lejos de los 27.000 despidos que llevó a cabo en 2023. Y las nuevas salidas afectan a la plataforma Prime Video, la productora MGM Studios y su plataforma de streaming de videojuegos en directo, Twitch. Por su parte, Microsoft, que en enero de 2023 anunció que despedía a 10.000 empleados, el 6% de su plantilla, comunicó el pasado 5 de enero la salida de 1.900 personas de su división de videojuegos, tras la compra de Activision Blizzard, por cerca de 69.000 millones de dólares.

Aunque los factores económicos siguen siendo la razón principal para los recortes, opina Lee, muchas empresas están citando la carrera por la inteligencia artificial como un factor determinante, ya que están cambiando recursos para centrarse en el talento de la IA. Es el caso, por ejemplo, de SAP, que acaba de anunciar un plan de reestructuración que afecta a 8.000 empleos. El gigante alemán destacó que esperaba que “la mayoría de puestos afectados se cubran con programas de bajas voluntarias y medidas internas de reskilling”, y añadió que “con las reinversiones en áreas estratégicas de crecimiento [apuntó directamente a la inteligencia artificial empresarial]”, la compañía esperaba finalizar este año “con una plantilla similar a los niveles actuales”.

Según CompTIA, que rastrea las tendencias de empleo en la industria tecnológica, las ofertas de trabajo en inteligencia artificial o que requieren habilidades de IA aumentaron en aproximadamente 2.000 de diciembre a enero, a 17.479, informa Bloomberg.

Esto indicaría que aunque las empresas del sector están eliminando algunos puestos de trabajo, también están contratando agresivamente en otros. Según la citada organización, hubo 33.727 ofertas de trabajo activas en enero, el mayor aumento mes a mes en 12 meses. “Siento que la mayoría de los despidos ya se han producido y que las empresas van a empezar a recuperarse, aunque todavía es muy incierto”, aseguró a la citada agencia Bert Bean, CEO de la empresa de personal Insight Global. Espera que el mercado siga así durante aproximadamente los próximos dos trimestres, “hasta que la Reserva Federal realmente salga y comience a recortar los tipos de interés”. El mercado mira ya a junio para que esto ocurra.

Thomas Vick, experto en este sector de la empresa de contratación Robert Half, asegura a Les Echos que en esta nueva ola de despidos se garantiza que se salvarán varios perfiles muy buscados: especialistas en IA y aprendizaje automático, desarrollo de software y ciberseguridad. “Los trabajadores que tienen estas cualificaciones se encuentran en una muy buena posición en el tenso y exigente panorama tecnológico”, añade este experto, que apunta que el 69% de los directivos del sector tecnológico contratarán este semestre.

Pese a este dato positivo, el estigma de los despidos en la industria tecnológica parece haberse disipado, dándose un vuelco a lo que ocurría hace apenas unos años en Silicon Valley. Ahora el mandato desde las cúpulas de estas empresas es claro: hacer más con menos.

Los recortes de empleos rara vez, eso sí, se están atribuyendo directamente a los avances en la automatización, pues las empresas están todavía atravesando las primeras fases de integración de los grandes modelos lingüísticos en sus operaciones. Así lo asegura la publicación especializada en tecnología Techtarget, que recuerda que ChatGPT-3, el pionero en iniciar la revolución de la inteligencia artificial generativa, existe desde hace poco más de un año. Pese a ello, pocos voces dudan del potencial que tiene esta tecnología para alterar el mercado laboral de manera importante en el medio plazo. Muchos empleados empiezan a sentir que sus puestos corren peligro si no aprenden a aprovechar la IA.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Marimar Jiménez
Redactora senior en la sección de Empresas de CINCODIAS. Sigue la actualidad del sector de tecnologías de la información y del ecosistema emprendedor español. Antes de incorporse al diario en 2000 trabajó en Actualidad Económica y los suplementos Futuro y Negocio en EL PAIS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_