Compañías

Google se suma al tsunami de despidos en las tecnológicas: 12.000 empleados afectados

Como resultado del final de la era dorada que supuso el covid para este tipo de empresas, en solo 20 días de 2023, el sector tecnológico ha destruido el equivalente a una tercera parte de todos los puestos eliminados a lo largo de todo 2022

Despidos tecnológicas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Los recortes de empleo por el final de la era dorada del covid (para este tipo de empresas) se aceleran dentro del sector tecnológico a medida que los gigantes que faltaban por sumarse también toman medidas. Si el jueves Microsoft anunció el cese de 10.000 trabajadores, cerca del 5% de la plantilla de la empresa, este viernes, Alphabet desveló que despedirá a 12.000 empleados, el 6% del total del grupo.

Según el comunicado con el que Alphabet dio la noticia, la reducción se extenderá a lo largo de toda la firma. Es decir, se repartirá entre todos los países en los que Google tiene presencia. Los datos de la página especializada en recabar información sobre despidos en tecnológicas, Layoffs.fyi, muestran que los 12.000 afectados de los que prescindirá la matriz de Google dan a la compañía el triste honor de haber ejecutado el segundo mayor recorte de personal que ha habido hasta el momento en números absolutos. El primero lo hizo, por ahora, Amazon, con sus 18.000 despidos.

Ya en 2022 el sector tecnológico acometió un gran número de ceses. Los recortes de personal en el sector habrían afectado en concreto a 153.937 personas el año pasado, según Layoffs. En los pocos días que van de 2023, la cifra ya alcanzaría los 50.815 despidos ejecutados por 134 empresas distintas. En menos de un mes, esta actividad ha anunciado el equivalente a un tercio de todos los despidos que se produjeron a lo largo del año pasado.

Preguntados por cómo afectarían estos recortes a Europa y a España, el gabinete de comunicación de Google remitió a este periódico al comunicado que Sundar Pichai, el CEO de Alphabet, emitió al respecto. En él, no hay datos concretos que den respuesta a la pregunta.

Aunque no resuelva la duda, las palabras del consejero delegado dan una clave importante para entender el por qué suceden este gran número de expulsiones. “Durante los dos últimos años, hemos sido testigos de un periodo de crecimientos dramáticos. Para ajustarnos a ese crecimiento, contratamos personal para adaptarnos a una realidad económica diferente a la actual”. Con otras palabras. Tras la era dorada que supuso el covid para las tecnológicas, ahora, una economía más débil, con anunciantes más cautos, hacen que el aterrizaje hacia niveles de negocio más normalizados esté siendo especialmente duro. Según datos de Reuters recogidos por MacroYield, las cinco grandes empresas tecnológicas aumentaron sus empleados un 45% en 2020 y un 20,55% en 2021.

“Asumo la completa responsabilidad de las decisiones que nos han llevado a este punto. Son momentos importantes para redirigir nuestro foco, rediseñar nuestros costes y dirigir nuestro talento y capital a nuestras mayores prioridades”, escribía Pichai en el documento.

Hasta el momento, el gigante de las búsquedas había sido de las pocas grandes tecnológicas que había esquivado la reducción de personal. Ahora, el desafiante entorno económico, la caída en los ingresos publicitarios y la competencia con Microsoft y Amazon en su negocio de cloud computing han precipitado los acontecimientos.

Despidos con beneficios

Los últimos resultados disponibles de la matriz de Google, los correspondientes al tercer trimestre de 2022, detallan la marcha de las cuentas de la compañía. Las cuentas están lejos de ser las de una compañía en serios apuros.

En el acumulado hasta septiembre del año pasado, Alphabet había ingresado 206.788 millones de dólares, un 13,42% más que en el mismo periodo del año 2021. Los costes fueron de 150.106 millones de dólares, un 19,62% más. Con todo, Alphabet tenía hasta septiembre unos beneficios de 46.348 millones de dólares, lo que implicaba una caída del 16,32%.

Las cuentas dan fe de ese rápido crecimiento que había experimentado el gigante de las búsquedas. A cierre de septiembre de 2022, Alphabet tenía una plantilla total compuesta por 186.779 empleados, un 24% más que en el mismo periodo de 2021.

En el comunicado que anuncia los despidos, Pichai cuenta que el futuro de Google pasa, entre otras cosas, por la inteligencia artificial. “Tengo confianza en la gran oportunidad que tenemos por delante gracias a nuestra fortaleza, al valor de nuestros productos y servicios, así como por nuestras pioneras inversiones en inteligencia artificial. Para cumplir nuestro potencial, tendremos que tomar decisiones difíciles. Por ello efectuamos un riguroso análisis de todas nuestras áreas y funciones para asegurar que nuestra gente está alineada con nuestras prioridades como compañía”, comentó Pichai. 

La cotización de Alphabet muestra que los inversores acogen de forma positiva la noticia. Según Bloomberg, las acciones subirían alrededor de un 4%. Este porcentaje implica que la capitalización de Google se ha elevado cerca de 50.000 millones de dólares. 

Un negocio replanteado por el riesgo a quedar obsoleto

Los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, han revisado recientemente la estrategia de inteligencia artificial (IA) de la compañía debido a la preocupación que genera el chatbot de OpenAI, ChatGPT, y su empleo en los buscadores.

Los planes aprobados y las ideas aportadas por Page y Brin se dirigen a la implementación de más características de chatbot en el buscador, como han informado fuentes conocedoras de las reuniones a The New York Times.

El gran temor en el gigante tecnológico es que el desarrollo de estas inteligencias artificiales de conversación terminen por dejar obsoletos a los buscadores de información, el principal negocio de Alphabet. Con ellos, en vez de navegar entre distintas opciones, los usuarios solo tendrían que limitarse a formular una pregunta para que el robot les de una respuesta.

A modo de preparación para el desafío que se le presenta con este tipo de tecnología, Google ya ha desarrollado su propio modelo conversacional avanzado, Language Model for Dialogue Applications (LaMDA), aunque según refiere Europa Press, no se plantea por el momento implementarlo en su Buscador.

Normas
Entra en El País para participar