_
_
_
_
_

Telefónica cierra su ERE en España con una adscripción cercana al 100%

El acuerdo contempla la salida de 3.421 empleados en sus grandes filiales españolas. De no alcanzarse la cifra con bajas voluntarias, la operadora prevé despidos forzosos

Sede de Telefónica.
Sede de Telefónica.EDUARDO PARRA (Europa Press)

Telefónica cierra esta noche el plazo de adscripción para su expediente de regulación de empleo (ERE) en las tres grandes filiales españolas, incluidas en el convenio de empresas vinculadas (CEV), para un total de 3.421 personas, cerca del 20% de la plantilla de estas divisiones. A las 19:30 de este jueves, la compañía no había comunicado el alcance total de solicitudes de bajas voluntarias, puesto que el periodo de adscripción concluye a las 23:59 y la solicitud puede realizarse a través de la vía telemática.

Fuentes del sector creen que la compañía alcanzará la cifra acordada con los sindicatos, puesto que, en estos procesos, durante los últimos días, es habitual que los trabajadores con opciones de entrar en el plan presenten su solicitud.

En su última actualización, realizada el pasado martes, la compañía comunicó a los sindicatos que las adscripciones superaban las 2.800, en torno al 82% del total planteado.

Otras fuentes del sector señalan que la compañía podría no alcanzar el total pactado a través de bajas voluntarias, si bien superará la media de los planes de bajas de los últimos años. En este escenario, Telefónica tiene la opción de llevar a cabo despidos forzosos en las áreas denominadas excedentarias por edad.

En este caso, entre los afectados figurarían empleados que han cumplido o están cerca de los 65 años, que no se han marchado en anteriores planes de bajas voluntarias, y que están en instalaciones en provincias en las que no hay apenas trabajo, por la derivación de tareas a las subcontratas, y que la empresa quiere cerrar. Precisamente, en octubre pasado, Telefónica anunció un plan para cerrar un total de 108 edificios en toda España para aligerar su cartera inmobiliaria, especialmente en la división de Operaciones Red y TI (ORTI). Un área que afronta profundos cambios con el apagado de la red de cobre, que tendrá lugar en abril, tras la migración de los clientes a la red de fibra.

Condiciones

En el actual ERE, las personas nacidas en 1968 recibirán un 68% del salario regulador hasta los 63 años y un 38% hasta los 65 años. Los nacidos en 1967, 1966, 1965 o 1964, un 62% del salario hasta los 63 años y un 34% hasta los 65, años, con una prima por voluntariedad de 10.000 euros. Finalmente, los nacidos en 1963 o anteriores, percibirán un 52% del salario hasta los 63 años y un 34% hasta los 65 años, también con una prima por voluntariedad de 10.000 euros.

La operadora comunicó el impacto en sus cuentas del ERE. Telefónica estimó una provisión de 1.300 millones de euros, sin impacto en caja, si bien, con unos ahorros anuales promedio de gastos directos de 285 millones a partir de 2025. La empresa afirmó que el impacto en generación de caja será positivo desde este mismo año, al igual que la captura de ahorros, puesto que la salida de empleados tendrá lugar desde este mismo trimestre. Las salidas comenzarán el 29 de febrero, aunque el ERE permanecerá abierto hasta el 31 de marzo de 2025.

Telefónica está inmersa en una situación de cambios, especialmente tras la entrada de Saudi Telecom Company (STC), con la compra de un 9,9% del capital, y tras el anuncio del Gobierno para que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) compre hasta un 10% del capital. La acción vuelve a vivir momentos difíciles. Este jueves, las matildes han caído un 0,22%, hasta 3,58 euros.

Reducción del empleo en los grandes grupos

El ERE de Telefónica es el último gran ajuste realizado por las grandes operadoras europea en los últimos años ante el deterioro de las cuentas. Según el último informe realizado por la patronal europea de operadores de redes de telecomunicaciones (ETNO), sus integrantes han reducido sus plantillas totales un 10% entre 2019 y 2022, pasando de 550.000 a 493.000 empleados.

Durante el pasado año, las principales telecos europeas anunciaron más de 80.000 despidos. Entre otros ajustes destaca el anuncio de BT, que prevé reducir su plantilla en 55.000 personas, en torno al 42% del total, incluyendo proveedores, hasta el final de la década, como consecuencia de la digitalización y automatización de los procesos. En la misma línea, el grupo Vodafone anunció la pasada primavera la salida de 11.000 empleados, en torno a un 11% del total, durante los próximos tres años.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_