_
_
_
_
_

La gran banca española ganó más que nunca en 2023: superó los 26.000 millones de beneficios, un 26% más

Las cinco entidades principales impulsan sus ganancias, casi la mitad cosechadas en España, gracias al repunte de los ingresos por las alzas de tipos del BCE

Gran Banca en 2023 Gráfico
Belén Trincado Aznar

Los grandes bancos españoles cerraron un 2023 para enmarcar. Entre las cinco entidades principales —Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Banco Sabadell y Bankinter— ganaron 26.088,1 millones de euros, un 25,96% más. Esto es, una cifra nunca antes alcanzada de forma agregada a la que se ha llegado gracias al impulso de los ingresos tras la abrupta subida de tipos del Banco Central Europeo (BCE) en el último año y medio en su lucha contra la inflación. Así como a una contención de costes generales y de los depósitos, con una remuneración del ahorro de los clientes que sube a menor ritmo que el precio de los préstamos.

De los seis grupos financieros que cotizan en el Ibex, solo falta por comunicar sus resultados Unicaja, que lo hará el próximo martes. De las ganancias anotadas por los cinco grandes, se cosecharon en España 11.428,1 millones de euros. Es decir, el beneficio en el país se ha disparado un 52,8% más y supone casi la mitad del total. Ante este repunte esperado del resultado, el Gobierno impuso un impuesto extraordinario, en principio temporal por dos años, pero luego prorrogado por un tercero y con el compromiso de hacerlo permanente.

En el primer año, entre estos cinco bancos pagaron casi 1.050 millones de euros, un abono que se elevará hasta alrededor de los 1.400 millones en este ejercicio, según los cálculos de las propias entidades. El sector ha discrepado sobre la tasa desde el inicio y lo ha recurrido en los tribunales. Pese a ello, el Ejecutivo parece haber ganado el debate en la calle y la banca ya asume que el gravamen se mantendrá en el tiempo. Eso sí, reclama al menos algunos cambios “para evitar el carácter discriminatorio que tiene”, apuntan fuentes financieras.

De los bancos que ya han presentado, el Santander es el que más beneficios se anotó el año pasado: 11.076 millones de euros, un 15,31% más. Es decir, el grupo que preside Ana Botín rebasó por primera vez (y con creces) la barrera simbólica de los 10.000 millones. Le sigue el BBVA, con un resultado de 8.019,1 millones, un 22,25% más. Para los dos grupos, que son los de mayor tamaño por su amplia presencia internacional, rompieron su mayor resultado fijado un ejercicio antes.

Tras ellos queda CaixaBank, la entidad con más volumen de negocio en España, donde concentra el grueso de su actividad. En 2023 ganó 4.816,1 millones, un 53,93% más, que no es su mejor cifra de siempre por el atípico 2021 y los extraordinarios apuntados entonces por la absorción de Bankia. Mientras que el Sabadell obtuvo 1.332,2 millones de beneficios, un 55,15% más en un ejercicio histórico para la entidad vallesana. Solo en España superó la barrera de los 1.000 millones de ganancias.

En el último escalón queda Bankinter, el primero en presentar sus números hace una semana: ganó 844,8 millones, un 50,8% más. Junto con CaixaBank, por tanto, son las únicas entidades que no ha registrado números récord. En Bankinter se debe igualmente a unos ingresos extraordinarios apuntados en 2021 por la escisión y salida a Bolsa de la aseguradora Línea Directa. Entonces, el grupo obtuvo un beneficio de 1.333 millones de euros.

Todavía más para 2024

Pese a estos guarismos, el sector confía en que 2024 sea todavía mejor. Con un avance mucho más moderado, pero esperan ganar algo más. “Si 2023 ha sido bueno, 2024 va a ser aún mejor”, avanzó Botín. Y su homólogo en el BBVA, Carlos Torres, cree que ocurrirá lo mismo en su banco: “El beneficio, en nuestra opinión, seguirá creciendo”.

Entre los motivos para el optimismo destaca que los ingresos todavía tienen que crecer algo, especialmente en el primer semestre, ya que falta por repreciar una parte pequeña de la cartera a tipo variable a nivel actual del euríbor, superior al de hace un año. Además, prevén mantener a raya los costes, principalmente el de los depósitos, y reducirán otros, como el de las aportaciones a los fondos de resolución y de garantía de depósitos.

Así, sostienen que el margen de intereses podrá crecer otro poco, tras un repunte del 19,8% de forma agregada en 2023, hasta los 83.400,1 millones. Si se mira solo España, este guarismo se disparó un 44,1%, hasta los 26.969,1 millones. Esto se explica por el impacto en el Viejo Continente del cambio de la política monetaria del BCE, que se diluye en el global dado el negocio que tiene la gran banca española en países como Brasil, México, Estados Unidos y el Reino Unido, entre otros.

Con estos ingredientes, las entidades creen que el margen de clientes se estabilizará en los niveles actuales, por encima del 3%. El que se apunta un mejor diferencial entre lo que le cuestan los depósitos y el rendimiento del crédito es CaixaBank (3,58%). Le siguen el Santander (3,46%), BBVA (3,42%), el Sabadell (3,23%) y Bankinter (3%). Para este 2024 esperan que la rentabilidad de los préstamos crezca lo mismo o un poco más que el incremento que registre el coste del pasivo. Es decir, ya se ha alcanzado el pico o subirá de forma muy moderada.

Salto de la rentabilidad

El fuerte repunte del beneficio se basa en dos factores. Por un lado, los ya citados ingresos disparados. Y, por otro, una rentabilidad sobre capital tangible (ROTE) que ha mejorado en 3,72 puntos porcentuales de media. El líder destacado en esta métrica es Bankinter, con un 18,15%, una de las mejores cifras de Europa. El grupo que todavía dirige María Dolores Dancausa, que pasará el testigo a Gloria Ortiz en marzo como consejera delegada de la entidad, ha elevado esta métrica en casi cinco puntos porcentuales y medio.

Bankinter ha arrebatado así la plaza de banco español más rentable a BBVA. En el caso del grupo que preside Carlos Torres mejoró el ROTE al 17%, casi dos puntos porcentuales más. Le sigue CaixaBank (15,62%), que es la entidad que más ha incrementado su rentabilidad (casi seis puntos porcentuales), el Santander (15,06% con una mejora de 169 puntos básicos) y el Sabadell (11,49%, tras un avance de casi cuatro puntos).

La solvencia es otra de las cifras relevantes del sector que los bancos han impulsado de forma notable en 2023. Cada una de las entidades de la gran banca ha superado la barrera del 12%, el límite que sitúan los financieros a partir del cual existe exceso de capital. El que se anotó una ratio mayor es el Sabadell (13,21%). Le sigue el BBVA (12,67%), CaixaBank (12,38%), Bankinter (12,3%) y Banco Santander (12,26%).

Por volumen de exceso de capital sobre el 12% destaca el BBVA, con algo más de 2.400 millones, y el Santander, con alrededor de 1.600 millones de euros. Banco Sabadell, por su parte, se apunta casi 950 millones. Y CaixaBank unos 880 millones, aunque ya ha anunciado que recomprará acciones propias en el primer semestre por el exceso sobre el 12%. Eso sí, el sector pone en cuarentena estas cifras y prefieren ser cautos, ya que a comienzos del año que viene habrá cambios por Basilea IV, lo que elevará los requerimientos de capital.

Más eficientes

La morosidad, contra todo pronóstico, se ha mantenido estable en niveles bajos. En el año, solo ha crecido 4 puntos básicos de media. El banco que más aumentó su tasa de impagos fue el Sabadell, que pasó del 3,41% al 3,52%. Pese a ello, sigue muy lejos del 13,62% que alcanzó en España el sector en su conjunto durante la Gran Recesión, en diciembre de 2013. Bankinter destaca en esta métrica, al anotarse solo una mora del 2,11%, casi al mismo nivel que un año antes (2,10%). “El comportamiento de la morosidad ha sido más sano de lo que se anticipaba”, reconocía este jueves César González-Bueno, consejero delegado de Banco Sabadell.

Así, con los ingresos disparados y unos costes contenidos, el sector financiero ha mejorado ampliamente su nivel de eficiencia. El que se apuntó una ratio inferior (cuanto más baja, mejor) fue Bankinter, con un 37,34% tras rebajar la cifra en casi siete puntos porcentuales. Le sigue CaixaBank (40,9%), el BBVA (41,7%), el Sabadell (42,59%) y el Santander (44,1%). Los expertos consideran que un banco empieza a ser eficiente cuando este indicador está por debajo del 50%, por lo que los principales grupos españoles están en ese rango y con margen tras los ajustes realizados en la última década.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez
Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_