_
_
_
_
_

Paz en Iberia: los 8.000 empleados del ‘handling’ van a una empresa de IAG y habrá 1.727 bajas incentivadas

La creación de una nueva operadora de servicios en tierra evita la subrogación de buena parte de la plantilla a otras compañías

Aviones de Iberia Express atendidos por personal de Iberia Airport Services en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
Aviones de Iberia Express atendidos por personal de Iberia Airport Services en el aeropuerto de Madrid-Barajas.Claudio Álvarez

Acuerdo in extremis entre los sindicatos e Iberia para el cierre de la crisis del handling (servicios de asistencia en tierra). La aerolínea evitará nuevas huelgas y la salida, vía subrogación, de miles de trabajadores después de que UGT, CC OO y USO, en el comité intercentros, hayan votado a favor de la propuesta que estaba sobre la mesa desde mediados de enero: la creación de una compañía de handling con nueva marca, 100% propiedad de IAG y con mayoría de la propia Iberia. Allí irán a parar los 8.000 trabajadores de Iberia Airport Services. Su actividad principal será, igualmente, la prestación de servicios de asistencia en tierra tanto a terceras aerolíneas como a la flota de las marcas de IAG. Iberia también ha ofrecido un plan de estabilidad del empleo.

El presidente de la aerolínea, Fernando Candela, ha valorado un acuerdo con los sindicatos que permitirá “construir juntos un futuro sostenible”. Iberia Airport Services ya no lo era, a juicio de la matriz. Desde su punto de vista, “se ha generado una oportunidad donde había una crisis”. La nueva empresa de handling “garantiza la viabilidad y competitividad del negocio y asegura también que los trabajadores de Iberia sigan desarrollándose profesional y personalmente dentro del grupo IAG. Es un acuerdo responsable con el que ganamos todos y con en el que, de la mano con los trabajadores, damos un paso histórico al frente en el negocio del handling en España”, ha zanjado el ejecutivo.

Fuentes de UGT explicaron que la solución final a más de tres meses de tensión fue propuesta por el Gobierno, que intermedió en diciembre entre las partes.

La de este viernes era la jornada definitiva para poner fin al conflicto. La compañía había asegurado, antes de trascender el pacto, no tener más tiempo para comunicar a Aena si decidía prestar atención a la flota de las distintas marcas de IAG con personal propio (autohandling), para lo que veía necesario crear el nuevo operador, o lo haría contratando a empresas externas. La urgencia de la decisión afectaba a los empleados de Iberia Airport Services en los aeropuertos de Bilbao, Málaga y Alicante.

Estos tres forman parte del ramillete de ocho de los mayores aeropuertos de la red de Aena en que Iberia perdió, el pasado mes de septiembre, sus licencias para ofrecer el handling a terceras aerolíneas. Los primeros traspasos de las licencias se producían en los tres aeropuertos citados, mientras que el resto son Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca, Ibiza, Tenerife Sur y Gran Canaria. La compañía tiene en esas infraestructuras más de 3.000 empleados de handling, de los que gran parte estaban abocados al salto a otros operadores ganadores de licencia, a través de la figura de la subrogación, si Iberia no optaba por el autohandling.

La empresa de IAG había dado un ultimátum a los sindicatos para que aceptaran su plan de mantener el empleo trabajando para sí misma, tal y como permite la normativa aeroportuaria, y para Vueling, Level, British Airways y Aer Lingus, todas ellas del grupo IAG. El proyecto había sido rechazado una y otra vez por CC OO, UGT y USO, que reclamaban una solución para los 3.000 empleados de los ocho aeropuertos perdidos y no para toda la plantilla. Finalmente, pasan todos a la nueva marca y lo hacen manteniendo las condiciones del convenio de Iberia Airport Services, con lo que conservan sus derechos. Esto incluye los sistemas de progresión y antigüedad; billetes gratuitos y con descuento; pluses de nocturnidad y festividad; el plan festivo de Navidad; vacaciones adicionales por antigüedad, o los planes de retribución flexible, entre otras conquistas.

Además, se mantiene en pie el ofrecimiento de 1.727 bajas incentivadas hasta el 31 de diciembre de 2026, con prejubilaciones a partir de los 56 años e indemnizaciones para los de menor edad que se presenten al ajuste de forma voluntaria. Iberia insiste en que las salidas serán cubiertas, de forma gradual, con nuevas contrataciones. Y es que, la nueva compañía de handling tiene vocación de salida a Europa y Latinoamérica.

El proyecto, en definitiva, busca un recorte del coste salarial con la marcha de veteranos y la entrada de nuevo personal. Esa mejora de la estructura de costes era clave para la empresa una vez que había perdido las sinergias que ofrecía poder trabajar para otras 90 aerolíneas en todo el país.

Fin de plazo

Las negociaciones entre Iberia y los sindicatos agotaban ya todas las prórrogas posibles. De vuelta a la mesa de diálogo, tras una huelga de cuatro días en torno a la fiesta de Reyes, las partes han precisado dos extensiones de plazo, por parte de Aena, en busca de un acuerdo previo a que Iberia comunique al gestor aeroportuario su decisión sobre quién atenderá a sus aviones en pista.

Esa incertidumbre, que ha afectado al 10% de la operativa en la red de aeropuertos, ha generado dificultades en el traspaso de licencias y la puesta en marcha de los nuevos servicios. Tras el concurso fallado por Aena el 26 de septiembre, Iberia ganó permisos para atender a terceras aerolíneas en 29 aeropuertos (cambia ocho grandes por Almería, Murcia, Zaragoza, Valladolid, Burgos, Huesca, Logroño y Salamanca); la belga Aviapartner se llevó 15; Groundforce se alzó con 12 de las mejores plazas de la red, y la escocesa Menzies trabajará en siete.

Iberia ha insistido ante sus trabajadores en que su nueva posición en el mercado del handling precisaba crear una nueva empresa “dotada de la competitividad suficiente y que garantice la rentabilidad exigida por el grupo bajo las condiciones de precio de mercado justo, con el fin de atender a todas las compañías de IAG”. La empresa habla ahora de un pacto que garantiza un futuro sostenible, competitivo y rentable para la actividad del handling. Con licencia en 29 aeropuertos para trabajar para terceros y la decisión de prestar el autohandling en las ocho plazas perdidas, la nueva empresa de IAG seguirá teniendo presencia en toda la red de Aena.

El acuerdo incluye la creación de un centro de excelencia de formación profesional, ubicado en la sede madrileña de La Muñoza, junto al aeropuerto de Barajas.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_