_
_
_
_
_

Hania Angelina: “En Airbus vemos que todo el diseño en los aviones a hidrógeno o eléctricos ha de ser nuevo”

La directora mundial de Laboratorios Transversales y Prototipos de Airbus buscará nuevos ecosistemas de innovación en India y China con la apertura de dos nuevos centros de la red ProtoSpace

Javier Fernández Magariño
Hania Angelina, responsable mundial de Laboratorios Transversales y Prototipos de Airbus.
Hania Angelina, responsable mundial de Laboratorios Transversales y Prototipos de Airbus.Pablo Moreno

El banco de pruebas de bajo coste y muy alta incidencia de Airbus, ProtoSpace, cumple diez años de prototipado rápido. Su responsable, Hania Angelina (Madrid, 1982), trabaja a caballo entre los cinco centros en Europa, uno de ellos en Getafe (Madrid), en los que se incuban y aceleran ideas de cualquiera de los ingenieros del grupo aeronáutico. Esta ingeniera industrial habla de las ventajas de anticipar riesgos, pero también de abrir puertas a la iniciativa en un grupo que se dice disruptor. El reto es extender la red de ProtoSpace a la India y China en busca de nuevos ecosistemas de innovación.

Pregunta: ¿Es posible la innovación abierta en un contexto de máximo celo con la propiedad industrial y de constante guerra tecnológica entre EE UU y China?

Respuesta: Por supuesto. Si no fuera así no habría avance en un mundo en el que hay que reinventarse continuamente. Airbus es una empresa innovadora per se, que ha saltado de un proceso de innovación evolutiva, o incremental, a la búsqueda de la disrupción. Pasar, por ejemplo, del actual concepto de aviación hacia la movilidad aérea del futuro, con el taxi aéreo, precisa altas dosis de creatividad y, muchas veces, modelos de colaboración y redes de innovación abierta con socios estratégicos.

P: ¿ProtoSpace sería un ejemplo de colaboración abierta, pero de puertas adentro?

R: Se cumple el décimo aniversario de Protospace, concebido como un laboratorio de experimentación que albergara ideas rompedoras y creara entornos colaborativos. Este banco de pruebas está abierto para que los empleados propongan sus visiones, y tecnologías como la impresión 3D, la capacidad de prototipado o la electrónica de bajo coste se ponen al servicio de las mismas ahorrando tiempo y costes hasta el momento de la prueba. Hoy los ingenieros de Airbus pueden explorar la viabilidad técnica de conceptos e ideas, por muy locas que parezcan, de un modo sencillo y ágil. ProtoSpace tiene especial valor en la aceleración de procesos a través de la prueba.

P: ¿Cómo ve el inmediato futuro de la aviación?

R: Airbus debe moverse a la velocidad del cambio que demanda el planeta. Tenemos cubierto el concepto de llevar viajeros de un punto a otro con distintos segmentos de avión, y afrontamos retos como la movilidad aérea en pequeñas distancias o la descarbonización. Si no, otros medios de transporte ya existentes subirán posiciones. Los trabajos sobre el uso del combustible sostenible de aviación (SAF), con posibilidad de un 100% en los motores en 2030, o sobre el avión a hidrógeno, son nuestro presente.

Hania Angelina posa en la planta de Airbus en Getafe (Madrid).
Hania Angelina posa en la planta de Airbus en Getafe (Madrid).Pablo Moreno

P: ¿Cómo apoya ProtoSpace la elaboración de un producto?

R: Le daré ejemplos. El SIRTAP [dron de vigilancia desarrollado por Airbus España y la CIAC colombiana] forma parte de un programa militar con proceso de diseño, validación y ejecución de cada uno de los sistemas que terminan formando un avión. Nosotros estamos entrando desde el principio como laboratorio de experimentación y prototipado. De este modo vemos si es viable lo que se busca como producto final, creando una maqueta física que valida, o no, el boceto digital. Es ahí donde se ve, por ejemplo, si la ruta de cables y demás tuberías es la adecuada. Cosas como esa se comprobarían mucho después sin el prototipado y el impacto de las rectificaciones sería costoso en tiempo y dinero.

Ahora hablamos con los encargados del nuevo avión táctico, el FMTC, para convertirnos en un acelerador de cada decisión que se toma de forma temprana. Y trabajamos en el futuro A350 a hidrógeno para afrontar el reto de la disipación del calor ante una fuel cell [pila de combustible] que alcanza altas temperaturas.

P: ¿Tienen calculado ese ahorro en coste y tiempo?

R: El valor de ProtoSpace es intangible porque anticipamos el riesgo, y es difícil cuantificar el ahorro por algo que no ocurre. En el área de Aviación Comercial tenemos experiencias como la de la campaña de ensayos en vuelo del A350. El año pasado hubo un problema en la belly fairing [panza del avión] que hacía inviables las pruebas si se buscaba la solución entre los proveedores. Y fue ProtoSpace, desde Ingaterra, Francia y Getafe, el que construyó la parte de la pieza que faltaba para que pudieran finalizar los ensayos. ¿Cuál es el impacto en costes de no terminar una campaña de ensayos en vuelo? ¿Cómo afecta a las entregas? ProtoSpace, orientada a la anticipación y a la exploración de nuevas ideas, es estratégico para Airbus.

P: ¿Este laboratorio se mueve más por la regulación, por nuevas tecnologías o en clave comercial?

R: Lo que nos mueve es la necesidad de lo que llamamos cliente interno: Defensa, Comercial o Helicópteros. Ellos marcan la prioridad.

P: ¿Qué área es más disruptiva en Airbus?

R: La de Aviación Comercial, por cuestiones de legislación y certificación, permite innovar más en tiempo real. Pero el gran cambio se aprecia en la movilidad urbana, donde se está apostando por desarrollos de propulsión totalmente innovadores.

P: ¿Ve una fácil convivencia entre aviones, drones, aerotaxis y demás aparatos en el aire?

R: Deberá ser así. El reto es burocrático y de normativa, porque tecnológicamente es factible. Habrá que ver cómo configurar la DGT del aire.

P: Está claro el papel del prototipado en la concepción del producto final, ¿también entran en la mejora del proceso industrial?

R: A ProtoSpace vienen ingenieros, pero también tenemos bluecollars [trabajadores de fábrica] de las líneas de producción.

P: ¿Cambiará mucho el diseño de los futuros aviones eléctricos o a hidrógeno?

R: Tendrá que hacerlo. En este tipo de aviones vemos que todo ha de ser nuevo, empezando por la propulsión. Y en dos o tres años se definirá cómo será el exterior entre tres opciones que ya maneja Airbus.

P: ¿Qué planes de expansión tiene ProtoSpace?

R: Operamos en cinco centros en las plazas de Airbus en Alemania, Francia, Inlaterra y España. El basado en Getafe se enfoca en la fabricación, y todos tienen la vocación de ser el vehículo habilitador de la transformación por la que pasa Airbus. En el análisis de nuestras competencias vimos que había una brecha en las digitales, y Airbus India es fuerte en esa parcela, por lo que vamos a abrir un ProtoSpace en Bangalore este febrero. En China implantaremos otro ProtoSpace vinculado a la línea de montaje final de Aviación Comercial en Pekín. Allí hay un enorme ecosistema externo de chips y electrónica de bajo coste que no tenemos en Europa.

La responsable de ProtoSpace durante la entrevista con Cinco Días.
La responsable de ProtoSpace durante la entrevista con Cinco Días.Pablo Moreno

P: ¿De qué prototipo de ProtoSpace se siente especialmente orgullosa tras estos diez primeros años de trayectoria?

R: De muchos, pero el verdadero éxito es que la organización cuente con esta forma de experimentar y tener impacto en la aceleración de proyectos y de valor.

P: ¿Ve conectada la universidad con una industria como la aeronáutica?

R: La verdad es que el sector industrial, en general, y la universidad están demasiado lejos. Aquí tenemos varias iniciativas con la Carlos III o con la Politécnica por las que acordamos una serie de créditos para traer estudiantes a ProtoSpace y que trabajaran en prototipos que podíamos externalizar. Les sirvió a ellos y también valió para que Recursos Humanos estudiara cómo iban evolucionando sus habilidades. También tenemos proyectos con colegios, como Discovery Science, a través de la Fundación Airbus, en los que adaptamos contenidos aeronáuticos a clases de niños de infantil hasta el instituto. Se trata de despertar vocaciones por la industria y que entiendan el uso y el porqué de lo que están estudiando.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_