_
_
_
_

Iberia logra que Aena le quite el límite temporal para lograr un pacto sobre el ‘handling’ con los sindicatos

El gestor aeroportuario arranca los contactos con el resto de las prestadoras de servicios en tierra para conocer los contratos con las aerolíneas

Javier Fernández Magariño
Uno de los aviones de Iberia atendido por los equipos de tierra en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
Uno de los aviones de Iberia atendido por los equipos de tierra en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

La intensa negociación entre Iberia y los sindicatos mayoritarios en Iberia Airport Services, su filial de servicios en tierra (handling), ha obtenido una nueva prórroga de Aena, totalmente excepcional, para favorecer la paz social en los aeropuertos. El margen para el diálogo estaba agotado porque a las 16:00 horas el gestor aeroportuario ha abierto la comunicación con las operadoras de handling, tal y como ordena el procedimiento, para tener constancia de sus contratos con las aerolíneas, en cada uno de los aeropuertos, y saber quién opta por atender sus aviones con personal propio (autohandling). Iberia no aparece con proveedor alguno de servicios en tierra, lo que también se da en los casos de Vueling, Iberia Express, British Airways y Aer Lingus, todas ellas de IAG.

El tiempo extra para Iberia, que no ha sido limitado por el momento por el gestor aeroportuario, se debe a la creencia de que el acuerdo es más que posible, por lo que IAG cursó esta mañana la petición de mayor plazo al gestor aeroportuario para contratar los servicios a pie de pista o decidirse por el autohandling. Aena ha respondido afirmativamente unos minutos antes de las 16:00 horas, después de que esta mañana ya hubiera suspendido las reuniones en los comités de usuarios de cada uno de los aeropuertos, en los que ya debían haberse declarado los contratos de handling.

Fuentes de Iberia comentan que “se continuará negociando con los sindicatos para tratar de cerrar un acuerdo que permita la creación de una nueva empresa dentro de IAG que garantice un futuro para el negocio y para los trabajadores”.

El plazo adicional otorgado por Aena es posible porque Iberia tiene efectivos para no desatender su flota ni la del resto de IAG con operaciones en España. Es decir, Iberia Airport Services prestará el autohandling mientras no indique lo contrario.

El tira y afloja entre Iberia y el tándem formado por CC OO y UGT fue encauzado el pasado 9 de enero, después de cuatro jornadas de huelga en el handling de la compañía que motivaron, entre el 5 y el 8 de este mes, la suspensión de 444 vuelos del grupo Iberia y complicaron la gestión de miles de maletas de viajeros.

El ministro de Transportes, Óscar Puente, había revelado esta mañana, durante una intervención en el Nueva Economía Forum, su esperanza sobre la consecución de un acuerdo: “El Gobierno está siendo todo lo proactivo que puede. Espero un acuerdo que sea bueno para los trabajadores e Iberia”, señaló. Transportes fracasó en una mediación previa a los paros ante lo enconado del conflicto.

El diálogo, antes y después de la huelga, se ha centrado en la exigencia sindical de la prestación del autohandling, tal y como permite la regulación aeroportuaria y hacen aerolíneas como Ryanair y Easyjet. Con ello se mantiene buena parte de los 3.000 trabajadores afectados por la pérdida de licencias para prestar servicios en tierra a terceros, por parte de Iberia, en ocho grandes aeropuertos: Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca, Alicante, Málaga, Bilbao, Ibiza, Gran Canaria y Tenerife Sur. Entre los de mayor calado, Iberia solo mantuvo su presencia para poder trabajar para terceros en Madrid-Barajas. Una situación que emana de los resultados del concurso fallado por Aena el pasado 26 de septiembre, en el que referencias como la belga Aviapartner y la escocesa Menzies ganaron posiciones hasta ahora de Iberia.

Lo que ha intentado la empresa hasta esta misma tarde, y aún mantiene, es que los representantes de la plantilla aceptaran la creación de una nueva firma de servicios en tierra, 100% del grupo IAG y en la que Iberia tuviera mayoría en el capital. Con ello, se mantenía el actual convenio y quedaban garantizadas las condiciones salariales, la antigüedad y demás derechos consolidados. El importante matiz que se convirtió en una línea roja para UGT y CC OO es que esa solución cubre a los 8.000 empleados del handling de Iberia y no solo, como demandaban las centrales, a los de los ocho aeropuertos en que la empresa debe traspasar sus licencias.

La dirección de Iberia también ofrece un plan de bajas incentivadas y prejubilaciones, estas últimas para mayores de 56 años, para un total de 1.727 empleados. Se trataba de dar salida al personal con más antigüedad y mejores sueldos para contratar nuevos trabajadores que permitieran rebajar el salario medio.

El handling de rampa fue otorgado por Aena con licencias por siete años, en los que las operadoras se repartirán unos 5.000 millones en ingresos. Iberia ganó permisos en 29 aeropuertos (cambia ocho grandes por Almería, Murcia, Zaragoza, Valladolid, Burgos, Huesca, Logroño y Salamanca); la belga Aviapartner se llevó 15, Groundforce se alzó con 12 de las mejores plazas de la red, y la escocesa Menzies trabajará en siete.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_