_
_
_
_

La batalla del ‘handling’ va a una reunión definitiva entre Iberia y los trabajadores desde las 13:00 horas

El plan sigue pasando por centenares de bajas junto a la prestación del servicio con personal propio, pero bajo el paraguas de una nueva empresa

Un operario de Iberia Airport Services atiende a uno de los aviones de Iberia.
Un operario de Iberia Airport Services atiende a uno de los aviones de Iberia.
Javier Fernández Magariño

La dirección de Iberia y los 13 miembros del comité intercentros mantienen un encuentro definitivo desde las 13:00 horas para tratar de acabar con la guerra del handling. La empresa, explican fuentes sindicales, ha llamado al pleno del comité de Iberia Airport Services, después de las idas y venidas en las posiciones, tanto anoche como esta misma mañana.

A las 23:59 horas de ayer vencía, de facto, el plazo ofrecido por Aena a todas las compañías aéreas para comunicar la elección de operador de handling, o si optaban por atender a sus aviones con personal propio. Iberia ha necesitado tiempo extra para tomar la decisión. De hecho, se han suspendido las reuniones en los comités de usuarios en cada uno de los aeropuertos, previstas para esta mañana. Pero, en principio, el plazo no se extiende más. A las 16:00 se recopilan los contratos de handling en un encuentro entre la patronal Aseata y la propia Aena.

Fuentes sindicales afirmaron a última hora de ayer que “Iberia se mantiene en la posición de la creación de la empresa de handling para todos los aeropuertos” y que se trabaja para aproximar las posiciones. El ministro de Transportes, Óscar Puente, ha señalado esta mañana durante una intervención en el Nueva Economía Forum que espero un acuerdo: “El Gobierno está siendo todo lo proactivo que puede. Espero un acuerdo que sea bueno para los trabajadores e Iberia”.

Tras una serie de jornadas en las que los representantes de la plantilla y la empresa estuvieron lejos de un entendimiento, fuentes cercanas a la mesa de negociación explican que la propuesta de Iberia vuelve a incluir centenares de bajas incentivadas y la prestación de servicios en propio tanto en los ocho aeropuertos en que Iberia ha perdido la licencia para ofertar el handling a otras compañías aéreas y en el resto de la red. Sería a través de una empresa 100% de IAG y con idéntico convenio que el de Iberia.

En el entorno de Aena no se esconde la inquietud ante el riesgo de un nuevo conflicto laboral entre el personal de Iberia tras la huelga de cuatro jornadas que motivó la suspensión de 444 vuelos y problemas en la gestión de miles de maletas entre el 5 y el 8 de enero. En principio, no debería haber una escalada en el conflicto, según las fuentes consultadas.

El concurso de licencias del handling a terceros, fallado por Aena el 26 de septiembre, dejó a Iberia, hasta entonces líder del sector, sin permisos en Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca, Alicante, Málaga, Bilbao, Ibiza, Gran Canaria y Tenerife Sur. Entre los grandes solo mantuvo Madrid-Barajas.

Más de 3.000 de los 8.000 efectivos de Iberia Airport Services se veían forzados, a través de la subrogación, a pasar a las empresas que han ocupado el lugar de Iberia, esencialmente Menzies y Aviapartner. Un cambio de casa que causó rechazo desde el primer minuto e hizo que los sindicatos exigieran la prestación del autohandling en las plazas perdidas, después de protagonizar una disputa estéril contra Aena y el resultado del concurso.

Pero trabajar con personal propio en exclusiva para la flota de IAG no es rentable, según ha venido argumentando Iberia, al perderse las sinergias de poder ofertar el handling a otras compañías. La aerolínea ha tenido hasta ahora un ramillete de más de 90 clientes de sus servicios en tierra en España.

En este punto, el de la exigencia del autohandling, se ha mantenido un tenso pulso durante semanas. Y la solución final parece pasar por que Iberia, bajo el paraguas de IAG, mantenga a la mayor parte del personal posible.

Base para un acuerdo

Iberia ya había ofertado previamente la puesta en marcha de una empresa de handling, 100% de IAG y controlada por la aerolínea madrileña, que sirviera de paraguas a toda la plantilla. Además, puso sobre la mesa un plan de bajas incentivadas y prejubilaciones para 1.727 empleados. Se trataba de dar salida al personal con más antigüedad y mayores sueldos para contratar nuevos trabajadores que permitieran rebajar el salario medio. Esta oferta no convenció a UGT y CC OO, y fue rechazada en el comité intercentros con el argumento de que la solución no debía alcanzar a todo el personal sino a los equipos en los aeropuertos perdidos. De nuevo sobrevolaba una amenaza de huelga.

El handling de rampa fue otorgado por Aena con licencias por siete años, en los que las operadoras se repartirán unos 5.000 millones en ingresos. Iberia ganó permisos en 29 aeropuertos (cambia ocho grandes por Almería, Murcia, Zaragoza, Valladolid, Burgos, Huesca, Logroño y Salamanca); la belga Aviapartner se llevó 15, Groundforce se alzó con 12 de las mejores plazas de la red, y la escocesa Menzies trabajará en siete.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_