_
_
_
_
_

La inversión en startups cae un 42% en España, a 1.462 millones, pero hay signos de resiliencia

Pese al retroceso se coloca como el cuarto país europeo en número de empresas financiadas, según un informe de Atomico

Jonas Andrulis, fundador y CEO de Aleph Alpha, y Arthur Mensch, cofundador y CEO de Mistral AI.
Jonas Andrulis, fundador y CEO de Aleph Alpha, y Arthur Mensch, cofundador y CEO de Mistral AI.Getty Images

La retirada internacional de inversores ha impactado en la captación de fondos por parte de las startups españolas y de toda Europa. Se espera que la inversión tecnológica en el Viejo Continente alcance los 45.000 millones de dólares este año, un 45% menos que en 2022. Pese al dato negativo, se trata del tercer mejor año desde los picos de 2021 y 2022, cuando se invirtieron 100.000 y 82.000 millones de dólares, respectivamente, según el informe State of European Tech 2023 de la firma de capital riesgo Atomico.

En España, la inversión también retrocederá un 42% hasta los 1.600 millones de dólares (unos 1.462 millones de euros), pero la cifra muestra “ciertos signos de resiliencia”, al ser un 21% más alta que en 2020. Pese a la tendencia bajista en toda Europa, España ostenta la cifra más alta del sur del Continente en término de inversión, superando a países como Italia y Portugal. Y es ya el cuarto país de Europa en número de startups financiadas, consolidando su posición en el escenario tecnológico europeo.

El informe destaca que el sector en Europa ha logrado estabilizarse tras dos años turbulentos y ha iniciado un proceso de recuperación, como demuestra el hecho de que este año se han creado más startups en Europa que en EE UU (14.000 frente a 13.000). Si bien es cierto que las startups tecnológicas estadounidenses tienen un 40% más de probabilidades de asegurar con éxito la captación de capital en los primeros cinco años desde su creación. A nivel mundial, España ocupa el sexto lugar en creación de startups, contribuyendo con el 4% del total de nuevas empresas.

A pesar de la recesión macroeconómica global, el valor total del ecosistema tecnológico europeo asciende actualmente a 3 billones de dólares, igualando la cifra máxima alcanzada en 2021. “El repunte en los mercados públicos [salidas a Bolsa] y el constante flujo de nuevas empresas que comienzan y recaudan capital privado por primera vez son los impulsores clave detrás de esta recuperación en valor”, indica a CincoDías Tom Wehmeier, head of Intelligence de Atomico y coautor del informe.

Atomico pronostica que la inversión en startups tecnológicas en todo el mundo ascenderá este año a 258.000 millones de dólares y Europa recibirá un 17% más que la media. “Europa va camino de captar el 37,5% de la financiación que estimamos recibirá EE UU (120.000 millones de dólares)”, continúa Wehmeier. “Es importante recordar, además, que el nivel total de financiación en Europa ha aumentado un 18% en comparación con 2020, mientras en otras regiones ha disminuido en el mismo periodo”, añade.

Wehmeier señala que no están decepcionados con la inversión alcanzada en Europa, pues creen que 2021 (e incluso la primera mitad de 2022) fue un periodo de crecimiento insostenible. “La cifra de 45.000 millones la valoramos más como un ajuste que como un colapso”, dice. Y achacan la caída de este año a la retirada “casi completa” de los inversores estadounidenses, que antes invertían sumas enormes en la etapa de crecimiento de las empresas emergentes europeas. “La situación macroeconómica ha afectado a estos inversores y ha hecho que pierdan interés y se retiren. Esto no será un problema siempre que nos aseguremos de mantener un ecosistema de inversores estable, propio e independiente”.

Un año negro para ‘unicornios’

Los principales desafíos para los emprendedores este año han sido el acceso a capital, hacer nuevos clientes y los tiempos de conversión de ventas más largos. El ejecutivo de Atomico detalla que el 80% de los emprendedores consultados afirma que le ha resultado más difícil levantar capital este año y que ha tenido que ajustar sus expectativas para las rondas de financiación. Las rondas a la baja se han vuelto más comunes, y se ha registrado una notable reducción en las rondas a partir de 100 millones de dólares en Europa, contabilizándose 36 frente a las 163 de 2022 y las 200 de 2021.

El número de unicornios (startups con un valor superior a los 1.000 millones de dólares) se ha ralentizado este año. “Probablemente, 2023 sea el año en el que emerjan menos unicornios europeos de la última década. Hasta finales de octubre solo se habían creado siete, entre ellos DeepL, Helsing.ai, Synthesia o Quantexa”, apunta Wehmeier, que también justifica esta situación a que los inversores estén invirtiendo sumas más pequeñas.

Los venture capital (VC) también se han enfrentado a desafíos. Los dos más importantes: las mayores dificultades para recaudar fondos (7.400 millones de dólares durante la primera mitad del año frente a los 24.000 millones en todo 2022), algo que prevé se repita en 2024, y las oportunidades de salidas/liquidez. “Ha habido pocos exits frente a años anteriores, lo cual es negativo, porque las salidas suponen una oportunidad para ellos de obtener liquidez”, comenta Wehmeier.

El informe muestra que se han registrado fusiones y adquisiciones por un valor de 36.000 millones de dólares este año. Y la mayoría de estos acuerdos ha sido de menor envergadura, con un valor inferior a 100 millones de dólares.

El directivo de Atomico añade que, en este momento, los rendimientos de VC a un año son negativos tanto en Europa como en EE UU, debido a rondas a la baja, cancelaciones y reducciones de valor. Sin embargo, a largo plazo, “continúan siendo sólidos”. A lo largo de dos décadas, los venture capital europeos han mostrado, según el informe, un rendimiento superior, superando en la mayoría de los casos a los referentes de los VC estadounidenses, las adquisiciones europeas y las acciones públicas.

Inversores más selectivos

Una de las conclusiones del estudio es que los inversores han adoptado un enfoque más selectivo, con cantidades medias invertidas más modestas. Sin embargo, también advierte que el capital disponible en el ámbito tecnológico europeo ha alcanzado su punto máximo histórico, llegando a los 108.000 millones de dólares.

El coator del estudio recuerda que los mercados de OPI estuvieron muy tranquilos este 2023, con solo tres salidas a Bolsa de más de 1.000 millones de dólares: ARM, el proveedor alemán de infraestructuras en la nube Ionos Group y CAB Payments. Entre los tres, su capitalización de mercado es de unos 53.800 millones de dólares, un valor que proviene casi en su totalidad de la primera. “Pero tenemos esperanza de que las salidas a Bolsa se vuelvan más activas a lo largo del próximo año”, dice.

Respecto a dónde han estado las oportunidades en el sector este año, el informe revela que los inversores han mostrado entusiasmo por las startups del sector Carbono y energía de Europa, que abarca la tecnología climática, que captaron el 27% del total de la financiación en Europa, más que cualquier otro sector (incluido el de las fintech y el software), triplicando su participación en comparación con 2021.

Igualmente, los inversores se están mostrando expectantes por ver hasta dónde puede llegar la inteligencia artificial en Europa, “un tema central en rondas de financiación abultadas como la de Aleph Alpha y en la fase semilla de muchos proyectos”, señala Wehmeier. Según el estudio, el 11% de las rondas de menos de cinco millones de euros las han protagonizado startups de IA en Europa. Y, a pesar de la disminución general en los niveles de financiación, este año 11 empresas centradas en la inteligencia artificial han captado megarrondas de 100 millones de dólares o más.

Despidos y atracción de talento

El informe de Atomico ofrece datos positivos y negativos en cuanto al empleo en el sector. Así, revela que el número total de empleados tecnológicos ha aumentado año tras año en Europa, “lo cual es positivo”. En los últimos cinco años, la fuerza laboral del sector tecnológico en Europa ha experimentado un notable crecimiento, pasando de los 750.000 empleados a más de 2,3 millones en la actualidad. En el caso de España, la cifra total supera los 126.000 empleados, 25.000 más que hace un año.

Pese a ello, en lo que va de año, las empresas tecnológicas con sede en Europa han ejecutado aproximadamente el 10% de los despidos globales. “Estos alcanzaron su punto máximo en mayo, pero desde entonces han disminuido. Aún así es probable que 2024 aún traiga ciertos desafíos en este sentido, aunque somos optimistas y pensamos que es un problema que se ha estabilizado”, dice Wehmeier.

Aunque el ejecutivo de Atomico cuenta que no tienen cifras específicas de despidos por país en el informe de este año, “sí sabemos que los sectores que más están atrayendo talento en toda Europa son la sostenibilidad/clima y la salud”. El estudio también destaca cómo en la última década el número de profesionales dedicados a la inteligencia artificial también ha experimentado un aumento diez veces mayor, superando actualmente la cantidad de profesionales cualificados residentes en EE UU. En el caso de España, más de 9.000 personas trabajan en puestos relacionados con IA.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Marimar Jiménez
Redactora senior en la sección de Empresas de CINCODIAS. Sigue la actualidad del sector de tecnologías de la información y del ecosistema emprendedor español. Antes de incorporse al diario en 2000 trabajó en Actualidad Económica y los suplementos Futuro y Negocio en EL PAIS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_