_
_
_
_

La alianza de FCC y CPPI se examina con la refinanciación de 600 millones de deuda

La mitad de la carga financiera de Medio Ambiente vence en diciembre con el fin de plazo de un bono verde

Javier Fernández Magariño
El empresario mexicano Carlos Slim, accionista de control de FCC.
El empresario mexicano Carlos Slim, accionista de control de FCC.Pablo Monge

El departamento financiero de FCC se ha dejado tarea para la vuelta de las vacaciones. El grupo tiene un 26% de su deuda bruta de 5.150 millones con vencimiento a corto plazo, y el principal reto, la refinanciación de un bono de 600 millones en la última parte del ejercicio, supone una prueba para la división de Medio Ambiente.

Fuentes del mercado apuestan por el lanzamiento de un nuevo bono, pero va a depender del clima financiero, porque la empresa también dispone de munición para amortizar toda, o en parte, esa deuda.

El grupo que controla Carlos Slim dio cabida en la filial de servicios urbanos, el pasado junio, a uno de los mayores fondos de pensiones del mundo, el canadiense CPP Investment, que se hizo con el 24,99% por 965 millones (la operación está sujeta a diversas autorizaciones). La renovación de la deuda de 600 millones en bonos podría convertirse en un nuevo examen del mercado a la estrategia de compartir inversiones (también el beneficio) con socios financieros, como sucedió con la venta de una porción del negocio de gestión del agua (Aqualia) a la australiana IFM.

“La entrada del nuevo accionista [en FCC Medio Ambiente] permitirá reforzar el posicionamiento y desarrollo estratégico de la filial, sus áreas y zonas geográficas de actividad”, argumenta la empresa española. En la nota que FCC remitió a la CNMV el 1 de junio, se afirmaba que los casi 1.000 millones captados con el acuerdo con CPPI se utilizarían para “atender las oportunidades estratégicas y las necesidades corporativas del grupo FCC”. Parte de esa hucha, hasta 400 millones, irá a cubrir la auto opa por el 7% lanzada por la empresa a un precio de 12,50 euros por acción. En el mercado no se descarta que otra porción sea utilizada para bajar la deuda, incluida la de Medio Ambiente.

A la conclusión del primer semestre, esa división tira de los ingresos y del ebitda de FCC. Aporta 1.884 millones en ventas (un 43,6% del total) y 294 millones de resultado bruto de explotación (un 40,2%), pero también es uno de los brazos que carga con más deuda neta. Aqualia soporta 1.703 millones, por los 1.386 millones que hay en la mochila de Medio Ambiente.

La renovación prevista del que fue uno de los primeros bonos verdes entre las grandes firmas de infraestructuras coincide con la contratación de una póliza de crédito por idéntico importe al del vencimiento, de 600 millones, por parte de FCC Servicios Medio Ambiente Holding.

La financiación del área que va a compartirse con CPPI está basada en dos bonos verdes emitidos en diciembre de 2019, además de los 100 millones que cuelgan de la actividad en Reino Unido. La deuda con bonistas tuvo como destino el repago de créditos con el grupo, además de cubrir proyectos con reducción de emisiones, que atajan vertidos de residuos en vertederos o que promueven iniciativas de economía circular.

El bono que vence en cuatro meses tiene una remuneración anual del 0,815%, hoy fuera de mercado. El segundo bono de Medio Ambiente, por importe de 500 millones, paga un 1,661% anual y expira en 2026. Las dos emisiones, cotizadas en el mercado no regulado de la Bolsa de Irlanda, están garantizadas por FCC Medio Ambiente y FCC Ámbito.

Además de atender a una de las dos remesas de títulos de deuda, FCC debe renovar el programa de papel comercial emitido en la Bolsa de Irlanda tanto por la matriz (600 millones desde noviembre de 2018) como por FCC Medio Ambiente (400 millones desde julio de 2020).

Así es el principal motor de actividad del grupo de Carlos Slim

Tareas. Casi un 80% de los ingresos de FCC Medio Ambiente se deben a la prestación de servicios de recogida, tratamiento y eliminación de residuos, así como a la limpieza de vías públicas. El 20% restante procede de otras actividades medioambientales urbanas, como son la conservación de zonas verdes o del alcantarillado.

Expansión.  FCC está presente en 3.700 municipios españoles, en los que presta servicios a una población de más de 32 millones de habitantes. En Reino Unido está enfocada al tratamiento, recuperación y eliminación de residuos urbanos, llegando a 16 millones de habitantes. Su actividad internacional se extiende a Austria, Chequia y EE UU. Este último destino es estratégico, con la participación en el ciclo integral de la recuperación de residuos urbanos para 11 millones de personas.

Reserva de trabajo. La cartera de ingresos de Medio Ambiente supera los 13.150 millones, con más de 5.200 millones firmados en el exterior.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_