_
_
_
_
_

Sabadell y Santander inician la rebaja de comisiones en la banca y reavivan la guerra por el cliente

Las entidades flexibilizan los requisitos para eximir de los cobros tras disparar márgenes

Comisiones banca gráfico
Belén Trincado Aznar
Ricardo Sobrino

Sabadell y Santander inician la rebaja de comisiones en la banca española y reavivan la guerra por el cliente. Las dos entidades se han apresurado a aplicar rebajas en las comisiones que cobran a los clientes particulares dentro de la batalla del sector por captar nuevos clientes.

En realidad, más que un recorte o eliminación de las comisiones, las entidades han flexibilizado los requisitos que solicitan para considerar a un cliente como vinculado y, por tanto, eximirle de estos cobros. Durante la etapa de seis años en la que los tipos de interés se mantuvieron en cero o negativo, los bancos encontraban una gran dificultad para generar ingresos por su negocio tradicional, que es conceder crédito.

En ese contexto, de forma generalizada, la banca elevó las comisiones y algunos servicios que se prestaban tradicionalmente de forma gratuita o con un reducido coste empezaron a incrementar su precio, especialmente para los clientes menos vinculados, es decir, aquellos que tenían contratada una cuenta de ahorro, pero apenas interactuaban con la entidad.

Mantener las cuentas y los saldos acumulados en ellas generaba un coste que lastraba la ya escasa rentabilidad de las entidades. Así, empezó a ser habitual que los bancos exigieran varios requisitos, como la contratación de productos de inversión, seguros, la domiciliación de la nómina y de varios recibos para eximir del pago de comisiones.

Sin embargo, en los últimos meses las entidades han dado un giro a esa política. En julio de 2022, el banco Central Europeo (BCE) puso fin a la etapa de tipos cero y acometió una senda de alza de tipos que ha llevado a elevar las tasas hasta en ocho ocasiones desde entonces. Esa política monetaria ha provocado que los bancos recuperen los ingresos y hayan disparado márgenes, de forma que ya no tienen tanta presión por generar ingresos a través de comisiones.

Desde entonces, Sabadell ha pasado de contar con un 39% de clientes que pagaban comisiones a solo un 11% en un año. En BBVA, el 80% de los clientes está exento de pagar comisiones. Y en Santander, el 55% de los clientes en España están vinculados al banco, por lo que tampoco pagan comisiones.

Las fuentes financieras consultadas destacan que a las comisiones son una de las tasas que más rechazo causan entre los clientes. Y una vez recuperado el negocio, los bancos buscan retener y captar clientes con políticas de bajas comisiones. El objetivo de las entidades es que el negocio que les proporciona el cliente sea suficiente para, al menos, cubrir el coste que supone para el banco mantener la cuenta de ahorro.

“Vamos a cobrar menos comisiones. Las comisiones son los cobros que menos les gusta a los clientes. Si mantienen su cuenta corriente con una remuneración baja o sin remuneración es porque esperan recibir unos buenos servicios. Entonces, el primer objetivo de cara a la satisfacción del cliente es la reducción de comisiones”, expresó el consejero delegado de Sabadell, César González-Bueno, el pasado mes de enero, durante la presentación de resultados anuales del banco.

“Las comisiones han bajado en los últimos años. Hay que recalcar que estamos en un mercado muy competitivo y vamos a tomar decisiones en lo que el mercado vaya haciendo”, apuntó, por su parte, el CEO de Santander, Héctor Grisi.

Esa rebaja se ha venido reflejando también en las cuentas de resultados de los bancos. Mientras los ingresos se han disparado a doble dígito impulsados por el margen de interés a raíz de las citadas subidas de tipos de interés, los ingresos por comisiones se ha mantenido contenidos o incluso han caído en un contexto en el que han aumentado la actividad, sobre todo en la suscripción de fondos de inversión y contratación de seguros, según explican fuentes de los bancos.

Igualmente, se da la circunstancia de que la banca española es la que menor volumen de comisiones cobra respecto a la Unión Europea (UE), según los datos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA). Mientras en los bancos nacionales las comisiones representan en torno al 30% de los ingresos totales, la media de las entidades de la UE se sitúa en el 55%. En los países del entorno económico comparable la diferencia es todavía mayor. Para la banca alemana el 51,5% de los ingresos procede de las comisiones, para las entidades italianas el 53,5% y para las francesas el 55,5%.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Ricardo Sobrino
Graduado en filología italiana y en periodismo. Redactor de la sección Empresas especializado en información bancaria y finanzas. Canterano de CincoDías, se incorporó al periódico en verano de 2018.

Más información

Archivado En

_
_