_
_
_
_
_

Wallbox busca ampliar capital en 92 millones tras el recorte de su plantilla

La compañía quiere destinar ese dinero a “la financiación de gastos de capital, capital de trabajo, producción, investigación y desarrollo y posibles adquisiciones”

El consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción.
El consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción.Gaspar J. Ruiz Lindberg

La empresa catalana Wallbox, especializada en carga de vehículos eléctricos y gestión de energía, ha anunciado este martes que quiere captar hasta 100 millones de dólares (casi 92 millones de euros, al cambio actual) mediante la emisión de nuevas acciones de clase A, con derechos políticos y económicos.

Wallbox ha informado de que los recursos que busca obtener con esta operación los quiere destinar a “la financiación de gastos de capital, capital de trabajo, producción, investigación y desarrollo y posibles adquisiciones”, entre otros. Wallbox no ha especificado qué cantidad de acciones piensa emitir, pues ha alegado que ello dependerá “de las condiciones del mercado, las necesidades de capital de la empresa y los beneficios previstos para la empresa y sus accionistas”, entre otros factores.

“Las ventas pueden realizarse a los precios de mercado vigentes en el momento de la venta, a precios relacionados con los precios de mercado vigentes o a precios negociados y, en consecuencia, los precios de venta pueden variar”, ha añadido la compañía. Las entidades financieras Canaccord Genuity y Oppenheimer actuarán como parte vendedora.

Wallbox, que tiene sus oficinas centrales en Barcelona y cotiza en la bolsa de Nueva York, perdió 62,8 millones de euros en 2022, un 72% menos con relación a 2021, en parte debido a cambios en la valoración de los warrant (derechos de compra sobre las acciones por parte de la compañía). A su vez, facturó 144,1 millones, más del doble que en el ejercicio precedente, y registró unas pérdidas operativas de 138,8 millones, un 159% más, en un contexto de crecimiento, aunque por debajo de lo esperado. La empresa se ha visto afectada por la crisis de la automoción por la escasez de microchips, que ha frenado el crecimiento previsto de venta de vehículos eléctricos y por consiguiente de cargadores. Por ello, ha llevado a cabo un ERE con el que ha dado salida a 96 personas, lo que se incluye en una serie de medidas para reducir costes y con las que espera un ahorro anual de 50 millones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_