_
_
_
_

Wayne Griffiths (Seat): “El futuro es eléctrico y eso significa que el futuro de nuestra compañía es Cupra”

El directivo asegura que la firma Seat apostará por la micromovilidad urbana

El presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, junto al Cupra UrbanRebel.
El presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, junto al Cupra UrbanRebel.Europa Press News (Europa Press via Getty Images)
Manu Granda

Cupra está ganando peso a pasos agigantados dentro de Seat. La marca prémium supuso el año pasado el 40% de los ingresos del fabricante de origen español, según ha informado la compañía este miércoles durante la presentación de sus resultados. En 2022, la empresa facturó 10.500 millones, la segunda mayor cifra de la historia de Seat, pese a que las entregas cayeron un 18,1% (incluyendo ambas firmas) por la escasez de microchips, hasta las 385.600 unidades. Para este año, Cupra prevé representar más del 50% de la cifra de negocios de Seat. “El futuro es eléctrico y eso significa que el futuro de nuestra compañía es Cupra”, ha asegurado Wayne Griffiths, presidente de ambas marcas pertenecientes al grupo Volkswagen.

El fabricante ha celebrado la vuelta a los beneficios después de dos ejercicios, con unas ganancias netas de 68 millones de euros. Una cifra que ha sido posible por el aumento de ingresos por coche vendido gracias a Cupra, una marca más cara que Seat. Muestra de ello es que, desde el lanzamiento de Cupra en 2018, los ingresos por vehículo han pasado de 14.450 euros a 19.920 euros de media en 2022, lo que supone un incremento del 38%.

Todo esto explica que Seat se esté centrando en el desarrollo del portfolio de Cupra, para la que hay dos modelos propios en el mercado (el Born y el Formentor, además de adaptaciones de modelos Seat como el León y el Ateca). En 2024, la firma lanzará el Terramar y el Tavascan, y en 2025 llegará el UrbanRebel, la joya de la corona que se producirá en Martorell (Barcelona) en la plataforma de vehículos eléctricos Small BEV. “2023 será el año en el que prepararemos nuestra mayor ofensiva de producto”, ha dicho Griffiths, quien ha indicado que Cupra analiza la posibilidad de aterrizar en el mercado norteamericano, lo que supondría un paso más en su internacionalización después de su arribo a mercados como México y Australia.

En cuanto a la marca Seat, Girffiths ha confirmado que el grupo piensa en convertirla en su marca de micromovilidad urbana. “Estamos contentos de recuperar el suministro de chips, hay una demanda muy elevada de modelos de Seat. Tenemos dos marcas que se complementan muy bien. En cuanto a la micromovilidad ya estamos ahí, estamos estudiando ampliar ese proyecto o hacer coches de micromovilidad para el futuro. Seat tiene que transformarse como marca, puede ser la marca del grupo que ofrezca movilidad eléctrica en entornos urbanos”, ha dicho el directivo.

Medio millón de coches producidos en Martorell

La compañía aspira a producir 500.000 vehículos eléctricos anuales en la fábrica de Martorell hacia el 2030. A partir de mitad de la década, el grupo ha confirmado que la planta barcelonesa empezará a hacer el ya mencionado UrbanRebel y el ID. 2all, el prototipo de la marca Volkswagen presentado la semana pasada en Hamburgo. Ambos serán vehículos cuyo precio de salida estará en torno a los 25.000 euros (el de la firma VW se situará por debajo). Además, la factoría aspira a una segunda plataforma de vehículos eléctricos, una posibilidad que el consorcio está analizando y que los sindicatos consideran clave para mantener el empleo en la fábrica.

“Durante esta década no tendremos capacidad para una segunda plataforma [en Martorell], pero seguiremos analizándolo para el futuro”, ha dicho Griffiths, que ha recordado que además de los eléctricos la factoría seguirá ensamblando modelos como el Formentor o el León.

La compañía pactó el año pasado con los sindicatos una reducción progresiva de plantilla de más de 1.300 personas para afrontar la llegada de los futuros modelos eléctricos (suponen una menor carga de trabajo que los de combustión). El coste de esta reestructuración ha sido de 244 millones, lo que ha lastrado el resultado de Seat. Griffiths ha señalado que el fabricante no prevé más reducciones de plantilla en los próximos años y que el objetivo “es mantener los puestos de trabajo”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

_
_