Martorell fabricará el compacto eléctrico UrbanRebel a partir de 2025

Será uno de los tres compactos 100% eléctricos que ensamblará la planta a partir de mitad de la década

El presidente de Seat y de Cupra, Wayne Griffiths, junto al modelo Cupra UrbanRebel.
El presidente de Seat y de Cupra, Wayne Griffiths, junto al modelo Cupra UrbanRebel.

El UrbanRebel será el compacto eléctrico de Cupra que se fabricará en la planta de Martorell a partir del año 2025, según confirmó este martes en Sitges el consejero delegado de Seat y Cupra, Wayne Griffiths. Este vehículo, cuyo prototipo se presentó en septiembre de 2021, se convierte así en el primer modelo confirmado de los tres compactos eléctricos que el grupo Volkswagen proyecta hacer en su factoría de Martorell sujetos a las ayudas del Perte del Vehículo eléctrico (los otros dos coches serán de las firmas VW y Skoda).

“El Cupra UrbanRebel será el mayor proyecto de nuestra compañía en los próximos años, ya que es clave para nuestra transformación en una marca totalmente eléctrica. Estamos liderando el desarrollo de la familia de vehículos que democratizará la movilidad urbana sostenible, para diferentes marcas dentro del grupo Volkswagen”, aseguró Werner Tietz, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de la marca prémium de Seat.

El UrbanRebel, que tendrá unos 4,03 metros de longitud, contará con una autonomía de hasta 440 kilómetros y será capaz de pasar de cero a 100 km/h en 6,9 segundos. Cupra resaltó que el vehículo integrará polímeros reciclados y materiales de base biológica, además de que para su fabricación se contará con métodos de impresión 3D. Es un coche que no solo se hará en Barcelona, sino que también se diseñará allí.

“Es más que un coche para Cupra. Es el modelo que democratizará la movilidad eléctrica urbana. Emocional, sexy, divertido de conducir y, al mismo tiempo, accesible, con él demostraremos que los coches eléctricos no tienen por qué ser aburridos. Así será el vehículo de entrada a nuestra futura gama”, aseguró, por su parte, Griffiths.

Desde la compañía remarcaron que la fabricación de este nuevo vehículo estará supeditada a la aprobación del proyecto para el Perte del vehículo eléctrico que presentó el grupo Volkswagen junto a otros 62 socios, en el que se contempla una inversión de 10.000 millones de euros en España, la mayor inversión industrial de nuestro país, según la calificó el CEO del grupo VW, Herbert Diess, a principios de mayo.

En ese monto se incluye la electrificación de las factorías de coches de Landaben (1.000 millones) y de Martorell (3.000 millones), además de otros 3.000 millones para la construcción de una planta de baterías en Sagunto, Valencia, de donde saldrán las baterías de los vehículos eléctricos que el consorcio alemán haga en España. Los restantes 3.000 millones correrán a cargo de sus socios en el proyecto del Perte.

Además de los tres compactos eléctricos de Martorell, el grupo planea hacer dos SUV eléctricos en Landaben, Navarra, también a partir de mitad de esta década.

Normas
Entra en El País para participar