_
_
_
_
_

Bonos y préstamos: pendientes de la guerra y las ventanas del mercado

Año turbulento en el mercado de capitales tras la invasión rusa, el alza del IPC, de los tipos y el encarecimiento de la financiación

Los más activos en el mercado de capitales en 2022

2022 supuso un cambió de paradigma en los mercados de capitales. De un entorno de precios bajos se pasó a uno de inflación disparada, de una economía globalizada a una vuelta a un nacionalismo promovido tras la invasión rusa en Ucrania y el aumento de la tensión geopolítica entre China y EE UU, resumen en CaixaBank.

Los bancos centrales reaccionaron rápidamente ante la inflación de dos dígitos. Las políticas monetarias restrictivas provocaron la desaceleración del crecimiento en las grandes economías y empezaron a contener la inflación, afirma Pablo Trueba, responsable europeo de préstamos sindicados en Santander.

El método

Clasificación. Utiliza los datos de Refinitiv, antes Thomson Reuters, al 31 de diciembre 2022.

Bonos. Se incluyen las emisiones en todas las divisas a partir de 50 millones de dólares, las de las filiales de los bancos, las titulizaciones y las que no han salido al mercado. Se ha elegido la categoría de bookrunner.

Préstamos. Consideran la participación prorrateada de cada banco en el crédito total y se ha optado por la categoría mandated lead arranger.

Líderes del mercado. Nacen de la suma de la actividad en bonos y de la de préstamos.

En cuanto a la actividad de crédito, el ejercicio se mantuvo plenamente abierto para las compañías españolas, con dos etapas bien diferenciadas. Un primer semestre con una tónica similar a 2021 y un contexto favorable a los prestatarios y un segundo semestre con una dinámica menos favorable en tipos y percepción de riesgo crediticio.

El volumen total, es decir, la suma del negocio de deuda y de la actividad prestataria, alcanzó en 2022 los 162.995 millones de euros, 10.296 millones menos que el ejercicio anterior.

Santander y BBVA revalidaron sus puestos en el podio del mercado de capitales, de acuerdo con la información elaborada por CincoDías con los datos de Refinitiv. Crédit Agricole alcanzó por primera vez el tercer lugar. Detrás, en la clasificación, varias firmas internacionales: Deutsche, BNP y JP Morgan. De las nacionales, la primera que figura es CaixaBank.

En cualquier caso, la financiación bancaria se mantuvo como la principal alternativa. “En los últimos meses observamos un rebalanceo de la financiación de las grandes empresas a favor del formato préstamo frente a bonos”, destaca Reyes Bover, responsable de crédito Europa en BBVA.

Esto se refleja en el crecimiento del 15% del negocio sindicado, que pasó de los 44.409 millones de euros en 2021 a cerrar 2022 en 50.902 millones. BBVA, CaixaBank y Santander encabezaron el medallero.

En opinión de...

"Los altos precios de la energía y el IPC obligarán al BCE a mantener una postura más agresiva que la Fed en 2023", asegura Pablo Lladó (Crédit Agricole)

"Observamos un rebalanceo de la financiación de las grandes empresas a favor del formato préstamo frente al de bono", comenta Reyes Bover (BBVA)

"Somos cautelosamente optimistas en cuanto a la evolución del mercado de préstamos", pronostica Francisco Chamel (Unicredit)

"Con la actual curva de tipos, anticipamos emisiones más focalizadas en plazos de 7 a 12 años", prevé Jorge Alcover (Goldman Sachs)

"Las compañías españolas van a seguir siendo un referente europeo en lo que a financiación verde se refiere", estima Manuel Puig (BNP)

"Los precios de los préstamos se van a ver presionados al alza este año en todo el rango de crédito y en toda Europa", señala Andrew Mason (Citibank)

El foco de atención de los inversores a lo largo del año han sido los datos de inflación y crecimiento, en busca de alguna pista tratando de anticiparse a movimientos futuros de la Reserva Federal estadounidense (Fed) y el Banco Central Europeo. Las emisiones de bonos se redujeron desde los 128.882 millones lanzados en 2021 a los 112.093 millones suscritos al cierre del pasado año, para una caída del 13%. Santander, Deutsche y JP Morgan lideraron las colocaciones.

“2022 ha sido un año turbulento marcado por la invasión rusa, la inflación creciente, alimentada por la reapertura económica tras la pandemia y los problemas en algunos segmentos de la cadena de suministros. El contexto de volatilidad durante buena parte del año obligó a los emisores a ser ágiles y flexibles para aprovechar las ventanas de emisión”, afirman en JP Morgan.

“Los volúmenes de emisión corporativa se han visto reducidos, especialmente las emisiones subordinadas, mientras en el sector público las expectativas de tipos en alza han favorecido volúmenes mayores en los primeros trimestres del año”, recuerda Jorge Alcover, director de mercado de capitales de Goldman Sachs.

“Los bonos con algún enfoque sostenible se han impuesto a los convencionales. Para 2023 creemos que las compañías españolas van a seguir siendo un referente europeo en lo que a financiación sostenible se refiere”, pronostica Manuel Puig, director de DCM de BNP para España y Portugal.

“La liquidez global se ha mantenido disponible en el mercado de préstamos. En un contexto de volatilidad, los aseguramientos volvían a tener valor para las compañías con rating más especulativos. En 2023 los precios se verán presionados al alza en todo el rango de créditos y en toda Europa. Los bancos se enfrentan a varios obstáculos en 2023 y a mayores costes de financiación”, prevé Andrew Mason, responsable de loans & leveraged finance de Citi para EMEA (Europa, Oriente Medio y África).

“A pesar de la creciente incertidumbre, somos cautelosamente optimistas, ya que se espera que los bancos bien capitalizados sigan ofreciendo liquidez, todo ello sujeto al impacto real de una potencial recesión en las empresas”, concluye Francisco Chamel, responsable de mercado de capitales para corporates en España y Portugal de UniCredit.

Previsiones La financiación de la transición energética marcará 2023

Sobre las tendencias, seguirán en línea de las de 2022, “la demanda de bonos verdes continuará en aumento debido a las crecientes preocupaciones sobre el cambio climático y a la necesidad de un desarrollo más sostenible”, avanza Pablo Lladó, director de mercado de capitales de Crédit Agricole (CA-CIB). “Si bien los requisitos para los emisores serán más exigentes”, señalan en CaixaBank.

 

Los elevados precios de la energía, la inflación y los costes de los bienes “obligarán al Banco Central Europeo a mantener una postura agresiva durante más tiempo que la Fed”, añade Lladó.

Respecto a los vencimientos de los cocos, en HSBC consideran “que habrá ventanas a lo largo de 2023 que sean lo suficientemente atractivas para refinanciarlos como las que han seleccionado Sabadell e Ibercaja”. “Los inversores tienen mucho interés en este tipo de activos por la rentabilidad mejorada que ofrecen y la solidez de los fundamentales de los bancos españoles en un entorno benigno de tipos y con ratios de solvencia elevados”, añaden.

Sobre la financiación en 2023, continuará también hacia la hoja de ruta de cero emisiones para 2050. “Vamos a seguir dando los pasos necesarios para alinear nuestra cartera con los objetivos climáticos internacionales”, pronostican en ING.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Begoña Barba de Alba

Periodista por vocación. Coordino la información no diaria de Cinco Días desde 2012: monográfico Aniversario, Pymes, Entorno, Fondos, Infraestructuras, Formación, Ciencia y Salud y muchos más. Con más de 38 años de experiencia en periodismo económico. Fundadora de La Gaceta de los Negocios y del Boletín de Bolsa e Inversión 16.

Normas

Archivado En

_
_